domingo. 21.04.2024
serrat_bonet
María del Mar Bonet y Joan Manuel Serrat.

En un Paraninfo repleto, con muchas caras conocidas del mundo de la política, el deporte, la música y la comunicación, la Universidad de Barcelona (UB) ha otorgado el doctorado honoris causa a Joan Manuel Serrat y a Maria del Mar Bonet por “haber contribuido de forma decisiva, a través del grupo musical Els Setze Jutges, a la renovación de la música popular catalana en el marco de la lucha por la recuperación de la lengua y la cultura y contra el exterminio cultural del franquismo”.

Otras razones de peso para hacerles merecedores de esta distinción han sido la recuperación de la música tradicional y popular y de “los grandes poetas de ayer y de hoy", "la excelencia en el arte de la composición y la interpretación musical y poética" y su "compromiso con las causas de la libertad, la solidaridad, la democracia y los derechos humanos”.

El padrino de Serrat y de Bonet, el profesor de la Facultad de Geografía e Historia y vicerrector de Patrimonio y Actividades Culturales Agustí Alcoberro, ha comenzado su discurso destacando los méritos conocidos de los dos músicos, y la excelencia y popularidad de sus trayectorias. “Fueron el número 13, en 1965 y el 14, en 1966, de Els Setze Jutges, unos auténticos renovadores del panorama cultural en pleno franquismo y se convirtieron en líderes de una generación que quería cambiar las cosas; que estaban hartos de la dictadura y del autoritarismo”.

bonet_serrat_honoris_causa_UB

Alcoberro también ha aprovechado para reflexionar sobre el reconocimiento de la UB a los músicos y artistas. "El 18 de enero de 1939, una semana antes de la ocupación franquista de la ciudad, la UB, con Pere Bosch Gimpera como rector, concedió el doctorado honoris causa a Pau Casals. Ese acto tuvo la emoción de una despedida colectiva pero también como testigo de una causa", ha explicado. 

Bonet: "En esa época cantar significaba ir contra el régimen franquista"

En su intervención, María del Mar Bonet ha recordado que empezaron a cantar en Barcelona hace 56 años. “Ha sido primordial en mi desarrollo como artista -ha dicho sobre la ciudad de Barcelona-. En esa época cantar significaba ir contra el régimen franquista, pero también significaba componer y cantar”.

Serrat: "Fue de otros de quien aprendí el oficio de cantar"

Por su parte, Joan Manuel Serrat ha centrado su discurso en el oficio de cantar. “Fue de otros de quien aprendí el oficio de cantar, y espero también haber estimulado a otros a hacerlo; cantando conjuras los demonios y realizas tus sueños. Las canciones viven en nuestra memoria y nos acompañan a lo largo de su vida. Nos despiden de los muertos y duermen a los bebés. Se cantan las hazañas y se enamora el amor”. 

Al finalizar sus discursos, ambos han interpretado conjuntamente Cançó de l’amor petit. 

No es la primera vez que la UB concede el doctorado honoris causa a una personalidad del mundo de la música: en 1979 lo recibió el compositor Frederic Mompou; en 1987, la soprano Victoria dels Àngels; en 2003 el director de orquesta italiano Ricardo Mutti; en 2006, el también director Jordi Savall, y en 2010, la soprano Montserrat Caballé.

Serrat y Bonet, doctores honoris causa