viernes 13.12.2019

PurpleWeekend, aniversario e inflexión

purpleCon el correspondiente frío se ha celebrado en León del 5 al 8 de diciembre el PurpleWeekend como viene siendo habitual todos los años. El evento, propiedad del Ayuntamiento de León, alcanza su treinta aniversario si bien es verdad que con algunos altibajos, (algún año no se celebró y otros cambió sus fechas para otras más cálidas)

Convertido en un evento de referencia de la cultura y de la música pop en la ciudad y zonas de influencia, es el mayor festival musical de invierno de España y por ello se han venido comprometiendo diversas instituciones en su mantenimiento y proyección.

Se ha cedido su gestión a León Gótico (asociación de comerciantes y hosteleros del centro de la ciudad) subvencionado por el ayuntamiento, que es su propietario titular y por la Junta de Castilla y León, esta última con la condición de que algunas actividades se desarrollen en el Musac (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y león)

Es por esto que en el Musac se celebra la inauguración el día 5 con una exposición de los 30 años del Purple, con carteles, programas, objetos y recortes de prensa de las distintas épocas que ha tenido a lo largo de su andadura y con la actuación de los angelinos (de Los Ángeles, California) “Triptides” exponentes de una especie de psicodelia pop muy bien acogida.

El segundo día se celebra en Espacio Vías, lugar agradable, le suelen alcanzar los rayos del sol y sus sesiones son matutinas y aprés-midi, la inauguración del mercadillo, fundamentalmente ropa vintage y discos de vinilo, y el ya habitual y muy divertido desfile de peinados y ropa sesentera, este año con un guiño a los rockeros de los años 50 aun cuando sonaran west side story y My Generation de los Who, a cargo de los siempre eficaces La Pelu de Eva y Covent Gardent.

El patrocinio de “Estrella Galicia” entre otras razones ha producido un baile de locales, desapareciendo la sesión de la hora nona del Gran Café y trasladándose los conciertos al anfiteatro del Albéitar y al disco-bar Glam, con entradas fuera de abono a 5 euros, produciéndose la lógica confusión e incomodidad.

A pesar de todo, ambos espacios cosecharon llenos, al celebrarse en horas civilizadas 13, 30 y 15 horas y acertar con actuaciones como los japoneses “Gorilla”, pop moderno en estado puro, los italianos “The Trip Takers” pop autentico con influencia de The Hollies y similares ó la actuación en solitario del usamericano afincado en España Paul collins que repitió en los locales del CHF acompañado de “Kurt Baker Combo”.

Espacio Vías también acertó con los horarios, matutino y17 horas donde además de los desfiles, mercadillo y una sesión infantil con profesionales de la ilustración y el diseño, concurso fotográfico incluido,  acogió a grupos españoles, como La Granja, Los Imposibles y los leoneses Los Modernos, con algunos antiguos integrantes de Los Flechazos, de los que recogen influencias desarrollando sin embargo un buen trabajo pop propio así como el pop elegante del australiano “Wesley Fuller” y los americanos “The Hentchmen” quiza el sonido más sixtie que ha pasado por el festival.

Sesión memorable la de la conjunción Italia-Usa con “Sick Rose” nombre extraído de un poema de Willian Blake, que reportan un sonido garajero confluyendo con “Ken Stringfellow” americanos, más punk-rock con influencias de REM o los propios “Posies”.

La primera noche se abre en la discoteca Estudio 54 (evidentemente no es Nueva York) con la imponente voz de la united Kingdom Hannah Williams comparada (razonablemente) con AmyWinehouse y “Bart &The Bedazzled, último disfraz de Bart Davenport que después de los graves problemas personales vividos mantiene cierto colapso musical y también social.

Las noches del pabellón del CHF, lejano físicamente siguen siendo frías e incómodas, la asistencia se resiente a diferencia de los espacios diurnos, se calcula en unos 10.000 los asistentes totales en esta edición, una ligera reducción y es de esperar que el traslado al recientemente inaugurado Palacio de Congresos en la antigua Azucarera más céntrico y cómodo sirva como revulsivo a las largas noches del Purple.

Tampoco se acierta con la elección de grupos que superen las dificultades que el local ofrece (se ha criticado por ejemplo presencia de excesivos conjuntos americanos) y así la primera noche el trio anglosajón ofrece un rock suave y cobardón a cargo de los united kingdom “Stone Fundation” mientras los usamericanos “The Kinetics” aburren al hemisferio norte y sus paisanos “The Resonars “ reunidos de nuevo se lanzan a dar caña y velocidad a la actuación para tapar las flagrantes carencias ¿acaso era necesaria para alguien esta reunificación?

La cosa mejora en el fin de fiesta con la música vibrante de “Kurt Baker Combo” formado por músicos españoles a los que se incorpora Paul Collins haciendo vibrar al pabellón por primera vez con éxitos reconocibles como “Rock&Roll Girl” despues de lo cual los también americanos “The Model Rockets” se hacen un poco pesados para finalizar con la estrella de este año “Matthew Sweet” que no defrauda en su calidad y brillantez aunque con poco alma es decir soul.

Junto a la exposición de los 30 años en el Musac se celebran otras en el Ateneo cultural del Albeitar y en la Biblioteca Pública de León todas relacionadas con el aniversario del festival, fotografías y cultura, moda y actualidad en la prensa de los años sesenta, también el ya clásico festival de cine con películas de Godard Truffaut y Rivette entre las que habría que destacar la proyección de “Jules et Jim” a contracorriente para estos tiempos de retroceso en muchos órdenes que debería ser de obligada visión en las escuelas, en las fábricas y oficinas y en las Residencias de la Tercera Edad que a estas alturas serán probablemente los únicos que la hayan visto.

Desde el centro de la ciudad y a mediodía parte la caravana divertida, y que siempre atrae gran afluencia de público, de los Sccooter Run llenando las calles de una imagen de Brighton en Quadrophenia.

En definitiva, un Purple de transición, sensación de fin de ciclo y una renovación ya en marcha, el traslado al Palacio de congresos se hace ineludible, la clarificación y posible reducción de espacios también, la colaboración entre y consolidación de las aportaciones de los actores implicados León Gótico Ayuntamiento, Junta y el patrocinador Estrella Galicia harán seguro un Purple renovado para otros 30 años-

No deja de ser el mejor festival Mod de España y su existencia ¿es necesaria? No, imprescindible.

Comentarios