jueves 13/8/20
LIBROS | NARRADOR DECISIVO DE LA GENERACIóN DEL '50

Luis Goytisolo, Premio Nacional de las Letras Españolas

El autor de la tetralogía Antagonía, que se inició como escritor en la España del final de la década de los cincuenta obteniendo el premio Biblioteca Breve, ve reconocida su trayectoria literaria.

Luis Goytisolo, en una fotografía reciente
Luis Goytisolo, en una fotografía reciente

Luis Goytisolo, sobre el que dimos noticia en este diario con motivo de la nueva edición de Estela del fuego que se aleja, ha sido galardonado este jueves con el Premio Nacional de las Letras Españolas, un "gran prestigio" para este escritor, quien este año también ha recibido el Premio Anagrama de Ensayo. Goytisolo, autor de obras como Diario de 360º o Liberación, compareció el pasado jueves ante los medios de comunicación en la sede de la Real Academia de España, institución en la que ocupa el sillón C, pocas horas después de conocer que había sido galardonado con el más importante premio de literatura que, como reconocimiento al conjunto de una obra y de una trayectoria, se otorga en España (el Cervantes abarca también al mundo literario hispanoamericao).

A pesar de afirmar que se trata de un premio "muy importante", el escritor y académico tiene una objeción: "el enunciado". "Es un poco confuso, debería llamarse Premio de las Letras de España, porque si no crea una confusión territorial lingüística en Latinoamérica, donde pueden creer que el premio también es para ellos", ha señalado.

Goytisolo no se siente un escritor catalán, como afirma que se le ha llamado a lo largo de la jornada en diversos medios. "Me siento un novelista español porque es el idioma en el que escribo, en el que me siento cómodo. Lo que sí me siento es barcelonés. Decir que soy un escritor catalán sería ofender a los escritores catalanes, yo no sé ortografía catalana", aseguró.

Otra cosa es estar "en la línea" de otros autores contemporáneos españoles, algo que afirma desconocer, ya que lo que tiene claro por encima de todo es que "la literatura está al margen de nacionalidades". "Son conceptos distintos, hay una interrelación por encima del idioma", ha dicho.

Preguntado por el auge del soberanismo en Cataluña, Goytisolo afirma sentirse "un poco ajeno" al debate político. Lo vive "desde lejos", porque la relación con la gente la tiene  en Madrid. El resto del tiempo lo pasa en Tarragona, en el campo, donde se encuentra inmerso en la restauración de un molino que estaba "hecho una porquería".

"El tiempo que se dedica a la pantalla es tiempo que se sustrae a la lectura del libro tradicional"

A su juicio, la situación que se vive ahora en Cataluña se ha repetido en más ocasiones, como el año en el que se celebraron los Juegos Olímpicos, por ejemplo. En su opionión, se trata de "burbujas" que "parece que desaparecen" y que un día "se pincharán". "Hay una base real de nacionalismo que creo que es minoritaria", ha manfiestado.

REALISMO OBJETIVO: PUNTO DE PARTIDA

Desde muy joven, Goytisolo se impuso como género el realismo objetivo que utilizaron también autores como Ernest Hemingway o Cesare Pavese: "Un enunciado frío y objetivo en cuyo relato el autor no interviene, donde se dan los datos para que el lector lo interprete". Esta técnica fue la que desarrolló en Las afueras, primera obra con la que recibió el premio Biblioteca Breve, en 1958.

A partir de entonces desarrolló un estilo propio que ha caracterizado toda su trayectoria, en la que destaca por encima de todas sus obras Antagonía, iniciada con su portentosa novela Recuento. Según recuerdó a los periodistas, para la redacción de esta obra fueron muy inspiradores los 35 días que pasó aislado en la cárcel de Carabanchel (Madrid), donde permaneció durante cuatro meses por su confesada militancia comunista.

"Fueron fecundos. Era una celda sin muebles, por lo que tenía que escribir en el suelo. Y tampoco tenía papel, así que utilicé papel higiénico, del que aún guardo algunos trozos. Ese aislamiento total me sirvió para concentrarme", añadió

Preguntado por los nuevos hábitos sociales, Goytisolo afirmó que "el tiempo que se dedica a las pantallas es tiempo que se sustrae a la lectura del libro tradicional". "No son buenos tiempos", indica, aunque matiza que "siempre habrá lectores".

Luis Goytisolo, Premio Nacional de las Letras Españolas
Comentarios