jueves. 23.05.2024
nickestesbbb
Nick Estes | Historiador del pueblo lakota

El gigantesco vómito sobre la civilización actual, ha mosqueado a infinidad de ciudadanos y ciudadanas que, pese a no tener ni un duro en sus cuentas más corrientes, tampoco tiene nada en forma de coche cañón o terrenos de tamaño inconmensurable.

Loreto Ochando estudiaba el escándalo en El Plural del pasado 15 de abril: "El ya tristemente conocido como caso mascarillas, en el que se investiga el cobro de una comisión millonaria de seis millones de dólares por parte de los empresarios, Luis Medina y Alberto Luceño, por traer material sanitario en plena pandemia, ha sacado a relucir lo que se podría tildar de las cloacas de la moralidad: comisiones millonarias en lo peor de la pandemia a costa del dinero público".

"Unas comisiones que se gastaron en artículos de lujo como coches, relojes, bonos bancarios o un yate", añade.

Nada nuevo: en su libro La vida bajo bandera pirata, Gabriel Kuhn recuerda que la "definición restringida de la piratería" puede llegar a excluir "a aquellos que estaban autorizados por la autoridad legal" y "a aquellos que operaban desde bases terrestres seguras".

Pero la desequlibrada competición cuenta con multitud de competidores y seguidores desde tiempos inmemoriales, algunos de los personajes de otro libro del sello pamplonés Katakrak Libruruak: Nuestra historia es el futuro.

El docente y ciudadano de la tribu siux del Bajo Brule Nick Estes rememora en este texto situaciones igualmente lamentables, ya que "toda la historia de Estados Unidos gira en torno a la tierra y a la transformación del espacio, impulsada sobre todo por la expansión territorial, la eliminación de pueblos indígenas y la instalación de asentamientos blancos".

Batallas como éstas, desiguales y gratuitas, nos hablan del equilibrio moral de quienes, en primera fila o en las sombras, llevan siglos y siglos machacando a tribus pacíficas, desde Putinland a los supuestos Estados Unidos de América.

Por ello, nunca debe ignorarse el beneficio de una buena lectura, en especial, si está acompañada de un conjunto de citas, fechas y acontecimientos tan reales como las que llevaron a los grandes de la ciencia-ficción hasta otros mundos inscritos en éste. En Ucrania y en Occidente. En Madrid y en... (escriba el lector, el nombre de la localidad).

¡Perdón! Indios, piratas y ladrones