martes. 16.07.2024
libro

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Seto | @monmislilith

La historia empieza con dos curiosos personajes, estos son un oso y un castor que viajan en sidecar y remolcan una preciosa caseta biblioteca, acostumbrados a moverse en libertad, de golpe chocan con un extraño muro en el bosque y descubren a una niña perdida detrás de un árbol.

La elección de los dos animales protagonistas viene marcada por las cualidades relacionadas con esas dos especies, por un lado, el Oso lo asociamos como un animal bonachón y amable, y al Castor como un ser divertido y travieso, y esto se ve en como se relacionan con la pequeña, el Castor con su alegría no para de hacer preguntas a la niña y el Oso quiere darle tranquilidad. La idea de una biblioteca ambulante nos recuerda que ahora hay bibliobuses que llevan libros y cuentos hacia pueblos aislados que no disponen de biblioteca pública, y de este modo estos puedan llegar a todos los rincones del mundo.

Otro hecho curioso es que los tres protagonistas no dicen su nombre en ningún momento, son Oso, Castor y Niña, son personajes únicos. El más misterioso de todos es la niña, no sabemos quien es, ni que hace en medio de un bosque... poco a poco nos explica que está buscando a su madre y que ella vive tras un muro, lo que podría parece un simple muro de un pueblo es algo más grande y vemos soldados rodeando el muro.

Las ilustraciones y el color son fascinantes, y es curioso que hay mucha luminosidad en la historia a pesar de que la mayoría de los momentos suceden durante la noche, jugando con la luz del sidecar, de la propia luna, de la linterna en la tienda de campaña... y mostrando que siempre hay algo positivo en la oscuridad.

Los días irán pasando e irán sustituyendo los ladrillos por preciosos libros, estos encajan en ese espacio y  producirá un cambio muy positivo.

El cuento es un canto a la Libertad y al abrir mentes, a saborear la belleza y el poder de la lectura, y descubrir que se pueden cruzar muros y fronteras para conocer la libertad.

LA NIÑA Y LA BIBLIOTECA AMBULANTE

Autor/a: Eulàlia Canal
Ilustrador: Sebastià Serra
Editorial: Carambuco ediciones.
Primera edición: marzo 2024
Colección: Tesoros, de 4-8 años.
Género: Infantil  y Juvenil.
Encuadernación: Tapa dura.

La_niña_y_la_biblioteca_ambulante

Sinopsis:

Con una narración, donde se trenza la sensibilidad y la ternura propia de la autora, Eulalia Canal, nos cuenta la historia de Oso y Castor, que conducen un remolque con una biblioteca ambulante cuando de repente chocan con un muro en medio del camino. Allí conocen a una niña que necesita atravesar el muro para reencontrarse con su madre. Entre los tres, y gracias a los libros y a la imaginación, traman un plan para pasar al otro lado, esquivar al vigilante y seguir su camino. Con el objetivo narrativo de plasmar el poder de las palabras, los libros y la imaginación, y cómo pueden convertirse en las mejores armas para derribar muros, vencer todo tipo de obstáculos y seguir soñando en un mundo mejor. Las palabras son puentes que atraviesan océanos.

Eulàlia Canal es una escritora de literatura infantil y juvenil, poeta y psicóloga, ha colaborado en proyectos infantiles en el campo de la música y el teatro.  

Sebastià Serra ha recibido numerosos premios como el de la Crítica Serra d’ Or o Lola Anglada o Mercè Llimona, ha ilustrado más de setenta libros en España, Italia, Francia, Inglaterra, Portugal, Taiwan, Brasil y Estados Unidos. Además de ilustrar puzles y juegos y colaborar con numerosas revistas.

La niña y la biblioteca ambulante