domingo 28/2/21
PALACIOS REALES

El Palacio Real de Bruselas

f2

Bruselas es una de las ciudades más bellas de Europa y una de sus principales atracciones es el Palacio Real.

El palacio es de principio del s XIX. Se empieza a construir durante la llamada época Holandesa del reinado de Guillermo I. Durante el reinado de Leopoldo II, el palacio del centro de Bruselas pasó por varias reformas hasta terminar en el aspecto que luce actualmente. 

El arquitecto Alphonse Balat se ocupó de las obras y fue finalizado en el año 1865. Leopoldo II sería también quién se encargaría de las obras de la nueva residencia real en Laeken. Lugar donde viven los reyes actualmente.

f11

Los extensos jardines de la zona están rodeados por algunos de los edificios más importantes de la ciudad. Al acercarte al Palacio Real te impresionara su imponente fachada. El rey Leopoldo II modificó el exterior del palacio a finales del siglo XIX, porque consideraba que era demasiado pequeño para un rey tan excelso. Cuenta con esculturas, que representan la industria y la agricultura junto con un pequeño jardín.

El Palacio Real fue construido entre los años 1820 y 1934, siguiendo básicamente la arquitectura neoclásica. El parque que rodea al palacio, Warandepark, se remonta al año 1776 y es tan impresionante como el edificio en sí, por sus bellas fuentes, lagos y mucho más.

Fue construido sobre los cimientos del antiguo Palacio de Coudenberg, que era la residencia de los Duques de Bramante. Fue construido a mediados del s XI. Con el correr de los años la fortaleza sufrió varias modificaciones conforme se hicieron necesarias, debido al incremento del poder de estos duques.

El Salón del Trono de este palacio presenció numerosos acontecimientos históricos tan importantes como la abdicación de Carlos V al trono en favor de su hijo Felipe II rey de España.

f10

El actual Palacio Real fue mandado construir por Guillermo I de los Países Bajos en el año 1815. Se creó gracias a la unificación de cuatro hôtels particulièrs del S.XVIII: Walckiers, Bender, Belgiojoso y Bellevue. Las alas laterales del edificio están flanqueadas en sus extremos por dos pabellones. El de la izquierda es el de la Lista Civil, y el de la derecha alberga el Museo BELVUE, consagrado a la historia de Bélgica y recientemente renovado.

El palacio se encuentra situado en el corazón de la capital europea, en la zona alta de la ciudad. Es el emblema de la parte más señorial de la ciudad, a escasos minutos de la Grand Place, Palacio de Justicia o el barrio del Sablón.

f9

La función actual del palacio, es principalmente la de albergar eventos, reuniones, ministerios y habitaciones para los jefes de estado invitados. Debemos de tener en cuenta, que la residencia real está en Laeken desde el año 1831, muy cerca del Atomiun y la iglesia de nuestra señora de Laeken, donde están enterrados los reyes.

La manera de saber si el rey está en el Palacio Real es cuando la bandera de Bélgica que preside el edificio, está alzada.

f8En las pinturas de las paredes del palacio está representada la coronación de Felipe II en el año 1555, cuando abdicó Carlos V. Ese suceso tuvo lugar en el antiguo Palacio de Coudenberg, y no en el actual. Las ruinas del antiguo palacio pueden visitarse en el museo Coudenberg.

Es la sede oficial de la monarquía belga, sin embargo no se utiliza como residencia real. Hay que conformarse con verlo en invierno desde fuera, ya que el acceso al público no está permitido. Sin embargo, el Palacio Real abre sus puertas en verano y es posible visitar sus espectaculares interiores, que no desmerecen a ninguno de los palacios reales de ninguna otra monarquía europea.

El rey Leopoldo II, sucesor de Leopoldo I, primer rey de Bélgica, realizó remodelaciones y ampliaciones en el año 1904, que le dieron la forma al estilo francés Luis XVI, que actualmente podemos contemplar. Esto lo pudo realizar gracias a la gran cantidad de dinero que obtuvo de la explotación del marfil y del caucho, que obtenía del expolio del Congo y que le permitió modernizar Bruselas.

Del Palacio Real destaca su fachada en estilo neoclásico, los tejados, el frontón esculpido, que se posa sobre las columnas de la entrada principal y el jardín que separa el edificio de la calle.

La fachada actual fue construida a principios del siglo XX por orden del rey Leopoldo II, siguiendo el proyecto del arquitecto Henri Maquet. La escultura del frontón muestra una figura alegórica de Bélgica, flanqueada por grupos que representan a la industria y la agricultura, por el escultor belga Thomas Vincotte.

f7

La Sala del Trono, la Escalera Real y la Galería Real son de esta época. También se agregaron dos alas, rematadas cada una por un pabellón.

Nada más entrar y cruzar el vestíbulo, nos recibe la escalera monumental, que nos viene a mostrar ya la grandeza de este palacio:

La Gran Escalera

Diseñada para el rey Leopoldo II, es una enorme escalera de mármol blanco con barandas en mármol verde y decorada en su trayecto con columnas y espejos y, en lo alto, una estatua de Minerva.

Sala del Trono

Contrariamente a lo que se podría pensar, no hay un trono en esta sala. Está dividida en tres partes, separadas por columnas. Del techo penden enormes arañas de bronce con caireles de cristal. Las paredes están decoradas con bajorrelieves de Rodin, que representan las ocho actividades económicas que, con una excepción simbolizan a cada una de las provincias de Bélgica.

f6

Además, nos podemos encontrar con una gran exposición de cartografía con curiosidades muy interesantes.

El salón del Trono también es conocido como Aula Magna fue construida por órdenes de Felipe el Bueno en el siglo XV y ha presenciado muchos acontecimientos importantes en la historia de los belgas y de Europa.

El Salón del Trono se destruyó en un gran incendio que tuvo lugar en el año 1731. Se reconstruyó en el año 1775 y sigue tal como lo dejaron ese año. El roble y el parquet de madera exótica, así como el bronce y las lámparas de araña doradas dan el prestigio con una apariencia imponente.

LA SALA DE LOS ESPEJOS

f5Esta habitación no llama la atención por los elementos que conforman su nombre. Es famosa por los bupréstidos tailandeses, que son un tipo de escarabajos. Fue el artista Jan Fabre quien, en el año 2002, decoró una de las lámparas de araña de la estancia y parte del techo con millones de caparazones de estos escarabajos.

Los mismos, cuentan con un color esmeralda de lo más llamativo, el cual le ha dado toda la fama a esta habitación. Jan Fabre y su equipo de 29 artistas pasaron tres meses en completar la lámpara.

Estos caparazones reflejan la luz, una maravilla de la naturaleza, que te hará olvidar la extraña sensación inicial de saber que hay millones de bichos sobre tu cabeza o al menos sus alas.

Esta sala acoge una serie de juegos para probar nuestra habilidad y aprender la ciencia que se esconde tras el deporte.

Sala Goya

En sus paredes cuelgan tapices realizados en España según dibujos hechos por Goya. Fueron un regalo de Isabel II de España a Leopoldo II. Son tres los famosos tapices del genial pintor aragonés.

f4

Otras salas

f3La Sala Real, la Sala Imperio, la Sala de Música, la Sala de los Espejos, la Sala Azul están llenas de lujo y arte hasta que llegamos a la sala del trono, que ya hemos visto anteriormente. Debemos destacar la Habitación del Imperio que contiene once jarrones dorados floreados, que representa cada una de las once provincias belgas.

Casi todas las piezas del mobiliario del Palacio han pertenecido a alguna familia real y fue regalada a la monarquía belga en los últimos ciento cincuenta años. Entre los regalos podemos ver instrumentos musicales, vasijas exóticas, lámparas de araña inverosímiles.

Otras escaleras muy conocidas son las de Venecia, que destacan por unas bellas pinturas de la ciudad italiana.

Algunas salas están dedicadas a la reina Isabel, que nació en 1876 y murió en 1965, y que destacaba por su pasión por las artes. Era la esposa del rey Alberto I, era violinista, escultora, pintora y fotógrafa. Organizó un concurso y una academia para jóvenes talentos musicales y participó en varias exposiciones de escultura y documentó la I Guerra Mundial con sus fotografías. Todo este trabajo artístico de la reina Isabel lo podemos ver en estas salas.

f1

El Palacio Real de Bruselas
Comentarios