viernes. 12.07.2024
2023062500174686991

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

@Montagut |

En esta pieza aportamos los puntos fundamentales del programa electoral laborista para las transcendentales elecciones generales de 1929, que permitieron formar el segundo gabinete laborista en la Historia británica. Afortunadamente, contamos con el extracto que publicó El Socialista el 14 de mayo de ese año para el lector español. Puede ser muy ilustrativo conocer qué defendía el laborismo en la época de entreguerras:

-Paro: tratamiento la cuestión de forma inmediata a través de planes nacionales y créditos a la exportación y facilidades para la industria, con el fin de estimular las industrias básicas en crisis. Había que reformar la ley del Seguro del Paro, para aumentar los subsidios para los trabajadores en paro. Además, se debía aumenta la edad de la escolaridad obligatoria a los quince años, ayudando a las familias para su manutención y, por fin, habría que aumentar las pensiones.

-Carbón: había que tomar medidas inmediatas para aliviar la miseria de las regiones hulleras, reorganización de la industria, rebaja de las horas, nacionalización de las minas y los minerales, y desarrollo de la utilización científica del carbón.

-Vivienda: construcción de viviendas de alquiler, eliminación de los slums, o barrios miserables, continuación de la restricción de la renta, y se debían controlar los precios de venta de los materiales de construcción.

-Paz: se debería potenciar la Sociedad de Naciones y especialmente la OIT, es decir, la Organización Internacional del Trabajo, aceptación del arbitraje, conciliación y acuerdo jurídico aprobado por la Sociedad, aprobación del Tratado de Desarme, convocatoria de una Conferencia Internacional de Desarme, y reanudación de las relaciones diplomáticas y comerciales con Rusia.

-Agricultura: control público de la tierra, seguridad y estabilidad en los precios para los agricultores, con ayudas en forma de créditos y mejoras e los mercados, y establecimiento del salario mínimo para los obreros agrícolas, con seguro de desempleo.

-Industrias: aprobación de una Ley de Fábricas, ratificación de la Convención de Washington de las ocho horas, enmienda de la Ley de Indemnizaciones por accidente de trabajo e invalidación de la legislación antiobrera, encuestas en las industrias del algodón y metalúrgica, con vistas a su reorganización, y leyes contra los trusts.

Nos parece un material sugerente para reforzar nuestro conocimiento del papel del laborismo en la Historia del Reino Unido y de la izquierda en general.

El programa laborista de 1929