martes. 16.04.2024

El cantautor catalán Lluís Llach ha vuelto a subir este sábado a un escenario, casi 15 años después de su último recital, para ofrecer un concierto para impulsar el "Debat Constituent", una iniciativa surgida desde el independentismo para sentar las bases constituyentes de una "república catalana".
En un Palau Sant Jordi lleno -se han vendido más de 15.500 entradas de las 16.000 disponibles-, durante dos horas Llach ha repasado los grandes éxitos de su discografía, haciendo paralelismos entre la actualidad y la época en la que los compuso, y con alguna crítica al actual rumbo del independentismo.
Tras casi 15 años desde su último concierto en marzo de 2007 en Verges (Girona), y más allá de pequeñas actuaciones en ocasiones posteriores, Llach ha regresado excepcionalmente a un gran escenario para "propagar la existencia" y recaudar fondos para el "Debat Constituent".
"En los últimos 10 años estamos soñando cada día en un país mejor. Definid cómo tiene que ser", ha subrayado el cantautor, que ha defendido "dar la voz" a la ciudadanía para consensuar "cómo tiene que ser" el nuevo país.


Con un público completamente entregado desde el inicio, el recital ha arrancado con la canción 'Vida', que ha provocado el primer aplauso atronador de la noche y ha levantado a todo el público de sus sillas, ruborizando a un Llach que iba pidiendo a los asistentes que se sentaran.
Sin embargo, la primera ovación de la noche se la ha llevado la presidenta del Parlament, Laura Borràs, al entrar a la platea. Además de ella, al recital también han asistido otros representantes políticos como el expresidente de la Generalitat Quim Torra, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el exconseller Jordi Turull o el exdiputado de la CUP David Fernández.
El primer momento álgido de la noche ha llegado con "La Gallineta", que ha interpretado con Montse Castellà. Tras afirmar que la gallina protagonista de este tema escrito en 1976 "está más 'emprenyada' que nunca" por la situación actual, el Palau Sant Jordi ha cantado a pleno pulmón su estribillo: "La gallina ha dit que prou, visca la revolució".
A lo largo del recital el cantautor ha repetido consignas contra la "represión", los "golpes de Estado", "el sistema económico desbocado", la emergencia climática, la crisis de los refugiados o los crecientes discursos de odio.
Justamente en la previa de 'Cançó d'Amor', que ha interpretado con Joan Reig y Suu, Llach ha arremetido contra la violencia machista y la homofobia, levantado otra de las grandes ovaciones de la velada.
A lo largo del concierto, también han actuado Els Catarres, Joan Dausà, el Mag Lari, Gemma Humet, Natxo Tarrés y Marta Carrasco.
El 'Jorn dels Miserables' ha vuelto a poner a todo el público de pie, gritando "Independencia", para continuar con 'I si canto trist', donde ha tenido un recuerdo para los líderes del Procés indultados y los que están en el exterior -provocando gritos de "Puigdemont, president"- y para los "3.000 perseguidos anónimos", a quienes los asistentes han brindado otro sonoro aplauso.
También ha tenido palabras para Laura Almerich, su inseparable guitarrista fallecida en 2019, a quien le ha dedicado 'Tinc un clavell per tu' y para la expresidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, con 'Cant de l'Enyor'.
La emoción a flor de piel se ha vivido con 'Abril del 74', tema en homenaje a la revolución de los claveles portuguesa, que Llach ha definido como "una canción de amor al combate y a la militancia".
'País Petit' ha inaugurado la traca final del concierto, en la que se han reiterado las ovaciones de pie del público.
Antes de los bises, el concierto ha acabado con 'No era això companys', cuya letra apunta contra los que "dirán que ahora hay que esperar", que ha servido como crítica poco implícita al actual rumbo del liderazgo independentista.
"Más que nunca tenemos que decir que 'no era esto'. Y paro porque empezaré a decir disparates", ha señalado Llach antes de empezar.
'La Estaca' cantada a capela por todo el público; 'Tossudament alçats', para reafirmar el convencimiento independentista; y 'Corrandes d'Exili', para reivindicar su autor, el poeta Pere Quart, y a los perdedores de la Guerra Civil, han servido para culminar el concierto, que ha finalizado definitivamente con una larga ovación y Els Segadors.EFE

Lluís Llach vuelve al escenario tras 15 años para impulsar Debat Constituent