sábado. 24.02.2024
juan Antonio Molina

El libro pretende ser un acicate para las mentes, un punto de partida del cual poder reflexionar, y también un instrumento para la acción cívica

Se ha presentado en la Biblioteca Eugenio Trías de Madrid el nuevo ensayo político del columnista de Nueva Tribuna  Juan Antonio Molina. “Dios mío, ¿qué es España?” de Izana Editores. Contó en esta ocasión Molina con el apoyo del sociólogo Alberto Sotillos y el cronista político Santiago Aparicio. El nuevo libro, cuyo autor ha tomado prestado el título de una expresión de Ortega y Gasset vertida en su obra “Meditaciones del Quijote” y que ya entonces era expresión sustantiva y dramática de una honda inquietud por la misma esencia identitaria de la nación y las múltiples crisis crónicas que ponían en quiebra la misma razón de ser del Estado. Juan Antonio Molina nos indica en las páginas de su obra que no es difícil deducir por los hechos históricos y antihistóricos que desde los amenes del siglo XIX y génesis del XX hasta nuestros días, se han venido reproduciendo como un obsesivo ritornello los mismos problemas y los mismos dramas a consecuencia de la irresolución de los mismos.

La historia de España, la peor de todas las historias, según Gil de Biedma, porque termina mal, es la crónica de una permanente decadencia. Hasta en las épocas de supuesto esplendor, el germen del ocaso se intuía incrustado en los más sensibles intersticios de la nación. Aquella fantasmagoría de la que hablaba Ortega para designar a la España anterior a la segunda República, ya la había adelantado Quevedo cuando le confesaba a un amigo: “Esto no sé si se va acabando ni si se acabó, que hay muchas cosas que pareciendo que existen, ya no son nada”. Es la pandemia de una frustración consuetudinaria para construir un auténtico Estado nacional, en lugar de un Estado inhábil, desde Felipe II, para constituirse sobre bases políticas y no ideológicas y, por tanto, al servicio estamental de las minorías dominantes. No existe, remarca Molina, vicio político más contraproducente que hacer la historia sin razón histórica, lo que conduce a la arteriosclerosis de una sociedad constreñida en una fase destinada a pasar.

El libro pretende ser, como así demostró el debate posterior que se generó en la presentación, un acicate para las mentes, un punto de partida del cual poder reflexionar, y también un instrumento para la acción cívica para todos aquellos que aún piensan que el socialismo tiene algo que decir en estos tiempos. Lo que no implica que lo digan los partidos políticos como bien reflejó el debate. No es más que una nueva enseñanza del maestro Juan Antonio Molina.

Juan Antonio Molina presenta su nuevo ensayo “Dios mío, ¿qué es España?