EN 2017 PRESENTA UNA EXPOSICIÓN DE SU OBRA

Xosé Cobas, treinta años de ilustración

Xosé Cobas es una de las figuras más importantes en el mundo de la ilustración gráfica de España.

Xosé Cobas [1] es una de las figuras más importantes en el mundo de la ilustración gráfica de España. Desde el 15 de diciembre hasta el 12 de febrero de 2017 presenta, en el Kiosco Alfonso de A Coruña, una exposición en la que se puede ver buena parte de su obra gráfica, en la que se observa la progresión realizada por el artista en los últimos treinta años, desde los dibujos iniciales con textos infantiles -luminosos y coloristas- hasta los trabajos más complejos de sus últimos libros, como “Cuadros  de una exposición” (Kalandraka).

Cobas nació en Negreira (A Coruña, 1953) hace poco más de sesenta años. Somos vecinos: yo también crecí en las tierras de Barcala. Aquel niño de aldea, atento y observador, que miraba el mundo con enorme curiosidad mientras aprendía a pintar con lápices de colores, siempre tuvo unha gran capacidad de observación y habilidad para el dibujo; pronto mostró una decido vocación artística. Supo, desde muy joven, que su vida iba a estar relacionada con la imagen y la pintura.

unnamed123Después de pasar por la Escuela de Artes de Santiago se inicia en el mundo de la pintura. Comienza a ilustrar de manera profesional en el año 1988 y desde 1991 es diseñador gráfico de la Diputación de A Coruña. Su implicación con la ilustración [2] comienza por azar, como tantas cosas en la vida. Conoció, en 1989, a su gran amigo Xabier Docampo que le propuso ilustrar un libro suyo (“La niña de agua y el príncipe de fuego”). Ahí comenzó un camino compartido que los llevó a publicar muchos libros juntos, hasta llegar al maravilloso “Libro de los viajes imaginarios” (Xerais, 2008) donde escritor e ilustrador hacen una exhibición de auténtica maestría. La colaboración continúa y aún dará, con toda seguridad, muy buenos frutos.

En la actualidad Xosé Cobas es un ilustrador de referencia en el panorama nacional. Es reconocido por la profesión y por el mundo editorial. Ha ilustrado centenares de libros con los más importantes escritores  y editoriales de nuestro entorno, y en su trabajo como diseñador gráfico en la Diputación de A Coruña ha hecho de todo: carteles, almanaques, marcapáginas, portadas. Toda esa obra, que ahora se puede ver en la exposición, tiene ya un sello de identidad, pues Cobas fue construyendo un estilo propio, creó un mundo personal, sutil y delicado, a veces onírico y surrealista, que lo hace reconocible a pesar de la evolución experimentada a lo largo de los años.  Cobas tiene una existencia tranquila y ordenada. Después del trabajo matinal en la imprenta de la Diputación dedica las tardes y las noches a la ilustración en su casa de Cambre. Esta exposición es una excelente muestra de tantos años (tantisimas horas) de trabajo, inspiración y talento. Estamos ante un artista consciente que trabaja con rigor e inteligencia, y que tiene una sensibilidad propia, una mirada original sobre el mundo, y una gran perseverancia.

Ha hecho numerosas exposiciones individuales y colectivas; viajó por el mundo por motivos relacionados con su obra; recibió numerosos premios en su tierra y en el extranjero; nuestro pintor ahora está muy solicitado, no es capaz de dar respuesta a las numerosas propuestas de escritores y editoriales que reclaman su colaboración. Pero, con todo eso, aun tiene ánimo y creatividad para iniciar otros caminos. Ahora está entusiasmado con un trabajo propio: un libro sin texto, sólo con ilustraciones, en el que pretende hacer una reflexión poética sobre la luz y el tiempo. En la exposición hay algunos cuadros de ese proyecto tan inusual. La luz y las sombras dibujan espacios llenos de misterio y sugestión: cada cuadro es, en sí mismo, un relato. Me recuerdan esas pinturas de Edward Hooper, con interiores en penumbra y personas solitarias (aunque aquí Cobas prescinde también de la figura humana). En eso anda nuestro autor, intentando capturar la luz. Como decía el citado Hooper, “mi deseo es pintar la luz del sol en la pared de una casa”. Pues eso. No dejéis de ver la exposición.

unnamed24


[1] Blog

[2] Su implicación con la ilustración