#TEMP
domingo. 26.06.2022
ENTREVISTA A ELENA AGUILERA, PINTORA

Elena Aguilera: ‘Hay regalos de boda más caros que una obra de arte’

Elena Aguilera ha participado recientemente en un ciclo expositivo que va a ser acogido por el Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana en el Centro del Carmen, Valencia. (Por Guillermina Perales)

Elena Aguilera, pintora.
Elena Aguilera | Artista y pintora

Elena Aguilera tiene una larga trayectoria en el desarrollo del lenguaje pictórico, con el apoyo de figuras como Francisco Jarauta, comisario de la reciente exposición conmemorativa de los XXV años del IVAM, pero su nombre no sale en las listas habituales de eventos mediáticos como ARCO. Perteneces a una generación post movida, por lo que parece que habéis llegado tarde a todo.

Aunque ha expuesto en galerías madrileñas como Malone, Galería XXI, no responde a los requisitos de las tendencias o estéticas que las nuevas galerías buscan como representantes de los movimientos contemporáneos, dentro de un arte más conceptual, la instalación. Por el contrario, Elena Aguilera se sitúa en una prolongada investigación sobre el lenguaje de la pintura, renovando su propio discurso, lo que ya es bastante complejo, aunque nada mediático.

ARCO, desde la movida mochilera a una feria dirigida a una elite.

¿Qué significa Arco para un artista como tú que, como la gran mayoría, está realizando un trabajo de investigación durante años, profundizando y madurando en un lenguaje tan complejo como la pintura, pero apenas sois valorados o tenéis presencia en estos eventos?

El hecho de decidir vivir en una ciudad pequeña como Alicante, o el que tu vida te haya llevado a tomar determinados caminos, alejada de los circuitos considerados más decisorios para la promoción de un artista, hace que ya te posiciones al margen de toda esta clase de eventos, en los que tienes que invertir mucho tiempo y se requiere cierta habilidad para saber hacer relaciones. Esta postura no es tan solo mía sino de muchos artistas, que en España llevamos décadas trabajando pero sabemos que es imposible vivir del arte, aunque sea el principal motivo de nuestras vidas. Desde la periferia hemos ido viendo ARCO desde sus orígenes, cuando era una movida mochilera con mucha fuerza, que mostraba la necesidad de abrirse a nuevos proyectos, hasta la actualidad en que se ha convertido en una feria dirigida a una elite que compra, o escribe sobre arte.

¿Qué han significado las galerías para el arte y los artistas en España?

Pues no mucho, la verdad, a excepción de las dos o tres con mayor nombre en el territorio nacional que se han mantenido al cabo de los años, ha habido muchas galerías que han ido desapareciendo, dejando colgados a los artistas que si han seguido trabajando. Las que se mantienen están más pendientes de lo que se cuece en los circuitos internacionales, trabajan con algunos españoles, pero no tienen capacidad para promocionarlos en el extranjero. No crean tendencia, ni imponen sus propios criterios, responden a lo que reciben de fuera, y escogen para sus galerías a aquellos artistas que cumplen con esto patrones.  

En España, las galerías han echado a la gente normal de este espacio.

Hay una evidencia demostrada en muchas exposiciones, tanto en el territorio nacional como en otros centros del mundo, y es que los creadores españoles estamos al mismo nivel que los extranjeros, como se demuestra con su presencia en galerías extranjeras. Pero las galerías españolas todavía tienen muchos prejuicios, o puede que cierta incapacidad para realizar una verdadera prospección crítica de lo que se hace en España, y convencer al coleccionista con unos criterios que se valgan por si mismos en el mercado internacional. Así solo recogen las tendencias extranjeras pero no marcan las propias. Las galerías y también la crítica tocan de oído, no hacen un verdadero análisis del arte, no hacen una verdadera apuesta, y quieren que la haga el coleccionista.

Un ejemplo de esto lo podemos ver también en el comisariado de exposiciones en las instituciones públicas. En la actualidad en el palacio de Velázquez, en la exposición Idea: Pintura Fuerza, se han seleccionado solo a cinco pintores españoles para mostrar el arte de un determinado momento de nuestra historia reciente. Lo que siempre es una comparativa. Han propuesto una colectiva reducida a cinco autores de una época donde hay muchísimos más pintores con categoría suficiente como para hacer una gran colectiva o un ciclo de exposiciones individuales. Con esta selección tan arbitraria, insultas tanto a estos cinco artistas, que se merecen una individual cada uno, como a muchos otros que no han sido incluidos, pero que tienen tanta calidad y méritos como para estar ahí. Más cuando por esta sala han pasado artistas extranjeros con individuales que no eran tan buenos. Tenemos mucho complejo, pero no los artistas, quienes estamos muy convencidos de nuestra dedicación, pues de otra manera sería imposible.

Es mucho más complejo hacer una prospectiva, una investigación de lo que hay, esto  implica saber de pintura y contrastar los criterios, algo que no se hace.

¿Y en cuanto al IVA, como crees que puede repercutir en el artista este descenso al 10%?

Espero que sirva para estimular el coleccionismo, pues en este tema está todo por hacer. En este país no nos hemos preocupado por cuidar algo tan importante como crear coleccionismo, crear el hábito del regalo de arte. Somos capaces de gastar miles de euros en un sofá, en un viaje, para ver museos, catedrales, pero no en arte. Se entiende el arte como negocio o inversión, cuando a alguien le sobra el dinero, no como el disfrute de la contemplación de un trabajo artístico. Apenas hay mercado de obra pequeña, de grabado, dibujo,.... La gente piensa que no puede acceder a este mundo porque es demasiado para ellos, para su economía, que es cosa de ricos y grandes inversores. Pero esto no es así en otros países. En España, las galerías han echado a la gente normal de este espacio, dirigiéndose solo a la elite o a las instituciones. Han alimentado una imagen elitista de cierto glamour, como si solo se pudiera acceder a este mundo con grandes cantidades de dinero y no es verdad, la gente corriente también puede ir haciéndose con una colección, o simplemente comprar para el regalo a familiares. Hay regalos de boda más caros que una obra de arte. Esta imagen ha perjudicado mucho porque la gente de menor poder adquisitivo se ha retirado de esto como si no fuera con ellos, y el arte es para todos.

Entrevista realizada por Guillermina Perales, crítica de arte y comisaria de exposiciones.

Elena Aguilera: ‘Hay regalos de boda más caros que una obra de arte’
Comentarios