EDITORIAL PAMIELA | PAMPLONA

¿Qué sabemos de… Simón Bolívar?

El ensayo de Lacasta-Zabalza arroja luz sobre la figura de un hombre que cambió el mapa del mundo.

portada libro bolivarLa editorial Pamiela de Iruña/Pamplona ha publicado un libro de José Ignacio Lacasta-Zabalza sobre SIMÓN BOLÍVAR.

Lo ha hecho en la colección ¿Qué sabemos de?, que se realiza con los cánones de la francesa Que-sait-je?

Consta de 125 páginas, lo que no quiere decir parquedad sino síntesis, y mira mucho el contenido, el resultado final; de manera que quien lo lea sepa lo más importante del tema, en este caso del personaje, que se anuncia en el título.

El libro se apoya sobre todo en las fuentes directas a las que da preeminencia. Los cinco tomos de las Obras completas de Simón Bolívar, en edición bogotana de Vicente Lecuna en 1979, ilustran los pasos políticos, militares, constitucionales, dados por el Libertador en su lucha por la independencia americana. También le sirve de respaldo, sobre todo en el plano institucional, el libro de Simón Bolívar, Obra política y constitucional, edición de Eduardo Rozo en Tecnos (Madrid, 1979). Perspectiva directa que se completa con las conversaciones de Bolívar con su edecán Luis Perú de Lacroix, recogidas en el libro Diario de Bucaramanga (Fica, Bogotá, 2012).

Su mayor mérito que fue la abolición de la esclavitud en todos los territorios que liberó, lo que sucedió casi medio siglo antes que lo hiciera Abraham Lincoln

La obra destaca los aspectos esenciales de la acción de un hombre que cambió el mapa del mundo, lo que se proyectó en: a) la construcción de la Gran Colombia (un Estado que comprendía lo que hoy es Colombia, Venezuela y Ecuador a lo que se agregaron Perú y Bolivia) b) el levantamiento de un ejército de liberación nacional que derrotó en toda regla al borbónico del imperio español c) y su mayor mérito que fue la abolición de la esclavitud en todos los territorios que liberó, lo que sucedió casi medio siglo antes que lo hiciera Abraham Lincoln.

La monografía también critica las versiones míticas de Bolívar (Venezuela) y antiespañolas en exceso, con el olvido del principio del Libertador dado a sus embajadores: “Paz a la nación española y guerra de exterminio a su gobierno actual”.

También se opone a las versiones de ultraderecha provenientes de Colombia, de las filas del uribismo, que pretenden contraponer la figura de un venezolano militar, Bolívar, a la de un neogranadino, el hombre de las leyes, Francisco de Paula Santander. Versión contra la historia misma, pues los dos fueron de leyes (Bolívar redactó la Constitución de Bolivia) y de armas (Santander fue comandante de la División de Vanguardia).

En resumen, un libro que deja clara la exposición de las fuerzas independentistas, y sus problemas, en su confrontación victoriosa con el ejército monárquico español. Capítulo de la historia muy poco conocido, de manera paradójica, en la propia península ibérica.