domingo. 14.07.2024
29 FESTIVAL INTERNACIONAL DE MAR DEL PLATA

“Mágica Girl”, obra de un trastornado

Por Walter C. Medina | Premiada con la Concha de Oro a la Mejor Película en el último Festival de Cine de San Sebastián, “Magical Girl” ha sido una de las cintas que mayores expectativas ha creado; llenando por completo la Sala 1 del Cine Ambassador.

wlete

Estaba en un bar, en Madrid. Unas señoras conversaban cerca de mi mesa cuando una le pregunta a la otra: “¿Has ido al cine?”. “Pues si”. “¿Y qué has visto?”. “Magical Girl”. “¿Y..qué tal?". Pues mira, es la obra de un trastornado”

“Pocas cosas quedan ya que no sean negocio”, dice uno de los protagonistas de la premiada “Magical Girl”, segundo largometraje de Carlos Vermut proyectado en la sección Autores de la 29 edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Reflexiva y oscura, el nuevo largometraje del realizador de “Dimond Flash” ya es tema de debate entre público y crítica.

Premiada con la Concha de Oro a la Mejor Película en el último Festival de Cine de San Sebastián, “Magical Girl” ha sido una de las cintas que mayores expectativas ha creado; llenando por completo la Sala 1 del Cine Ambassador.

Vermut ha estado presente en este mismo certamen en su edición número 27 con su anterior largometraje, “Diamond Flash”; aunque en esta ocasión su paso por Mar del Plata tiene además la finalidad de poner a prueba su criterio a la hora de evaluar los filmes de la Competencia Internacional.

¿Cómo estás viviendo esta experiencia de ser parte del jurado de la sección más importante del festival?

Es un placer y un honor, pero también una gran responsabilidad a la hora de juzgar el trabajo de los compañeros. Desde luego, es importante hacerlo desde el respeto; mucho más sabiendo lo difícil que es hacer una película.

¿Qué diferencias y qué continuidades tiene Mágical Girl con Diamond Flash?

Las continuidades son el amor por el misterio, las elipsis y la voluntad de dejar al espectador ser parte de la historia. La producción, en muchos sentidos, fue más fácil porque pudimos disponer de muchos más medios que en mi primer largometraje. En ese sentido tuve la suerte de contar con un equipo y unos actores maravillosos que hicieron creer la película.

En Magical Girl está presente la crisis económica que atraviesa España, pero también la crisis moral. ¿Qué dice sobre España el derrotero de los personajes?

La historia se desarrolla en la España de hoy en día y los personajes son víctimas y verdugos de un contexto actual que tiene una explicación histórica y social. España es un país dividido, con heridas aún sin cicatrizar, con problemas para que los ciudadanos puedan expresarse libremente. Cada día, poco a poco, esto está cambiando, pero nuestra realidad está ahí.

Oliver Zoco, el personaje más oscuro de Magical Girl, hace una definición de España trazando un paralelismo con la tauromaquia.

Sí, dice que los españoles somos una mezcla entre instinto y estrategia. Y recurro a la tauromaquia para definir un poco esa idea de la división que nos caracteriza como sociedad; así como están los taurinos y los antitaurinos, los que ven espectáculo o arte en lo que otros consideramos algo terrible. Es una manera de definir las dos posturas encontradas de una misma sociedad.

En uno de los pasajes de la película, Damián, interpretado por José Sacristán, pregunta “¿A qué político le interesa hoy una sociedad crítica?”

Sí, porque él, al igual que Luis, el personaje que encarna Luis Bermejo, de alguna manera son víctimas de las políticas de recortes en educación. Luis es profesor de Literatura y está en el paro por culpa de los recortes.

Antes de la proyección de “Magical Girl”, Carlos Vermut dijo haber escuchado una crítica que hasta el momento le sigue pareciendo una de las mejores.

Estaba en un bar, en Madrid. Unas señoras conversaban cerca de mi mesa cuando una le pregunta a la otra: “¿Has ido al cine?”. “Pues si”. “¿Y qué has visto?”. “Magical Girl”. “¿Y..qué tal?". Pues mira, es la obra de un trastornado”.

“Mágica Girl”, obra de un trastornado