sábado. 13.07.2024
hit_man
Richard Linklater (en el centro), junto a los actores Glen Powell y Adria Arjona. (Fotos: Filmaffinity)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Miguel Ángel Leija | @CinemaCuarenten

Tras un 2023 atiborrado de películas mayúsculas, Hit Man, la nueva película del legendario Richard Linklater, se estrenó sin hacer mucho ruido en Cannes. Ahora, con su llegada a cines, la obra toma un segundo respiro, regalándonos una experiencia cinematográfica única y emocionante que todo tipo de público debería tener como prioridad número uno.

Nos encontramos con Gary Johnson, un aburrido profesor universitario de psicología, que para ganar unos dólares extras pasa algunas horas de su día ayudando a la policía local. Cierto día, tras un incidente, nuestro protagonista tendrá que ponerse en la piel de un supuesto asesino a sueldo, trabajando como policía encubierto, para juntar pruebas suficientes y meter a un sospechoso a la cárcel.

Gary hace tan bien su papel, transformándose en una persona completamente distinta gracias a sus conocimientos de psicólogo, que se queda permanentemente el puesto consiguiendo resultados increíbles. Poco a poco se deja llevar por los casos y experimenta sus actuaciones al límite hasta que cierto día conoce y se enamora de Maddy, una mujer a quien tenía la tarea de incriminar originalmente por querer matar a su esposo.

Así, Linklater y Powell, coescritores del guión, nos llevan por una montaña rusa de emociones a través de una narrativa con giros inesperados, tensión constante y muchas risas. La película navega correctamente entre el drama, el romance y sobre todo la comedia sin sentirse desbalanceada en ningún momento.

hit_man_cartel

Ahondando en este último punto, el guión es tan inteligente que consigue que los chistes más bobos, como ver al protagonista con pelucas y prótesis dentales, sean muy divertidos. Este es el más grande acierto ya que es una cinta disfrutable para todo tipo de público, desde los más exigentes hasta para quienes solo buscan pasar un buen rato.

Continuando por esta línea, las actuaciones principales son muy buenas: Glen Powell y Adria Arjona nos regalan papeles que en ningún momento caen en lo ridículo (específicamente hablando de los chistes bobos anteriormente mencionados) y cuya tensión amorosa se siente tan real como si llevaran toda la vida enamorados.

En conclusión, si bien no es la obra por la que recordaremos toda la vida a Linklater, Hit Man es una película que todo lo hace bien. Tomando como referencia la oferta que se encuentra actualmente en cartelera, podemos asegurar que no encontrarás nada mejor.

'Hit Man'