#TEMP
sábado. 25.06.2022

Las presas no se olvidan de Haití

La compañía 'Teatro Yeses' integrada por varias reclusas de Alcalá Meco estrenará el próximo 5 de mayo en Madrid Europaz, una divertida obra con la que se recaudarán fondos para los damnificados por el terremoto.
NUEVATRIBUNA.ES 29.04.2010

Sus mujeres, son actrices y cumplen condena en la cárcel de Alcalá Meco. Una decena de internas integrantes de la compañía de ‘Teatro Yeses’ estrenarán el próximo 5 de mayo en Madrid la obra Europaz, una función benéfica en la que se recaudarán fondos para Haití. En conversación con nuevatribuna.es, su directora, Elena Cánovas, pone en valor la puesta en escena de estas reclusas que han encontrado “un espacio de libertad en un espacio privado de ella” y han sido capaces de realizar un trabajo voluntario, ilusionante y pionero en Europa.

‘‘Teatro Yeses’’ nació en 1985 en la antigua cárcel de mujeres de Yeserías (de ahí le viene el nombre) pasando luego a la prisión de Carabanchel y finalmente en el Centro Penitenciario de Madrid I Mujeres en Alcalá de Henares. Por esta compañía han pasado alrededor de mil mujeres. Desde el primer momento quisieron hacer algo más que un mero taller carcelario. Se trataba de inaugurar una experiencia nueva que tuviese continuidad y coherencia en sus planteamientos. Desde entonces se han desarrollado más de 40 montajes teatrales cuya complejidad técnica y artística han ido en aumento.

El proyecto ‘‘Teatro Yeses’’ es novedoso en Europa porque es el primero que se hace fuera de la prisión incorporando profesionales del teatro (para la escenografía, el vestuario, coreografía y música) entre los que también se encuentran hombres. Esta compañía ha participado en encuentros Europeos de Teatro y Cárcel (en Milán, Manchester y Berlín) pero allí las funciones se hacen en las prisiones y para las prisiones.

Con el respaldo de la Dirección general de la Mujer y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias dentro de la campaña Desde Dentro y con la colaboración de la Fundación Madrid Paz y Solidaridad, la compañía tiene como objetivo básico alcanzar los propósitos de reeducación y reinserción social que propugna la Constitución española. Se da así asistencia social y cultural a un colectivo “doblemente desfavorecido, por ser mujeres y por ser presas”, explica Elena Cánovas. “Se trata de dar algo más, no solo entretenimiento y diversión sino también denunciar la injusticia” y ensalzar el feminismo, explica la directora.

De hecho, el feminismo está muy presente en la obra de la autora Alejandra Juno. “Europa y Paz tienen nombre de mujer. Europa es la más antigua, madre y cuna de todas las civilizaciones, es por tanto la más sabia. Su deber, su conocimiento y su profundo deseo la llevan a acabar con las guerras, a buscar la concordia y encontrar la Paz”. Con esa sinopsis inicial se ha ido argumentando una obra de teatro que cuenta la historia de Europa desde sus orígenes mitológicos hasta la época actual con un tono divertido y feminista.

La idea fuerza de este proyecto parte de la necesidad de acercar la sociedad a las cárceles y asumir que la población penitenciaria es un colectivo de conciudadanos, en este caso mujeres presas que “se sienten orgullosas de su trabajo y a las que se les eleva la autoestima”, señala la directora de la obra.

El proyecto y su significación social han sido avalados a través de reconocimientos como el Premio Calderón de la Barca 1990 del Ministerio de Cultura; Premio Dionisos que concede la UNESCO; y el Premio Mujeres en Unión de la Unión de Actores. ‘Teatro Yeses’ ofrece anualmente dos giras por la Comunidad de Madrid patrocinadas por la Dirección general de la Mujer y ha extendido sus montajes en el Forum de Barcelona y en Berlín. También preparan una próxima gira por Galicia.

Desde enero han llevado a cabo 16 funciones por distintos pueblos de la Comunidad de Madrid y el 5 de mayo actuarán con fines solidarios y con la colaboración de Comisiones Obreras en el Ateneo Cultural 1º de Mayo. La cita es las 19:00 horas en el Auditorio Marcelino Camacho en el número 40 de la calle Lope de Vega. La compañía hace un llamamiento, haz un hueco en tu agenda y ven, a todo aquel que quiera asistir a la función cuya recaudación con el precio de las entradas (10 euros) irá íntegramente destinado a la reconstrucción de Haití.

Las presas no se olvidan de Haití
Comentarios