martes. 23.07.2024
Paula_Rego's_Studio_2007
El estudio de Paula Rego 2007. (Fotos: Wikipedia y WikiArt)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 
PaulaRego
Paula Rego

Paula Figueiroa Rego, conocida como Paula Rego, nace en Lisboa el veintiséis de enero del año 1935. Su familia pertenecía a las clases ricas durante los años del régimen autoritario de Salazar, lo que quizás fuera una primera infancia solitaria y triste que quedará reflejada en sus posteriores personajes de forma siniestra y dominante.

Tras estudiar en St. Julian's School, en la ciudad de Carcavelos, ingresó en la prestigiosa Slade School of Arte de Londres, donde fue alumna de William Coldstream.

En la Slade School conoció al también artista Víctor Willing, con quien contrajo matrimonio. Ambos dividieron su tiempo entre Portugal e Inglaterra, hasta que en el año 1975, se trasladaron definitivamente a Inglaterra.

Willing murió en el año 1988, después de sufrir durante años de esclerosis múltiple. Su suegra influyó en Paula Rego para pasar de sus trabajos en empresas de efectos especiales al arte dentro de las galerías.

Sus primeros trabajos datan de las décadas de 1960 y 1970 y fueron neodadistas o de estilo informal. Mezcla diferentes técnicas con pintura y collage, juega con imágenes infantiles, fetichistas y traumáticas que serían fundamentales en su estilo de madurez.

Formó parte del London Group, con quienes participó en exposiciones colectivas junto a artistas como David Hockbey y R.B. Kitai. Paula Rego desarrolló un estilo más ilustrativo y figurativo. Estuvo relacionada con Francis Bacon, Balthus y Lucian Freud pero con una fuerte influencia de Beatrix Potter y sus libros infantiles. Es reconocida por su uso en sus historias y fábulas.

Su trabajo ofrece a menudo una cara siniestra, acentuando la dominación maliciosa y la subversión del orden natural

Su trabajo ofrece a menudo una cara siniestra, acentuando la dominación maliciosa y la subversión del orden natural. Son pinturas realistas dentro del naturalismo. Se ocupa de realidades sociales polémicas, como fue su cuadro “Triptych” del año 1998, sobre el tema del aborto y la soledad de las mujeres que se ven obligadas a abortar de forma clandestina.

rego
Branca de Neve e a madrasta, del año 1995

El estilo de Rego es comparado en ocasiones con las ilustraciones de historietas o tebeos. Como en las historietas, los animales se representan a menudo en papeles y situaciones humanas.

Sus últimos trabajos muestran un estilo más realista, pero en ocasiones continúan las referencias animales, la serie “Dog Woman” del año 1990, muestra una serie de cuadros al pastel que representa a mujeres con diferentes poses propias de perros.

Paula Rego también pintó un retrato de “Germaine Greer”, que se conserva en la Galería Nacional del retrato en Londres, así como el retrato oficial del presidente portugués, Jorge Sampaio. Se abrió en el año 2009 en Cascais el museo Casa das Historias, dedicado a la obra de Paula Rego y Victor Willin.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedicó a Paula Rego una exposición retrospectiva de su obra en el año 2007 que abarcaba todas las técnicas que utilizaba: pintura, grabado, collage y dibujo.

paula-rego 1
A Familia, del año 1988

En este cuadro de “A familia” vemos como el hombre está vestido con un respetable traje y está bajo el control de ellas. La escena parece transmitir una extraña sensación de pecado, como si se tratara de un incesto. El efecto siniestro se multiplica por las sombras del suelo, que también confunden, pues no se sabe si amanece o atardece.

Al fondo se ve a la Virgen observando cómo San Jorge mata al dragón que es una evidente representación del bien venciendo al mal. Otra pista es el mueble que parece que representa la fábula de la cigüeña y el lobo de Samaniego.

Su sensibilidad feminista se despertó en su adolescencia cuando leyó “El segundo sexo” de Simone de Beauvoir, entre otros textos. Las mujeres, sus placeres y dolores, triunfos y pruebas, siempre han tenido presencia en sus enfoques. Según Alex Farquharson director de la Tate Britain “Rego ha revolucionado la forma en que se da forma visual a las vidas y las historias de las mujeres”.

Las mujeres, sus placeres y dolores, triunfos y pruebas, siempre han tenido presencia en sus enfoques

Paula Rego dijo:”Trato de conseguir justicia para las mujeres... al menos en las fotos... Venganza también...”. Cuando fracasó un referéndum para legalizar el aborto en Portugal, hizo una serie de pasteles. Paula Rego pinta entre los años 1997 a 1999 el cuadro “Aborto”.

En esta obra destaca “el miedo y el dolor y el peligro de un aborto ilegal, que es a lo que siempre han recurrido las mujeres desesperadas. Está muy mal criminalizar a la mujer por encima de todo”.

2-600x405
“Tríptico sobre el aborto”.

Esta serie de cuadros muestra a mujeres después de abortos ilegales y su resultado fue tan impactante que influyó en la campaña por el segundo referéndum en el año 2007, en el que finalmente se legalizó el aborto en Portugal. La pintora considera estos trabajos entre los mejores que ha hecho “porque son verdaderos y contribuyeron eficazmente a cambiar la ley en Portugal”.

Trabajó denunciando el tráfico sexual, los asesinatos por honor y la mutilación genital femenina. Trabajos realizados entre los años de 2007 al año 2009. Según comentó: “Sucede en todas partes: incluso en Inglaterra, vienen aquí y les cortan el clítoris. Y participan madres y abuelas. Existe una tradición de crueldad de las mujeres hacia las mujeres, que es particularmente intrigante y espantosa”.

La obra de Paula Rego te lleva a lugares incómodos. El psiquiatra Carl Gustav Jung lo llamó la Sombra. El psiquiatra José Alexander Crippa dice que “son áreas tabú, donde el amor y la crueldad se tocan, y nuestros impulsos y miedos viven”. Estos límites poco claros son “exactamente donde a ella le gusta ponernos... Sin embargo, están dibujados con infinita compasión. Ella nos lleva en ese viaje de empatía”.

También evocaba en sus obras la pobreza, las migraciones y la guerra. La obra “War“ del año 2003, es una reacción a una foto publicada por The Guardian, sobre los bombardeos de civiles en Iraq.

El punto de inflexión en su obra llegó con la serie sobre la niña y el perro. De esta serie de cuadros destaca “la figura femenina que claramente toma la delantera en la acción, mientras que el perro es sometido y mimado. La niña hace de madre, amiga, enfermera y amante, en un juego de seducción y dominación que continúa en obras posteriores. Técnicamente, las figuras ganan volumen, el espacio gana solidez y autonomía, se fija la perspectiva escenográfica”.

Desde la década de los años 1960 vivió en Londres, lo que le otorgó su estilo internacional especialmente desde el año 1987, cuando firmó con la galería Marlborough Fine Art.

rego 1
La madastra, del año 1970.

La muerte de su marido, también en ese año, está marcada en obras como “El cadete y la hermana”, “La partida”, “La familia” o “El baile”, del año 1988. En la década siguiente, las obras “Tempo Passado e Presente” entre los años 1990 a 1991 y la serie de pinturas al pastel titulada “mujer perro”, marca el inicio de un nuevo ciclo de mujeres simbólicas.

Actualmente, es una de las artistas portuguesas más reconocidas, principalmente por las obras realistas que siguen la línea de Goya, Hogarth y Beckmann, y por haber explorado diversas técnicas, desde la pintura al collage, pasando por el dibujo y el grabado, construyendo constantemente situaciones únicas e idiosincrásica, en cualquier medio.

Paula Rego fue ajena a las modas pasajeras y siempre su pintura fue figurativa bajo diversas formas y es de los pocos artistas cuya obra se basa en la propia vida al igual que hicieron pintores como Goya o Hogarth, mostrando así lo mejor y peor de la condición humana.

Su obra tiene una manifiesta voluntad subversiva y liberadora, con una evidente dimensión de lucha contra la autoridad

Su obra tiene una manifiesta voluntad subversiva y liberadora, con una evidente dimensión de lucha contra la autoridad. La artista habla de la dominación, la opresión y la violencia con lo que cuestiona los estereotipos impuestos socialmente.

Paula Rego ha creado una obra inmensamente conmovedora y humana con un lenguaje apasionado y enérgico y que muestra gran fidelidad a su experiencia del mundo y está inspirada en los recuerdos de su solitaria infancia en Portugal y en los muchos papeles que ha asumido en su vida.

dancing-ostriches
Dancing Ostriches, 1995.

En su exposición celebrada Galería 111 podemos ver cómo abarca diversos temas, técnicas e historias personales. En un artículo de la revista Visión se dice:

"Es una cápsula temporal, que mide la transformación de sus rasgos naturalistas y figurativos, la expresividad de los cuerpos en series como la dedicada a Jane Eyre por Charlotte Brontë, las escenas autobiográficas que revelan la prolongada enfermedad del marido de la artista, Victor Willing (1928- 1988), las notas sorprendentes –como Futbolista (2010), con una Paula Rego en poses deportivas; o las tres obras destacadas dedicadas a María Magdalena, pinturas recuperadas del ciclo de la Virgen María (Anunciaçao, 2002), que hacen referencia a la voz (o la falta de ella) de la mujer, un activismo constante de la artista”.

Dicha exposición presenta una retrospectiva muy completa en la cual se recorre toda su trayectoria artística a través de importantes grupos de obras de cada periodo. Esto nos permite conocer a fondo dicha obra y como ha ido evolucionando.

Esta retrospectiva comienza con obras de su periodo de estudiante y continúa con las pinturas y collages políticos que están alentados por su odio al régimen dictatorial de Salazar y que son obras que se corresponde a la década de los cincuenta e inicios de los sesenta.

En esta exposición se presentan además los pasteles de gran formato y que es lo que le hacer ser más conocida. Además podemos contemplar grupos de grabados, que desde finales de la década de los ochenta, constituyen una parte considerable de su producción artística. Podemos también contemplar una parte considerable de sus numerosos dibujos, muchos de los cuales son expuestos por primera vez.

También es recomendable visitar la casa de las historias de Paula Rego. Es una institución dedicada a la artista y presenta siete salas que albergan una extensa obra de pintura, dibujo, grabado, de la colección. Fue iniciada en el año 2009, y permite seguir la evolución artística de Paula Rego y su lenguaje figurado.

cartel
Cartel de la exposición de canciones infantiles de Paula Rego 1996.

En este viaje creativo está implícita la reflexión sobre los hechos personales y sociales. Entre sus obras más importantes debemos destacar “el asedio” del año 1976, pintura que evoca el Sitio de Lisboa, en el año 1384, impuesto por las tropas de Castilla, a la que la curadora Catarina Alfaro atribuye una “trágica tensión que refleja la historia personal de Paula Rego, su aislamiento artístico y la decepción que sintió tras la Revolución del 25 de abril de 1974 en Portugal”.

La colección está dominada por creaciones realizadas en la década de los años ochenta y noventa, y durante esta década, Paula Rego expresa su deseo de liberación artística, de "hacer más directo".

La presencia y el enfrentamiento con sus emociones a través de la pintura se desencadenan cuando establece un lenguaje visual radicalmente nuevo para contar sus historias, creando un universo complejo y ambiguo en el que los animales son criaturas con cualidades y comportamientos humanos, arrojados a situaciones peculiares, vívidos dramas que invaden ruidosamente la pintura.

La ambigüedad en las narrativas de Paula Rego causa mucha sorpresa. Esta artista portuguesa da pistas que confunden desde las más sórdidas interpretaciones y va desde lo más inocente a lo más obsceno.

Paula Rego falleció en la madrugada del ocho de junio del año 2022 en su domicilio en Londres, después de una enfermedad.


BIBLIOGRAFÍA

Burgueño, María Jesús. “Paula Rego en el Museo Reina Sofía”. 2007. Revista de Arte - Logopress.
D'Silva, Beverley. “Paula Rego: The artista who helped change the world”. 220. BBC. 

Paula Rego, la pintora subversiva de la vida