domingo. 16.06.2024
congreso

Claudia, co protagonista de la novela Formas de volver a casa, del escritor chileno Alejandro Zambra (esa historia suya generacional respecto de la dictadura de Pinochet escrita en 2011), “cree que a nadie le hace bien tanta proximidad con el pasado”: porque “el pasado nunca deja de doler, pero podemos ayudarlo a encontrar un lugar distinto”.

El pasado está repleto de verdades que hoy ya son mentira. Respecto del pasado, respecto de la historia, la tendencia humana es doble: o bien comportarse como si el pasado no hubiera tenido lugar nunca o por el contrario hacerlo presente continuamente.

“Por mucho que el pasado no determine totalmente el presente, sin aquél, éste permanece ininteligible”.

Marc Bloch

¿Historia o memoria? El historiador José Antonio Pérez Pérez se preguntaba, con motivo de una conferencia suya sobre el terrorismo en el País Vasco, si lo que desea (y necesita, añado yo) una sociedad civil (la nuestra, sin ir más lejos) es enfrentarse a su pasado “desde una perspectiva que trate de analizar de una forma crítica y rigurosa lo ocurrido a partir del análisis de los hechos” o dejarse “llevar por una memoria que en muchas ocasiones trata de acomodarse al discurso dominante para tranquilizar su conciencia”.

«Lo que se adhiere a la memoria son esos pequeños fragmentos extraños que no tienen principio ni fin».

Tim O’Brien

No hay mejor manera de derrotar al olvido que la Historia.

La Historia es necesaria, pero no ha hallado sentido alguno a la historia.

La Historia es por definición el estudio del pasado, donde TODOS pierden. Al final, todos mueren. Siento el spoiler.

Leo en la novela Infierno, Purgatorio, Paraíso, de Jordi Ibáñez Fanés, publicada en 2021 (en la cual, un personaje considera que “la Historia es el verdadero estado de vigilia de la inteligencia y la única posición desde la que la actualidad se vuelve inteligible”), que “la Historia es racionalidad a destiempo”: lo que hacemos los seres humanos es elegir entre novela o historia, entre narración o información, entre imaginación o explicación, o bien mezclamos una cosa y la otra. “El oro y la mierda”.

El pasado debe estar en algún sitio