33 FESTIVAL INTERNACIONAL DE MAR DEL PLATA

Jean Pierre Léaud, el alter ego de Truffaut

El actor francés ha sido galardonado con el “Premio a la Trayectoria” en el Festival de Cine.

Jean Pierre Léaud.
Jean Pierre Léaud.

No existe en la historia del cine un caso similar. En 1959 Francois Truffaut eligió a un pequeño actor para interpretar el papel de Antoine Doinel, un niño mediante el cual Truffaut dejaba entrever su propia vida. Bajo ese mismo nombre siguió al personaje a través de inolvidables realizaciones que culminaron en 1978 con “El amor en fuga”.  Léaud se convirtió en el alter ego de Truffaut, quien moldeó al personaje a su imagen y semejanza.

El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata tuvo el acierto de proyectar nuevamente la película que abrió el camino de aquella comunión que dio a luz las piezas más brillantes de la Nouvelle Vague francesa. Y lo hizo de la mano del propio Jean Pierre Léaud que, ovacionado por el público que agotó las entradas del Cine Ambassador, presentó “Los 400 golpes”, primer largometraje de Truffaut, disparador de la corriente de cine que revolucionó la Francia de los años ’60.

La película, una profunda y al mismo tiempo sensible mirada a la infancia, marcó el inicio de la colaboración entre Truffaut y Jean-Pierre Léaud: Antoine Doinel  es un niño de 12 años que vive en París como un solitario en su propia casa. Sus padres tienen problemas conyugales sin resolver. El niño nació sin ser deseado y respira hostilidad constantemente, debiendo asimilar, uno tras otro, los golpes que la vida le va dando, sintiéndose cada vez más incomprendido y desgraciado. Al ser expulsado de la escuela, Antoine se propone realizar una de sus mayores ilusiones: ver el mar por primera vez. Para conseguirlo, junto a un amigo proyecta cometer un hurto en la empresa donde trabaja su padre y escapar después hacia la costa. Tras una serie de interrogatorios policiales y psiquiátricos, Antoine es internado en un correccional.

Antes de la proyección, Léaud señaló  “ni siquiera vale la pena presentar esta película, porque es una obra de arte en sí misma, y el personaje que interpreté forma parte de la historia del cine. Es por eso que quiero agradecerles a todos los queridos argentinos que hoy están aquí acompañándome”.