#TEMP
domingo. 03.07.2022

Lucha de gigantes

Esta noche vuelve la Champions con un duelo entre los dos equipos que más veces han ganado la mayor competición internacional de clubes europea: el AC Milan y el Real Madrid. Un verdadero duelo entre gigantes que servirá como piedra de toque para testar el equipo de Mourinho.
NUEVATRIBUNA.ES / ANTONIO SANTO 19.10.10

El Real Madrid de Mourinho lleva unos cuantos partidos venciendo y convenciendo: sus goleadas ante el Deportivo y el Málaga no sólo han sido contundentes, sino además una exhibición de potencia y buen juego. Sin embargo, la temporada pasada Pellegrini obtuvo también números que hablaban por sí solos, pero su equipo se desinfló en cuanto tuvo que enfrentarse a rivales de cierta entidad, así que las dudas van de boca en boca: ¿resistirá la prueba esta vez el Madrid, gracias a la solidez que parece haber ganado desde que llegó Mourinho, o todo lo visto hasta ahora no será más que un espejismo? ¿Será capaz el Madrid de ganar al Milan en casa y acallar temores o volverá el runrún del miedo a otro año en blanco?

Es verdad que el Madrid es un equipo muy diferente al del año pasado: mucho más correoso y organizado, sólido atrás como no se había visto en años (Casillas está ahora mismo en primera posición del Zamora, pero no tanto porque haya hecho paradas espectaculares sino porque apenas debe intervenir en cada partido) y absolutamente letal arriba desde que Mourinho ha sido capaz de hacer entender a Cristiano que no tiene que intentar ganar los partidos él solo. Ahora es relativamente común ver a Ronaldo e Higuaín pasarse balones y hasta celebrar los goles que marca el otro; una buena noticia para la hinchada madridista, porque nada bueno podía salir de la insana relación competitiva que se había establecido entre el ariete argentino y el extremo luso. Además, las incorporaciones de este año no sólo parecen estar cuajando a la perfección (Di María se ha hecho un sitio indiscutible; Carvalho aporta seriedad y experiencia; Özil, aunque interminente, dirige el juego con eficacia y Khedira está fuerte en su zona), sino que parecen estar haciendo mejores al resto: Xabi Alonso se ha consolidado del todo como eje defensivo de la medular y hasta Marcelo ha dejado de olvidarse de que tiene espalda y debe cubrirla para que no se la ganen tres veces por partido.

Pero tampoco el Milan es el equipo envejecido y cansado de otros años. Ronaldinho, aunque muy lejos de sus tiempos dorados en el Barcelona, parece más centrado que en la última temporada; este año le hemos visto alguna jugada de ensueño (como el regate de tacón que dejó a un defensor del Catania preguntándose qué había pasado) que promete espectáculo para esta noche. A él se suman el siempre temible Pato y los inmortales Seedorf e Inzaghi... Pero también las nuevas incorporaciones, un Robinho que cuando decide jugar al fútbol es capaz de dejar sentado a cualquiera y el fantasista Ibrahimovic, que pese a su intermitencia en el Barça del año pasado está dando un auténtico recital en su retorno al Calcio. El entrenador del Milan, Allegri, sabe (y así lo ha dicho) que tendrá que plantear un partido casi perfecto para ganar a esta máquina de marcar goles que es el Madrid de Mourinho... Pero también Mou sabe que no puede despistarse ni un minuto si quiere que la inercia positiva que ha alcanzado se mantenga. El Bernabéu promete esta noche (20.45, en HD en Telemadrid) un verdadero espectáculo futbolístico.

Lucha de gigantes
Comentarios