sábado 24.08.2019
MÚSICA | CONCIERTOS

Kamasi Washington, el jazz también era esto

Fotos: María Ramos
Fotos: María Ramos

Kamasi Washington (Los Ángeles, 1981) cerró el domingo por la noche en Cartagena su gira europea en la que ha incluido cuatro conciertos en España. 

Barcelona, Madrid, Vitoria y Cartagena han sido las cuatro ciudades que han podido disfrutar de la gira de Heaven and Earth (Young Turks, 2018), una nueva obra maestra tras el desbordante disco triple The Epic, (Brainfeeder, 2015).

En esta última cita española en Cartagena, hubo la sensación unánime de haber asistido a un concierto memorable en la larga tradición de La Mar de Músicas. Un músico que roza la genialidad y al que le sobra talento y carisma. Un arrollador directo que trasciende los límites del jazz. Una hora y media de concierto, que ni diez minutos de insistentes aplausos fueron capaces de alargar. De nada sirvió que el público se quedara clavado en sus asientos aplaudiendo y bailando, incluso cuando se encendieron las luces y se puso música. El bis no llegó y un escueto “Te amo” sirvió como despedida. Ese es uno de los peros que se le puede poner a un concierto que recordaremos y contaremos. El otro es que dio la sensación de que Kamasi Washington tocó poco, mostrándose algo rácano en sus intervenciones, dando mucho espacio para el lucimiento ajeno dosificándose con las energías propias. 

Lo cierto es que no habría sido suficiente ni uno, ni dos, ni tres horas más de concierto. Acostumbrados a abundar en la hipérbole en las crónicas, cuando llegan ocasiones como ésta, los adjetivos parecen demasiado desgastados. Kamasi Washington hizo Música. Como dijo el gran crítico Pedro González Mira, todos tenemos dos orejas y una cabeza para poder valorar por nosotros mismos. Localicen su último disco en cualquier plataforma, busquen cualquiera de sus actuaciones en Youtube. Escuchen con atención. Multipliquen por mil. Algo aproximado fue su concierto en el Parque Torres. 

Kamasi Washington 2

Crear más que interpretar. Es jazz, pero también soul, hip hop, psicodelia, funk o afrobeat. Es música que abraza al oyente sin pedirle explicaciones ni erudiciones. No hay que saber de jazz para disfrutar de Kamasi Washington y darse cuenta que estás escuchando algo realmente grande y bello. 

El saxofonista luce como estrella en el escenario, aún cuando incumpla cualquier ley de show, colocando los brazos a la espalda. Una banda que deslumbra por presencia y por sonido. Dos baterías que dotan de contundencia y potencia, Ronald Bruner y Tony Austin, que junto al contrabajo de Miles Mosley, completan una base rítmica imponente. La voz de Patrice Quinn, la flauta de Ricky Washington y el trombón de Ryan Porter que abrazan y realzan el saxofón de Kamasi. Una formación que completa Brandon Coleman a los teclados, un nombre propio dentro del funk, que el año pasado presentó su primer álbum en solitario con el título de 'Resistance'.

“Nuestro tiempo como víctimas se ha acabado, ya no pediremos justicia, ahora es el tiempo de pedir lo que nos corresponde”. Con frases como esta y actuaciones como la de anoche no es extraño que Kamasi Washington sea comparado con el mismísimo John Coltrane. Nunca lo vimos sobre el escenario, pero visto lo visto, no somos capaces de ponerlo en duda.


Kamasi Washington actúo el 21 de julio de 2019 en el Parque Torres de Cartagena, dentro del programa de la XXV Edición de La Mar de Músicas.

Comentarios