domingo. 14.07.2024
Foto Fer González
Foto: Fer González

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Minutos antes de que comenzara el concierto de Israel Fernández, los organizadores del Festival Noches del Botánico repartían chubasqueros entre los asistentes. Lejos de una estampida generalizada ante el frío y la lluvia que se auguraban, se notaba en el ambiente que había muchas ganas de dejarse llevar por el duende y magia de este cantaor toledano. Evidentemente, la noche prometía arte por encima del frío, y la joven Ángeles Toledano, junto al guitarrista Benito Bernal, había calentado previamente el ambiente con un cante lleno de personalidad, en el que se perciben influencias muy variadas y una clara apuesta por los nuevos sonidos. Su actuación en los peores momentos de la tarde, con un público algo desubicado y helado, fue un ejemplo de arte y saber estar en el escenario. Aunque en ocasiones el viento hizo temer por la acústica de su concierto, canciones como 'Araora', primer tema del disco que prepara, sugieren que hay artista para rato.

Israel Fernández es un artista que viene a revitalizar el flamenco, y su forma de entenderlo refleja esta intención

Pareciera que durante su actuación Ángeles Toledano hubiera invocado al duende flamenco, porque lo cierto es que cuando, ya entrada la noche, llegó la actuación del toledano Israel Fernández, la lluvia y el viento pararon e incluso mejoró algo el frío. Israel saltó al escenario prometiendo que iba a darlo todo y que no pensaba guardarse nada. Para colmo, estaba acompañado por uno de los guitarristas del momento, Diego del Morao, con quien se siente especialmente unido y que le permite sentirse muy cómodo mientras explora los distintos palos del flamenco.

Israel Fernández es un artista que viene a revitalizar el flamenco, y su forma de entenderlo refleja esta intención. Un arte que no siempre ha mirado tan descaradamente al futuro como en la actualidad. Así que es posible que aquellos más anclados en el pasado no vean con buenos ojos un cante claramente desinhibido, que, al igual que su cabello, rebosa personalidad y poderío.

Concierto Israel Fernández
Concierto Israel Fernández

Lo cierto es que nos encontramos con un cantaor gitano que gusta mucho entre las nuevas generaciones. El público joven y lleno de atractivo que fue a verlo lo aplaudió con ganas mientras no paraba de inmortalizar el momento en las redes sociales. Ya solo por esto habría que darle las gracias, ya que el duende y el arte flamenco están garantizados por mucho tiempo y se está creando una afición muy nueva. Pero, además, hay que reconocerle una voz potente que ofrece colores muy interesantes, con una clara rasgadura tonal que simplemente, pese a quien pese, lo define como uno de los cantantes del momento. Me resultó muy curioso el silencio absoluto con el que la gente lo escuchaba en varios momentos de la noche, convirtiendo sus conciertos casi en eventos hipnóticos de los que es imposible escapar.

El cantaor abordó todos los palos durante la noche (no todos con igual éxito), destacando especialmente en las soleás, tientos y seguiriyas, y dando mucha fuerza a temas como 'La bella murciana' o el ya casi clásico 'Platero'. “Se ha quedado la noche serena”, decía el cantaor antes de soltarse solo al piano para cantar por granaínas, pidiendo perdón de antemano por no ser un pianista de gran técnica. Efectivamente, no la tiene, pero lo compensa con su sentimiento y dedicación al cantar. Y es que la pasión fue lo que caracterizó un concierto en el que el artista pudo demostrar el especial momento en el que vive.

El duende de Israel Fernández vence al frío en Noches del Botánico