viernes 28/1/22
Busto de Teodosio I en la localidad segoviana de Coca (España), donado por Cándido López Sanz. (Wikipedia)

Teodosio nació en Hispania, en la ciudad de Cauca, la actual Coca o en Itálica o sus alrededores, sin tener seguridad en cuál de las dos nació. Su fecha de nacimiento es el once de enero del año 347 d.C.

Era hijo de un oficial militar, Teodosio el Viejo, conocido en la época como el comes Theodosius el Viejo. Éste fue un terrateniente hispano y uno de los generales más prestigiosos del emperador Valentiniano I.

Teodosio padre representaba el tipo del militar de alto rango en los últimos tiempos, eficaz en la lucha, enérgico, carismático, próximo a sus tropas, tan dispuestas en esta época a aclamar a sus jefes y elevarlos al frente del Imperio, que se había convertido en un coloso asediado dentro y fuera de sus fronteras que sólo se mantiene ya por la fuerza de las armas. Durante todo el siglo cuarto, los emperadores han vuelto a ser sobre todo los jefes de los ejércitos.

Acompañó a su padre a Britannia para ayudar a acabar con la Gran Conspiración en el año 368 d. C. Sin embargo, Teodosio el Viejo cae en desgracia y acabó siendo ejecutado. La razón de su retirada y la relación, si es que la había, entre él y la muerte de su padre no queda clara.

Fue comandante militar de Mesia, que era una provincia romana en el río Danubio inferior, en el año 374 d.C. Sin embargo, poco después, y alrededor de la época de la repentina caída en desgracia y ejecución de su padre, Teodosio se retiró a Hispania.

El historiador Amiano Marcelino define a Teodosio el Grande como dux efficacisimus, y sin duda lo era. Cuando ya es un general de probada capacidad, es enviado a Britania a sofocar una rebelión de escotos y pictos.

A la muerte de su padre, el joven Teodosio es ya un brillante militar. Ha combatido junto a él en Britania y Germania y ya en solitario ha encabezado una victoria contra los Sármatas.

Teodosio primero 4

En el año de la ejecución de su padre, de forma inesperada aunque perfectamente comprensible, abandona su cargo como jefe de los ejércitos de Moesia y se retira a Hispania, donde nació y tenía sus amigos y familiares.

No sabemos el lugar exacto al que se retiraría en Hispania, probablemente a una de las fincas de su padre, ahora suyas, o acaso a la de algún pariente, buscando el amparo familiar. Tal vez en las propiedades de un tío suyo, Materno Cinegio, a quien en los años siguientes tuvo oportunidad de demostrar una solidaridad y un afecto fuera de lo común.

Teodosio pasa tres discretos años en su tierra natal, que aprovecha para contraer matrimonio con una hispana, Aelia Flaccila, del que pronto nace su primer hijo, Arcadio, posteriormente tuvo a Honorio y una hija, Aelia Pulqueria. Arcadio fue su heredero en Oriente y Honorio en Occidente. Tanto Aelia Flaccila como Pulqueria murieron en el año 385.

Su segunda esposa fue Gala, que era hija del emperador Valentiniano, pero nunca declarada Augusta. Su tercera esposa fue Justina. Teodosio y Gala tuvieron tres hijos que fueron un niño, Graciano, nacido en el año 388 que murió joven y una hija, Aelia Gala Placidia. Esta fue la única descendiente que llegó a adulta y más tarde se convirtió en emperatriz. Tuvo un tercer hijo llamado Juan, que murió con su madre durante el parto en el año 394.

Entre los años 364 hasta 375, el Imperio romano estuvo gobernado por dos co-emperadores, los hermanos Valentiniano I y Valente. Valentiniano I murió en el año 375, sus hijos, Valentiniano II y Graciano, le sucedieron como gobernantes del Imperio romano de Occidente.


Publio Elio Adriano, el segundo emperador romano hispano


La muerte de Valentiniano I en el año 375, creó un pandemónium político. Poco después, una combinación de errores políticos y militares lleva a los ejércitos romanos a un auténtico desastre, en el año 379, a manos visigodas, la batalla de Adrianópolis. Valente muere en la batalla.

El ejército de Roma, soporte del Imperio, está destruido, no existe. Se hace necesario buscar a un candidato capaz y limpio, sin implicaciones en la derrota. Inesperadamente, el emperador Graciano convoca a Teodosio a la corte. Teodosio derrota una vez más a los sármatas. Graciano nombra a Teodosio co-augusto de Oriente para sustituir al emperador caído.

Teodosio se encontró con un Imperio envejecido, amenazado por la fragmentación étnica, dividido por las querellas religiosas, desestabilizado desde dentro y desde fuera por los bárbaros, corrompido por la ineficacia de la administración, por las crecientes desigualdades sociales, por las revueltas en el ejército.

Teodosio trasladó la corte a Constantinopla en el año 380. En este momento, el Imperio Romano se hallaba en una situación novedosa, los dos emperadores eran católicos.

Teodosio primero 3
Teodosio ofrece una corona de laurel al vencedor, en la base de mármol del obelisco de Tutmosis III en el Hipódromo de Constantinopla. (Wikipedia)

Los católicos supieron aprovechar eficientemente esta ventaja. Teodosio convocó el primer concilio de Constantinopla en el año 381, donde el arrianismo fue condenado. Teodosio endureció las penas contra los herejes, incluyendo las prácticas paganas: prohibió los oráculos, los sacrificios y las visitas a los templos.

Teodosio el Grande se rodea en Constantinopla de una corte de hispanos: parientes, amigos, allegados. El personaje central de toda esta Corte es su tío Materno, hombre que bajo se reinado parece haber disfrutado de un poder omnímodo. Desempeña el cargo de Prefecto del Pretorio de Oriente, una especie de lugarteniente general de las provincias orientales.


Las murallas de Constantinopla d


El emperador, ocupado en combatir a los persas, descarga sobre Materno la ejecución de la política religiosa. En el ejercicio de su cargo, éste se dedica a ejecutar leyes anti-heréticas y anti-paganas, y a destruir templos, excediéndose en el celo que cabía esperar de alguien desempeñando unos deberes meramente administrativos.

Animado por su esposa, una ferviente cristiana de nombre Acantia, destruyó los templos de Edesa y Apamea, así como un buen número de santuarios y capillas por Egipto entre los años 386 y 387. En estos episodios participan conjuntamente funcionarios imperiales, obispos y monjes entusiastas.

Bajo los emperadores Graciano y Teodosio el Grande los ciudadanos romanos se convirtieron en masa al cristianismo. Muchos tal vez sólo para evitar perjuicios, pero los hijos de estos conversos por conveniencia recibieron una educación cristiana, por lo que se convirtieron en católicos sinceros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Obelisco de Teodosio I en Estambul.

El arrianismo decayó rápidamente. Algunos arrianos se hicieron católicos, otros adoptaron otras religiones menos perseguidas, especialmente el maniqueísmo, y otros decidieron abandonar el Imperio y predicar el arrianismo entre los germanos.

A medida que los bárbaros germanos entraban en contacto con la civilización fueron aceptando también el cristianismo, pero lo hicieron en la versión arriana, en parte porque eso les daba una excusa para seguir considerando a los romanos como enemigos, y en parte porque para su mentalidad era más fácil concebir a Jesucristo como un líder tribal humano en vez de como un dios, justo al contrario que los romanos, que estaban acostumbrados a adorar a un dios de carne y hueso en la figura del emperador.

TEODOSIO EL GRANDE Y LOS VISIGODOS

Teodosio el Grande alcanzó la dignidad imperial tras el gran desastre militar romano a manos de las tropas godas en la batalla de Adrianópolis. Compartió el poder al inicio con Graciano y Valentiniano II. Su cargo de emperador es de la parte Oriental del Imperio Romano.

Después de la muerte de Valentiniano II en el año 392, a quien Teodosio había apoyado contra una serie de usurpadores, Teodosio gobernó como emperador único de todo el Imperio Romano. Nombra co-augusto para Occidente a su hijo menor Honorio cuya proclamación se realizó en Milán, el veintitrés de enero del año 393, derrotando al usurpador Eugenio, el seis de septiembre del año 394, en la batalla del Frígido en la actual Eslovenia.

Teodosio primero 6
Base del Obelisco de Teodosio en Estambul

Reunifica bajo su mando, con fecha del seis de septiembre del año 394, a todo el Imperio romano y siendo por ello el último emperador en gobernar la totalidad del Imperio.

Los godos y sus aliados, vándalos, taifalae, bastarnos y los nativos carpianos, afianzados en las provincias de Dacia, Panonia inferior y oriental absorbieron la atención de Teodosio.

La crisis con los godos fue tan profunda que su coemperador Graciano renunció al control de las provincias ilirias y se retiró a Tréveris en la Galia para dejar que Teodosio actuara sin estorbos. Los romanos presentan una gran debilidad tras la derrota de Adrianópolis y como solución buscan el reclutamiento de los bárbaros para luchar contra otros bárbaros.

Teodosio pactó finalmente con los godos y los dejó asentarse al sur del río Danubio como un reino independiente con la condición de que custodiasen la frontera.

Teodosio primero 7

Los tratados finales con el resto de las fuerzas godas, firmados el tres de octubre del año 382, permitieron a amplios contingentes de godos, principalmente tervingios establecerse a lo largo de la frontera del río Danubio en su zona meridional en la provincia de Tracia y gobernarse a sí mismos con bastante amplitud.

Teodosio favoreció el alistamiento de godos y otros bárbaros en las legiones romanas. Convirtió en generales a un buen número de ellos con la finalidad de que los bárbaros obedecerían mejor a oficiales bárbaros que a oficiales romanos.

Los godos entonces establecidos dentro del imperio tuvieron, como resultado de los tratados, obligaciones militares de luchar por los romanos como un contingente nacional, en lugar de integrarse completamente en las fuerzas romanas.

Sin embargo, muchos godos servirían en legiones romanas y otros como foederati, durante campañas individuales. Existían bandas de godos de cambiante lealtad, que se convirtieron en un factor desestabilizador en las luchas intestinas por el control del Imperio.


Marco Ulpio Trajano, el emperador hispano


Los germanos introdujeron una novedad en el Imperio Romano, los pantalones. Los romanos usaban distintas prendas de vestir, pero todas ellas cubrían ambas piernas con una misma pieza de tela que podía levantarse dejando las piernas desnudas cuando el ropaje dificultaba alguna tarea.

Los germanos rodeaban cada pierna por separado, lo que permitía, que los jinetes pudieran llevar las piernas cubiertas, mientras que las mujeres siguieron usando trajes largos a modo de faldas.

Graciano envió generales a limpiar las diócesis de Iliria de godos y Teodosio el Grande fue capaz, finalmente, de entrar en la ciudad de Constantinopla, el veinticuatro de noviembre del año 389, después de dos campañas.

En los últimos años del reinado de Teodosio, uno de los líderes emergentes llamado Alarico, participó en la campaña de Teodosio contra Eugenio en el año 394. Posteriormente, Alarico volvió a su comportamiento rebelde contra el hijo de Teodosio y sucesor en Oriente, Arcadio, poco después de la muerte de Teodosio.

Teodosio primero 9

LAS GUERRAS CIVILES

Después de la muerte de Graciano en el año 383, el interés de Teodosio se centró en el Imperio Romano de Occidente puesto que el usurpador Magno Máximo había tomado todas las provincias de Occidente salvo Italia.

Parece ser que Graciano descuidó las labores de gobierno y dedicó cada vez más tiempo a actividades de ocio, como ir de caza acompañado de jinetes bárbaros. Su popularidad decreció y no tardaron en salir candidatos al trono.

Las legiones de Britania eligieron emperador a su general, Magno Clemente Máximo, quien se adueñó de la Galia en el año 383, y mató a Graciano. Teodosio el Grande estaba ocupado en aquellos momentos con los godos en el Este.

Además, la nobleza persa acababa de derrocar a Ardacher II y lo había sustituido por Sapor III, hijo de Sapor II. Su situación en el trono era delicada, y Teodosio pudo aprovecharlo para firmar una paz ventajosa con Persia, en la que se reconocía la independencia de Armenia.

En estas condiciones, Teodosio no podía ocuparse de Máximo, así que lo reconoció como emperador a condición de que éste reconociera a su vez la autoridad de Valentiniano, que todavía era un niño de doce años.

El arrianismo de Valentiniano II lo ponía en una situación delicada, pues los otros dos emperadores eran católicos. Su madre Justina consiguió que Teodosio aceptara la mano de Gala, hermana de Valentiniano, lo que reforzó los vínculos entre ambos emperadores. Poco después, Máximo invadió Italia en el año 387 y Valentiniano tuvo que huir junto a Teodosio.

Teodosio-y-San-AmbrosioTeodosio y San Ambrosio, arzobispo de Milán

Teodosio juega sus bazas con paciencia, primero fingiendo otorgar su beneplácito a la usurpación, luego ganando tiempo y escogiendo el momento más conveniente para la solución militar, que lleva a cabo con firmeza y eficacia.

Éste aprovechó la ocasión y partió hacia el Oeste. Se encontró con Máximo en la Galia y lo hizo asesinar. Teodosio restableció a Valentiniano en el trono, pero lo puso bajo la tutela de Arbogasto, un general de origen franco que gozaba de su confianza y que se dedicó a limpiar la Galia de partidarios de Máximo.

Valentiniano tenía en el año 393, ya veintiún años y Arbogasto tenía cada vez más dificultades para controlarlo, así que finalmente lo hizo asesinar y lo sustituyó por Flavio Eugenio, un profesor de retórica que probablemente participó en el complot.

Teodosio se negó a aceptar los hechos y Eugenio trató de ganarse el apoyo de los restos del paganismo. Permitió al Senado romano restaurar el Altar de la Victoria, pero tuvo que huir a la Galia, donde se hizo fuerte y logró el apoyo de Hispania.

Teodosio primero 10

Eugenio comenzó un programa de restauración de la fe pagana, y buscó, en vano, el reconocimiento de Teodosio. En enero del año 393, Teodosio dio a su hijo Honorio el rango pleno de augusto de Occidente, aludiendo a la falta de legitimidad de Eugenio.

Teodosio hizo campaña en contra de Eugenio. Los dos ejércitos se encontraron en la batalla del Frígido, en septiembre del año 394. La batalla comenzó, el cinco de septiembre de 394, con un asalto frontal total por parte de Teodosio contra las fuerzas de Eugenio. Teodosio fue repelido y Eugenio pensó que la batalla estaba acabada. Eugenio acabo siendo derrotado por Teodosio.

Teodosio nombró Augusto a su hijo menor Flavio Honorio en el año 393, que sólo contaba con nueve años de edad y le otorgó el gobierno del Imperio Romano de Occidente, tras lo cual partió hacia el Oeste para hacer efectiva esta decisión. Derrotó a Arbogasto e hizo decapitar a Eugenio, en el año 394.

Poco después, Arbogasto se suicidó. Ahora Teodosio gobernaba todo el Imperio Romano. Ese mismo año, prohibió los Juegos Olímpicos que llevaban celebrándose en Grecia desde hacía casi doce siglos.

Teodosio se encontraba todavía en Milán en el año 395, cuando cayó enfermo y murió poco después. Los historiadores católicos lo recordaron como Teodosio I el Grande, por haber convertido al catolicismo en la religión oficial del Imperio y haber perseguido todas las demás.

Teodosio primero 5

Antes de morir, Teodosio dispuso que su hijo mayor, Arcadio, gobernara el Imperio Romano de Oriente, mientras que su hijo menor, Honorio, gobernaría el Imperio Romano de Occidente. Los nuevos emperadores tenían dieciocho y once años respectivamente, así que Teodosio les asignó tutores que actuarían como regentes durante su minoría de edad.

Como tutor de Arcadio escogió a Flavio Rufino, un político de origen germano que había prosperado gracias al apoyo de Ambrosio que había desempeñado un papel importante en las negociaciones entre Ambrosio y Teodosio. Se había bautizado el año anterior y desde entonces se había dedicado a perseguir arrianos y a enriquecerse confiscando sus bienes.

EL MECENAZGO DE TEODOSIO

Teodosio supervisó la retirada, en el año 390, de un obelisco egipcio para ser trasladado desde Alejandría a Constantinopla. Actualmente, es conocido como el obelisco de Teodosio y aún permanece en pie en el Hipódromo, que era el centro de la vida pública de Constantinopla.

Volver a erigir el monolito fue un desafío para la tecnología. El obelisco, aún reconocible como un símbolo solar, se había trasladado desde Karnak a Alejandría junto con el que hoy es el obelisco laterano de Constancio II.

El obelisco laterano fue embarcado a Roma poco después, pero el otro pasó toda una generación tendido en los muelles debido a la dificultad que representaba intentar embarcarlo hacía Constantinopla, y el obelisco se fragmentó en el tránsito hacia Constantinopla.

La base de mármol blanco está totalmente cubierta por bajorrelieves documentando la casa Imperial y la hazaña de ingeniería de trasladarlo a Constantinopla. En sus imágenes, Teodosio y la familia imperial están separados de los nobles entre los espectadores en el palco imperial con una cubierta sobre ellos como signo de su estatus.

El naturalismo del arte romano tradicional en semejantes escenas dio paso en estos relieves a un arte conceptual. Se expresa la idea de orden, decoro y rango respectivo, expresado en apretadas hileras de caras.

De esta manera se empieza a poner de manifiesto que los temas formales comienzan a desbancar los detalles transitorios de la vida mundana, celebrados en los retratos paganos. El cristianismo acababa de ser adoptado como la nueva religión de estado.

El Forum Tauri de Constantinopla fue rebautizado y redecorado como el foro de Teodosio, incluyendo una columna y un arco de triunfo en su honor.


Nerón Claudio César Augusto Germánico: verdades y mentiras


TEODOSIO Y EL CRISTIANISMO

Teodosio promovió el trinitarismo niceno del cristianismo dentro del Imperio. El veintisiete de febrero del año 380, declaró el cristianismo en su versión ortodoxa la única religión imperial legítima, acabando con el apoyo del Estado a la religión romana tradicional y prohibió la adoración pública de los antiguos dioses.

La iglesia cristiana estaba dividida en el siglo IV, por la controversia sobre la divinidad de Jesucristo, su relación con Dios Padre y la naturaleza de la Trinidad. Constantino I convocó el Concilio de Nicea en el año 325, que afirmó que Jesús, el Hijo, era igual al Padre y de la misma sustancia.

El Concilio condenó las enseñanzas del teólogo Arrio, quien creía que el Hijo fue creado inferior a Dios Padre, y que el Padre y el Hijo eran de una sustancia similar pero no idéntica.

A pesar de la decisión del Concilio, continuó la controversia. Cuando subió Teodosio al poder, existían varias facciones eclesiásticas que promocionaban una cristología alternativa.

El emperador Valente había favorecido al grupo que usaba la fórmula homoiousios. Esta teología fue prominente en gran parte del Este y, bajo el emperador Constancio II, se estableció en Occidente, siendo ratificada por el Concilio de Rímini. Sin embargo, fue abjurada por la mayoría de los obispos occidentales, después de la muerte del emperador Constancio II en el año 361.

Teodosio, por su parte, seguía de cerca el credo niceno, que era la interpretación dominante en Occidente y sostenida por la importante iglesia de Alejandría.

El veintiséis de noviembre del año 380, dos días después de haber llegado a Constantinopla, Teodosio expulsó al obispo no niceno, Demófilo de Constantinopla, y nombró a Melecio, patriarca de Antioquía, y Gregorio Nacianceno, uno de los padres capadocios de Antioquia, patriarca de Constantinopla. Teodosio acababa de ser bautizado, por el obispo Acolio de Tesalónica, después de una grave enfermedad.

Teodosio primero 11

Los emperadores Graciano y Valentiniano II publicaron un edicto, el veintisiete de febrero del año 380, para que todos sus súbditos profesaran la fe de los obispos de Roma y Alejandría, esto es, la fe nicena y decían:

“Es nuestro deseo que todas las diversas naciones que están sometidas a nuestra Clemencia y Moderación, deben continuar en la profesión de esa religión que fue transmitida a los romanos por el divino apóstol Pedro, tal como ha sido conservada por la fiel tradición y que actualmente es profesada por el Pontífice Dámaso y por Pedro, Obispo de Alejandría, un hombre de santidad apostólica.

De acuerdo con la enseñanza apostólica y la doctrina del Evangelio, creemos en una sola deidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, en igual majestad y en una santa trinidad.

Autorizamos a los seguidores de esta ley que asuman el título de católicos cristianos; pero por lo que se refiere a los otros, pues, en nuestro juicio ellos son locos insensatos, decretamos que sean señalados con el ignominioso nombre de herejes, y no pueden pretender dar a sus conventículos el nombre de iglesias.

Ellos sufrirán en primer lugar la reprensión de la condena divina y en segundo lugar el castigo de nuestra autoridad que de acuerdo con el deseo del Cielo decidirá infligir”.

Teodosio convocó un nuevo Concilio ecuménico en Constantinopla, en mayo del año 381, para solucionar el cisma entre Oriente y Occidente sobre la base de la ortodoxia nicena. “El concilio pasó a definir la ortodoxia, incluida la tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo, como igual al Padre y 'procediendo' de Él, mientras que el Hijo fue 'engendrado' de Él”.

El Concilio también “condenó las Herejías apolinarias y macedonias, clarificó las jurisdicciones eclesiásticas según las fronteras civiles de las diócesis y decidió que Constantinopla era la segunda en precedencia respecto a Roma”. Con la muerte de Valente, el protector de los arrianos, su derrota probablemente dañó el prestigio de la facción homoiana.

Disco_de_Teodosio
Disco de Teodosio

LOS CONFLICTOS DE TEODOSIO CON LOS PAGANOS

Valentiniano II fue encontrado ahorcado en su residencia en la ciudad de Vienne en la Galia, el quince de mayo del año 392. El pagano y soldado franco Arbogastes, protector de Valentiniano y magister militum, afirmó que era un suicidio.

Arbogastes y Valentiniano se habían disputado frecuentemente el gobierno sobre el Imperio romano de Occidente, y Valentiniano también se había quejado del control de Arbogastes sobre él a Teodosio.

Cuando la noticia de su muerte llegó a Constantinopla, Teodosio creyó, o al menos sospechó, que Arbogastes estaba mintiendo y que había tramado la desaparición de Valentiniano.

Estas sospechas se incrementaron con la elevación por Arbogastes de un tal Eugenio, que era un oficial pagano, a la posición de Emperador de Occidente, y las veladas acusaciones que Ambrosio, el Obispo de Milán, lanzó durante la oración fúnebre por Valentiniano, aclararon a Teodosio de lo que había sucedido.

La muerte de Valentiniano II hizo estallar la guerra civil entre Eugenio y Teodosio sobre el gobierno de Occidente en la batalla de Frígido. La victoria llevó a la última y breve unificación del Imperio romano bajo Teodosio, y la última e irreparable división del imperio tras su muerte.

Durante la primera parte de su gobierno, Teodosio parece haber olvidado el prestigio de los obispos cristianos. Hablaba bien del mundo pagano y había apoyado de hecho, la conservación de templos o estatuas paganas como edificios públicos útiles.

A principios de su reinado, Teodosio era bastante tolerante con los paganos, pues necesitaba el apoyo de la influyente clase dirigente pagana. Sin embargo, con el tiempo, erradicaría los últimos vestigios de paganismo con gran severidad. Su primer intento de dificultar el paganismo fue en el año 381, cuando reiteró la prohibición de emperador Constantino de la realización de sacrificios.

El Edicto de Tesalónica
El Edicto de Tesalónica

Envió un prefecto a Siria, Egipto y Asia Menor con el propósito de disolver asociaciones paganas y destruir sus templos en el año 388. El Serapeum de Alejandría fue destruido durante esta campaña.

Eusebio menciona peleas callejeras en Alejandría entre cristianos y no cristianos ya en el año 249. Los no cristianos habían participado en las luchas por y en contra de Atanasio producidas entre los años en 341 y 356. Mataron al obispo Jorge, en el año 363, por actos repetidos de manifiesto escándalo, insulto y pillaje de los tesoros más sagrados de la ciudad.

La destrucción del Serapeum significará la destrucción o saqueo de la biblioteca, que la biblioteca hubiera dejado de existir antes, o que los fondos fueran conservados en otro lugar, es un asunto que aún no está claro.

Realizó una serie de decretos en el año 389, llamados los decretos teodosianos, y progresivamente declaró que aquellas fiestas paganas que no se hubieran convertido en fiestas cristianas serían entonces días laborables.

Reiteró la prohibición de los sacrificios de sangre en el año 391, y decretó, que “nadie irá a los santuarios, paseará por los templos, o elevará sus ojos a estatuas creadas por obra del hombre”.

Los templos que así cerraron fueron declarados abandonados, y el obispo Teófilo de Alejandría inmediatamente destacó por su solicitud de permiso para demolerlos y levantar una iglesia cristiana en su lugar. Esta solicitud debió recibir la aprobación pues existen templos donde los cimientos de iglesias del siglo V por todo el Imperio Romano provenían de templos paganos.

Por decreto del año 391, Teodosio acabó también con los subsidios que aún recibían algunos órganos del paganismo civil greco-romano. El fuego eterno del Templo de Vesta, en el Foro Romano, fue extinguido y las vírgenes vestales fueron disueltas. Las personas que celebraran algún auspicio y practicaran los ritos paganos serían castigadas.

Miembros paganos del Senado en Roma apelaron a Teodosio para restaurar el Altar de la Victoria en la Sede del Senado pero este se negó. Después de los últimos Juegos Olímpicos del año 393, Teodosio canceló los juegos, por tildarlos de paganos.

Se acabó así con el cálculo de las fechas para las Olimpiadas. Ahora Teodosio se representó a sí mismo en las monedas sosteniendo el lábaro.

El aparente cambio de política que se aprecia en los decretos teodosianos ha sido atribuido a menudo a la creciente influencia de Ambrosio, obispo de Milán. Merece la pena destacar que en el año 390, Ambrosio había excomulgado a Teodosio, quien recientemente había ordenado la masacre de 7.000 habitantes de la ciudad griega de Tesalónica, en respuesta al asesinato de su gobernador militar establecido en la ciudad, y que Teodosio llevó a cabo varios meses de penitencia pública.

Estos hechos con consecuencia de un incidente que se produjo en la ciudad de Tesalónica en el año 390. Una multitud linchó a los oficiales de la guarnición romana de la ciudad. Teodosio fue presa de un ataque de cólera y envió su ejército contra la indefensa ciudad.

Ambrosio, el obispo de Milán, quedó horrorizado e hizo saber al emperador que no sería admitido en los ritos de la Iglesia mientras no hiciera una penitencia pública. Teodosio se resistió durante ocho meses, pero finalmente tuvo que ceder. Se ponía así de manifiesto el poder que la Iglesia Católica estaba adquiriendo, y en particular la gran influencia del obispo de Milán.

La excomunión fue temporal y Ambrosio no lo readmitiría hasta que Teodosio no mostró público arrepentimiento, con lo cual el obispo demostró su autoridad frente al emperador.

Teodosio primero 12

SU MUERTE

Teodosio murió en Milán de un edema vascular, el diecisiete de enero del año 395. Ambrosio organizó su entierro en una finca de Milán y pronunció un panegírico titulado “De Obitu Theodosii” ante Estilicón y Honorio en el que detalló la supresión de la herejía y el paganismo. Sus restos mortales fueron trasladados definitivamente a Constantinopla, el ocho de noviembre del año 395. La iglesia ortodoxa lo reconoce como santo.


BIBLIOGRAFÍA

Bettenson, Henry. “Documents of the Christian church”. 1967. Oxford University Press.
Brown, Peter. “The rise of western Christendom”. 2003.
Canto, Aliacia M. “Sobre el origen bético de Teodosio I el Grande y su improbable nacimiento en Cauca de Gallaecia”. 2006. Latomus. Bruselas.
Errington, R Malcolm. “Christian Accounts of the Religious Legislation of Theodosius I”. 1997. Klio.
Lenski, Noel. “Failure of Empire”. 2002. University of California Press.
McMullan, Ramsay. “Christianizing the Roman Empire A.D. 100-400”. 1984 Harmondsworth . Nueva York.
Williams, Steohen y Friell. Gerard. “Theodosius: The Empire at Bay”. 1994. Tale University Press.

Teodosio I el Grande. El tercer emperador hispano