miércoles 1/12/21
MÚSICA FEMINISTA

Las 'Sinsombrero', una generación (coetáneas de la Generación del 27) que retumba en la música de Paco Damas

m1

Identificadas con el sobrenombre de las 'Sinsombrero', poco se conoce de las coetáneas de la Generación del 27, pensadoras y artistas cuyo legado se va rescatando del olvido gracias a iniciativas como la del compositor Paco Damas, que musica en un disco la poesía de ocho de ellas.

"Creí que era necesario hacer justicia con ellas y ya llevo más de 350 conciertos por todo el país cantando a las 'Sinsombrero'", explica el artista granadino en una entrevista con motivo de su concierto el próximo 20 de agosto en Morata de Jalón (Zaragoza).

Pero ¿de dónde proviene esta peculiar denominación? Como relata la pintora gallega Maruja Mallo en una grabación recogida en el documental 'Las Sinsombrero', junto a Lorca, Dalí y Margarita Manso, un día decidieron quitarse el sombrero en la madrileña Puerta del Sol, una irreverencia en la época por la que fueron apedreados e insultados.

"Hoy en día, si uno estudia en selectividad los autores del 27, aparecen 5 folios aproximadamente. Y de las mujeres aparecen 5 líneas en las que no se las nombra, simplemente, se dice que parece que hubo algunas mujeres que se dedicaron a la escritura"

"Eran coetáneas de los poetas de la generación del 27 pero, por el hecho de ser mujeres, estaban predestinadas a dedicarse al cuidado de la casa o a la costura. No fue así; ellas se rebelaron contra todo ello y fueron unas mujeres valientes y emprendedoras", cuenta Damas en alusión a este grupo, en el que no solo había escritoras, sino también científicas, pintoras o escultoras.

En 2017, el músico lanzó un disco-libro pensado "en femenino", en el que once artistas cantan junto a él los versos de María Zambrano, María Teresa León, Concha Méndez, Josefina de la Torre, Ernestina de Champourcín, Carmen Conde, Rosa Chacel y Ángela Figuera.

m2Convencido de que la poesía llevada a ritmos actuales puede llegar al gran público, Paco Damas la toca desde hace años por toda España con su banda -Pepe Dougan al piano, Adrián Parker en la guitarra y bajo, y Jairo Samuel en las percusiones- con ritmos que van desde baladas y boleros hasta 'rock and roll'.

Este último es el idóneo por ejemplo para un poema de la fuerza de 'No quiero', escrito por Ángela Figuera en 1941 que, como indica Damas, ochenta años después podría estar vigente: "No quiero amar en secreto, llorar en secreto, cantar en secreto; no quiero que me tapen la boca cuando digo no quiero".

Pero el proyecto va más allá de la música, ya que cuenta con contenido literario y con un DVD con material multimedia elaborado por un grupo de profesores para que pueda ser útil en escuelas e institutos, donde junto a la colaboración de la Fundación Cultura de Paz se han distribuido 19.000 ejemplares gratuitos.

"Los jóvenes se sorprenden de que a María Zambrano la cante Rozalén", bromea en referencia al poema 'Delirio del incrédulo', en el que colabora la popular cantante albaceteña.

Y es que, además de al público adulto, los versos musicados de las 'Sinsombrero' han llegado ya a más de 100.000 escolares gracias a una gira de conciertos unida a las actividades didácticas por la igualdad y no violencia de género.

"Cuando me monto en un escenario no solo canto canciones, estoy lanzando mensajes", comenta Damas, quien culmina su disco con una canción compuesta por él mismo contra la violencia machista, '016 ¿Quién eres tú?'.

En ella le acompañan todas las participantes del proyecto musical: Rozalén, la aragonesa Carmen París, Marina Heredia, Carmen Linares, Pilar Jurado, La Shica, Roko, Clara Montes, Amparo Sánchez (Amparanoia), Argentina y Cristina del Valle.

Como explica el artista, nombrado "Músico por la Paz" por la Fundación Cultura de Paz y "Embajador por la Paz" por SPMUDA Internacional, la violencia de género "no deja de ser otra pandemia en la sociedad que tenemos que erradicar a base de concienciación".

"Mi manera de hacerlo es a través de la cultura, la educación y la música", completa Damas, quien ha contado además con las colaboraciones literarias de diecinueve intelectuales como Espido Freire, Elvira Lindo, Fanny Rubio, Cristina Almeida, Cristina Fallarás, Aurora Luque o Chantal Maillard.

El objetivo de que versos y melodías se cuelen en escenarios y aulas es cambiar esta situación: "Hoy en día, si uno estudia en selectividad los autores del 27, aparecen 5 folios aproximadamente. Y de las mujeres aparecen 5 líneas en las que no se las nombra, simplemente, se dice que parece que hubo algunas mujeres que se dedicaron a la escritura".

Pero, lejos de apagarse, la voz de estas poetas seguirá sonando a través de sus versos hechos canciones en una segunda parte, ya que "quedan muchas más mujeres a las que hacer justicia".

Las 'Sinsombrero', una generación (coetáneas de la Generación del 27) que retumba en la...