miércoles 11.12.2019
YA SON SIETE MESES CONSECUTIVOS EN íNDICES NEGATIVOS

2015 comienza técnicamente en deflación

En el mes de enero, la tasa anual ha caído cuatro décimas, para situarse en el -1,4 por ciento.

2015 comienza técnicamente en deflación

La caída de los precios se convierte en una incertidumbre para la recuperación real

El 2015 ha comenzado igual que terminó el pasado año en cuanto a los datos del IPC. Y es que la tasa anual en este mes de enero ha caído cuatro décimas, con respecto al mes anterior, para situarse en el -1,4%, tras el -1% registrado en diciembre, siendo la bajada de los precios de los carburantes determinante para explicar este descenso.

Esto significa que el año 2015 continúa con un balance de precios en negativo y son ya siete meses consecutivos en índices negativos y diecisiete meses con valores cercanos al 0 por ciento, consolidándose el riesgo de deflación en nuestro país.

Para la Secretaria General de UATAE, Maria José Landaburu el resultado en este inicio del año refleja que los precios viven la séptima tasa negativa, lo que sitúa a España técnicamente en deflación.

“La permanencia de datos negativos indica también que la recuperación económica anunciada evoluciona de manera desesperadamente lenta en cuanto a sus efectos sobre la economía real de las personas”

Landaburu insiste en que es “un dato que sitúa los precios en valores mínimos, en sintonía con una economía que no traslada a la realidad la incipiente mejor situación que apuntan algunos indicadores macroeconómicos”. Añade que, más allá del efecto que está teniendo la bajada de precios de los carburantes, lo verdaderamente preocupante es que estos valores negativos de los precios son consecuencia de una “demanda aún reducida”, a lo que se une la falta de crédito para autónomos y micro pymes y, por tanto, “de una pérdida de valor económico de los bienes y los servicios”.

Para Landaburu, “todo indica que este nivel mínimo de los precios se va a mantener durante los siguientes meses. No obstante, considera que hay elementos positivos como los últimos datos de ventas del comercio minorista, el crecimiento de la economía y los planes anunciados por el Banco Central Europeo que dotan de mayor liquidez a las economías europeas”.

Desde UATAE consideran que “la permanencia de datos negativos indica también que la recuperación económica anunciada evoluciona de manera desesperadamente lenta en cuanto a sus efectos sobre la economía real de las personas”.

Todo esto apunta a que la deflación es un “riesgo real que hay que evitar”, si bien considera que “ya estamos técnicamente en deflación”.

A juicio de la Secretaria General de UATAE, “ante las fuertes debilidades e incertidumbres de la economía española, es necesario mejorar las rentas de los españoles, especialmente de pensionistas, asalariados y autónomos, y garantizar el acceso al crédito en mejores condiciones, especialmente de las pequeñas unidades de producción y las familias,  para apuntalar el crecimiento de las demanda y la economía, crear empleo y alcanzar unos precios moderados aunque positivos”.

Comentarios