viernes 03.07.2020

Purple Weekend 2019. A la 31 fue la vencida

Purple Weekend 2019. A la 31 fue la vencida

El traslado al Palacio de Congresos de los conciertos nocturnos, un lugar mucho más cercano y acogedor muy bien recibido por la peña ha favorecido la consolidación y las perspectivas de futuro del festival.

Previsto para haberlo abierto en la 30 edición, no fue posible por circunstancias diversas, pero afortunadamente lo fue en este Purplewekend 31 edición.

La inauguración como siempre se celebra en el MUSAC, a cargo de los californianos Blank Tapes, que con su estilo de garage-pop y muchos toques folk y con excelente brío y garra anuncian un festival que promete.

Previamente y en los eventos paralelos se presenta el libro “La Quadrophenia de Pete Townshed” del madrileño Javier Cosmen con canciones de the Who en directo y en acústico a cargo de Paco Poza  miembro de Los Imposibles y en el Albeitar la proyección del documental “Sonido Mosca” de la Produktiva Films” sobre los primeros distorsionadres construidos en Barcelona por la marca Simarc, muy ligados al sonido primigenio y portentoso de  Los Salvajes, por ejemplo en su versión de Satisfaction, pero también a otros grupos barceloneses como Lone Star, Los Gatos Negros o los Cheyennes.

El jueves 5 comienzan en el Glam Theatre los conciertos de las tres de la tarde con la actuación del francés Ian Kay, muy versátil con muchas influencias de los 60 pero del que los más entendidos dicen que los Easebeats o los Byrds son su base principal

La tarde de Espacio Vías comienza mal con los ingleses Cyanide Pills, muy de moda, sus referentes son del siglo XXI y su actuación frívola, alocada e insustancial Salvan el día los grandes The Stems provenientes de los 80, con algunos cambios de personal, pero que demuestran llevar incorporado y con éxito el amplísimo bagaje del rock australiano.

Conciertos gratuitos como el del Albeitar el viernes 6 a las 13 horas donde se presenta el escoces Daniel McGeever, cantautor procedente de los 70, entretenido, con versiones de Beatles, the Who u Oasis y canciones propias un poco más pesadas. A las tres de la tarde en un Glam a rebosar, The  Thunderbeats levantan por primera vez en vilo al público, rusos, adolescentes en los malos tiempos de la descomposición de la Urss y el descontrol en la nueva Rusia, se refugian, como tantos jóvenes occidentales hicieron en su día en la música de the Rolling Stones the Troggs y the Animals, el resultado es un grupo fuerte de garaje y R&B, uno de los primeros grandes éxitos del Purple-19 Recuerdan en su trayectoria a los leoneses de los 60 Los Raros

De vuelta a Espacio Vías defraudan los barceloneses Retrovisores, pretenciosos, de más a menos, desinflando-se por exceso de confianza y por minusvalorar al público presente .The Rosalyns son el otro gran triunfo de la jornada, definidas como Girls Garage son cinco chicas de San Diego que efectivamente parten de homenajear a bandas pioneras y marginadas de mujeres de los 60 como The Liverbirds, The Dauhtersof Eve o the Belles con la misma energía que aquellas desarrollaron y a las que se les vislumbra un prometedor futuro.

A la noche viene el esperado momento de la inauguración del Palacio de Congresos para estos eventos, espacio mucho más civilizado que los anteriores pabellones deportivos que se utilizaban, con una enorme capacidad donde lo que antiguamente era un lleno absoluto ahora es una entrada mediada aun cuando ha aumentado el número de personas presentes, esperemos que esto sirva para animar y atraer todavía más público. La portuguesa Marta Ren es la encargada de la inauguración con una hora de retraso,dedica una especie de Soul-Funk con muchos brillos y aire de verbena un poco fuera de lugar, alargándose innecesariamente y termina consiguiendo que el personal se despreocupe de lo que pasa en el escenario.  Carlton Jumel Smith  confeso seguidor de Ottis Redding, Marvin Gaye, Sam Cooke y sobre todo James Brown el que despertó su vocación en una actuación a la que siendo un niño le llevó su madre que a su vez pinchaba todos los discos de Soul en el distrito portorriqueño de Nueva York donde vivían está perfecto y elegante en su actuación con unos músicos de acompañamiento de compromiso que no consiguen levantar al público salvo cuando se arrancan por algunas de las piezas más conocidas y trillada de Stevie Wonder o del mismo James Brown.

El Palacio se levanta por primera vez con los austriacos The Jaybirds, Rhythm&Beat más cerca de los Rolling Stones a los que telonearon en Viena o de los Yardibirds, de ahí el nombre, que de los Small Faces a los que querían parecerse los grupos Mod de la época, mucha experiencia, buena técnica y gran saber dominar el escenario.

El viernes 5 se alza así como el mejor día de esta edición con tres grandes eventos protagonizados por Thunderbeats, The Rosalyns y Jaybirds.

Sábado 7 teóricamente el día grande, lo es en parte porque después de pasar por el Glam The Jack Cades, eclécticos y suaves como buenos londinenses con componentes procedentes de diversa bandas que se van acoplando y The Loons en Espacio Vías aspirantes muy lejanos a parecerse a Pretty Things con tres o cuatro definiciones para su música como Gragea-Psych o British  Underground que tampoco se entiende muy bien, aparecen los franceses Les Gris Gris, asiduos del Purple y siempre triunfadores, estos si tienen bien asimilada la herencia de Easebeats, the Kinks, Pretty Things, madurando cada año y ofreciendo un sólido y bien engarzado concierto, sin fisuras convirtiéndose sin sorpresas en uno de los grupos más queridos y apoyados.

Sin pena ni gloria pasan los canadienses The Tranzmitors, ofreciéndose como revival mod, para dar paso a uno de los teóricos platos fuertes el británico Peter Perrett antiguo líder The Only One, desaparecido en combate durante años reaparece en solitario acompañado de excelentes músicos dos de ellos hijos suyos con letras acordes a su estado de ánimo que no se sabe muy bien y presumiendo de un Leonard Cohen electrificado, ni falta que hacía.

Hoodoo Gurus desde Australia precedidos de una exitosa trayectoria desde los 80 aun con diversos cambios en sus componentes  y esperados con gran expectación, se reivindican de excesivas influencias algunas contradictorias :T.Rex, Little Richard, Ramones,  Suicide, Gene Vincent, Flamin Groovies, Nancy Sinatra Gary Glitter, Bobbie Gentry y todavía más, Tantas influencias y la experiencia de los años producen un sólido espectáculo, con un buen sonido y dominio de los instrumentos, ofreciendo una fuerte imagen sobre  el escenario y un camino bastante trillado y previsible en lo musical.

El último día dedicado a grupos españoles, éxito de los Torontos que desencadenan la fiesta con su rock&roll de los 50 y 60, los gallegos Bifannah mezcla de influencias latinas y los leoneses The Allrighters que jugando en casa llenan el aforo con su eclecticismo representativo de varias décadas de música Pop.

Cierran la parte musical The Galileo 7 de Kent que cumplen con su papel de exponentes de una cosa que ahora se llama Psich-Pop y que por lo visto tiene muchos seguidores en Inglaterra, que se le va a hacer.

Afortunadamente el MUSAC (museo de arte moderno) empieza a jugar un papel más amplio que la mera inauguración, allí se han celebrado numerosas actividades Debate sobre la cultura mod y sixtie a cargo del colectivo Bruxista que edita un Fanzine temporal, En torno a la Psicodelia de los 60 y 70 drogas experiencias musicales, sensitivas, formas de vida alternativas, acompañado de una muy interesante exposición sobre arte psicodélico desde Revolver hasta 13th Floor Elevator considerados los iniciadores del movimiento en San Francisco pasando por Pink Floyd o The Beach Boys.

También se realiza un espectáculo de fusión música, luz y color con una sesión en vinilo de música psicodélica a cargo del madrileño Carlos Dorian y en la Galería Armaga una exposición de Andres Edo sobre el Purpleweekend de 1997.

cartel Purple Weekend 2020En Espacio Vias está instalado el mercadillo de objetos poppies ahora llamado vintage y la feria del disco, también todas las mañanas hay cuenta cuentos y actividades infantiles .de ahí parte el sábado 7 el scooter run desfile de vespas y lambrettas decoradas. Es una lástima que se haya eliminado este año el desfile de moda de vestidos y peinados ye-yes muy aclamado siempre, es de esperar que se pueda recuperar en un futuro.

Un problema entre varias marcas comerciales promocionadoras, (de cerveza), lleva a que hayan desparecido del Gran Café, los tradicionales conciertos del mediodía, trasladándose, fuera de abono, al Glam Theatro en todo caso un espacio más amplio y con mayor capacidad, abarrotado por los grandes Thunderbeats.

El Gran Café sin embargo relanza una serie de conciertos al margen del programa y del Purpleweekend con grupos locales y otros invitados, también muy interesantes que sin embargo producen confusión y una división nada positiva entre los organizadores y asistentes.

Sería deseable que se cerrara esta brecha mediante las negociaciones y acuerdos oportunos Un evento como el Purple que ha alcanzado un notable éxito y repercusión merece de unidad de la ciudad de León y de todos los posibles implicados No sería aceptable que por problemas internos más o menos justificados se consolidara una división que solo haría que perjudicar el conjunto de lo logrado tanto que un año más continúa incrementándose la asistencia superando ya los 12000 participantes.

Purple Weekend 2019. A la 31 fue la vencida
Comentarios