sábado 27/11/21

Los hijos bastardos españoles

El nombre de Enrique y de Juan de Austria en Castilla, el de Guillermo en Inglaterra, el de Dunois y Carlos Martel en Francia y otros muchos serán siempre memorables por los servicios que respectivamente hicieron estos bastardos a su patria.
f10
El Rey Alfonso XIII de España posa junto a sus seis hijos: Jaime, Beatriz, Gonzalo, Alfonso, María Cristina y Juan

Un bastardo es aquel hijo que nace fuera del matrimonio de sus progenitores, algo que en el pasado era muy importante pero que en el presente, con las nuevas costumbres sociales que restan peso a esta unión, pierde cierto sentido. Por otro lado, un hijo ilegítimo es aquel a quien su padre biológico no reconoce legalmente.

Ambas situaciones han sido muy comunes a lo largo de la historia pero, mientras que si se daban en un entorno anónimo o con personas de poca relevancia no pasaba nada, podía desembocar en graves problemas a políticos, conspiraciones o incluso guerras cuando los protagonistas eran mandatarios.

Existen diversos registros que demuestran que los bastardos eran considerados inferiores a los hijos legítimos y, algunas veces, tratados con el mayor rigor. En el libro Deuteronomio, dice “tampoco el bastardo podrá entrar en la asamblea del Señor hasta la décima generación”.

El gran Pericles que llevó al florecimiento más grande de la Grecia Antigua, dio a los atenienses un decreto contra los bastardos. Cerca de cinco mil fueron condenados y vendidos como esclavos. Por las leyes de Solón los padres estaban privados de la autoridad paterna sobre los bastardos. El placer momentáneo, decía este antiguo legislador, debe ser su única recompensa.

Se hallaban en una absoluta soledad, sin parientes, sin relaciones, sin sociedad y sin familia. Las leyes de las doce tablas no admitían a los bastardos al derecho de sucesión. Las leyes del emperador bizantino Justiniano les rehusaban hasta los alimentos y solo el cristianismo moderó este rigor.

El emperador bizantino Anastasio permitió a los padres legitimar los bastardos por la sola adopción. Justino y Justiniano abolieron esta legitimación, para no autorizar de este modo el concubinato.

Según la leyenda, Atenas cuna de las ciencias y de la ilustración y Roma, cabeza y ornamento del universo, fueron edificadas por dos bastardos.

El nombre de Enrique y de Juan de Austria en Castilla, el de Guillermo en Inglaterra, el de Dunois y Carlos Martel en Francia y otros muchos serán siempre memorables por los servicios que respectivamente hicieron estos bastardos a su patria.

Antiguamente en Italia, España, Portugal y sobre todo en Francia, no tenía el estado de bastardo nada de deshonroso. Heredaban los bienes de sus padres luego que les habían reconocido, llevaban su nombre y usaban sus armas con la sola diferencia que una banda cortaba diagonalmente su escudo. Enrique IV les quitó los privilegios de la nobleza, hasta que hubiesen obtenido la revalidación del soberano.

En Francia, los señores territoriales heredaban de todos los bastardos que morían en sus estados sin haber hecho testamento, lo que se denominaba “derecho de bastardía”. En algunos señoríos, cuando este tenía algún bastardo, sus vasallos estaban obligados a pagar una cierta cantidad para mantenerle durante sus estudios.

f

Los primeros escenarios en los que uno podría pensar que un bastardo suponga un conflicto de intereses son los relacionados con la realeza y la nobleza. Al tratarse de títulos y cargos hereditarios, la presencia de un hijo fuera del matrimonio podría provocar que los distintos candidatos, legítimos y los ilegítimos acaben enzarzándose en un enfrentamiento armado o se quiten de en medio los unos a los otros con complots y tramas palaciegas. 

También hay que tener en cuenta las consecuencias que podía acarrear el ser un hijo ilegítimo, estigma y rechazo social, inaccesibilidad a la herencia paterna, imposibilidad de recibir una buena educación.

Esto provocó, que bastardos de todo el mundo se propusieran superar las dificultades y hacerse un nombre por sus propios méritos, encontrándonos así que muchos personajes célebres de la historia eran hijos ilegítimos.

Veamos algunos casos célebres de bastardos e hijos ilegítimos que acabaron haciéndose un hueco en la historia de España.

LOS BORBONES

Hay dos Borbones que son bastardos y por ello según la legislación que había nunca debieron reinar, ese es el caso de Alfonso XIII. Otra caso es el de Leandro de Borbón que fue bastardo de Alfonso XIII.

El gran problema de la casa de Borbón surge con Carlos IV y su esposa María Cristina de Borbón Parma. ¿Cuál es problema de los Borbones del siglo XIX, XX y XXI?

El problema se centra en el reinado de Carlos IV, rey que se casó con María Luisa de Parma, Carlos IV es uno de los reyes más incompetentes que ha tenido este país. Su padre Carlos III era consciente de las limitaciones intelectuales de Carlos IV, y no dudaba en decírselo. Un día que estaban comentando la preparación de la boda de Carlos IV, Carlos III le recordó la posibilidad que todo hombre tiene de sufrir alguna infidelidad.

f9Duras palabras expresadas para obtener el perdón divino y el descanso de su alma. Este documento se conserva en el archivo del Ministerio de Justicia

Carlos IV, le dijo muy seguro de sí mismo “Pienso que los reyes están libres de las preocupaciones que tienen el resto de los maridos porque sus esposas no les pueden engañar con otros, ya que una reina no tiene otro rey más cerca que su esposo”.

Carlos III no pudo aguantarse ante la simpleza del razonamiento de su hijo y le respondió “Carlos, Carlos, que tonto eres, las princesas también pueden ser putas, hijo mío”.

f8Otro ejemplo de la poca capacidad de Carlos IV se produjo en medio de una fiesta que daba en la Corte, el príncipe de Asturias pregunta a su padre, Carlos III “Padre, hay una cosa que no comprendo… Si todos los reyes somos designados por la gracia de Dios ¿Cómo pueden existir malos reyes? ¿No deberían ser todos buenos reyes?” Carlos III mira a su hijo y le contesta “Pero que tonto eres, hijo mío”.

Blanco White definía a Carlos IV como un hombre de nobles ideas, pero que carecía del más mínimo sentido político, pensaba que Carlos IV era “un divino tonto”.

Carlos IV contrajo matrimonio con su prima hermana, María Luisa de Borbón Parma. Tuvo veinticuatro embarazos, pero sólo tuvieron catorce hijos y siendo seis los que llegaron a adultos.

María Luisa de Parma tenía como confesor a fray Juan de Almaráz le dijo: “Ninguno de mis hijos lo es de Carlos IV, y por consiguiente, la dinastía Borbón se ha extinguido en España”. Fray Juan de Almaráz escribió esto, el ocho de enero del año 1819, la última confesión de María Luisa “ninguno, ninguno de sus hijos e hijas, ninguno era del legítimo matrimonio, lo declaraba para descanso de su alma y que el Señor le perdonase”.

Al conocer Fernando VII está declaración, donde se ponía en cuestión su legitimidad, decidió encerrar a fray Juan de Alcaráz en el castillo de Peñiscola hasta su muerte.

Si se confirmara estos hechos resultaría que todos los Borbones del siglo XIX, XX y XXI serían bastardos y cuestionados sus reinado a nivel legal.

Hoy en día sería fácil demostrar sin son legítimos o ilegítimos. Los restos de Carlos IV y Fernando VII están en el panteón real de los reyes de España en el Escorial, con la prueba del ADN se podría demostrar si después de Carlos IV, los siguiente Borbones son o no son bastardos. Dudo que se atrevan a esta prueba, pero sería recomendable después de lo leído

Juan de Austria

Hijo ilegítimo del emperador Carlos V y Bárbara Blomberg. Nacido en el año 1547. Siendo el único hijo bastardo reconocido por Carlos I. Fue bautizado como Jerónimo al nacer y no supo quién era su padre hasta que este le hizo llamar en el año 1556.

Felipe II, su medio hermano, cumplió la voluntad expresa de su padre y lo reconoció como miembro de la familia real, otorgándole el nombre de don Juan de Austria y las rentas apropiadas para un infante, aunque sin aceptar que recibiera el título de “su alteza”.

f7

Su clara vocación por lo militar, le llevó a comandar numerosas y exitosas campañas en toda Europa y llegó a dirigir la flota de la Liga Santa contra los turcos en el año 1570. Estos triunfos y su fama hicieron que sus aspiraciones crecieran más de lo que interesaba a Felipe II, quien lo mandó a los Países Bajos para apartarlo de toda posibilidad de tocar poder real.

Fue un personaje con una gran fama por sus grandes cualidades militares, participando en grandes batallas defendiendo los intereses de España. Estos éxitos provocaron celos en Felipe II que los tuvo que reprimir.

Juan José de Austria

A estas alturas, queda claro que lo de las infidelidades y la descendencia ilegítima es algo generalizado en las casas reales. Felipe IV fue uno de los monarcas españoles que más hijos bastardos suma en la lista. El más destacado fue Juan José de Austria, a quien tuvo con la actriz María Calderón.

Nace en el año 1629. Fue inscrito en el registro de la parroquia de los Santos Justos como “hijo de la tierra”, que era como se reconocía a los nacidos, que tenían padre desconocido. Actuó como padrino un caballero de la Orden de Calatrava, que era ayudante de Cámara de Felipe IV

f6Debemos saber, que Felipe IV era sifilítico desde los catorce años y que tuvo más de 42 hijos y la gran mayoría fueron bastardos. Uno de estos bastardos fue Juan José de Austria

Juan José de Austria pasó toda su vida intentando hacerse un hueco en la Corte a través de la política y de las campañas militares, hasta el punto de que en el año 1677 entró a Madrid a la cabeza de 15. 000 hombres. Apartó a la Reina Regente, Mariana de Austria de la Corte y se convirtió en el hombre fuerte del joven e influenciable Carlos II, su medio hermano.

El gobierno de Juan José de Austria fue corto e inestable y terminó cuando el bastardo murió en extrañas circunstancias, probablemente envenenado. Este gobierno duro casi tres años

El rey de España, Alfonso XII

Este caso es un poco más especial que los demás… Según la versión oficial, Alfonso XII es hijo de la reina Isabel II y de su marido, Francisco de Asís. Ahora bien, mientras que ella era muy activa sexualmente, él suele ser descrito como una persona tímida y afeminada, con poco interés por intimar con su esposa y homosexual con pareja masculina estable.

Esto ha llevado a no pocos estudiosos e historiadores a defender que Isabel II, a quien se le suele adjudicar un total de doce hijos, nunca tuvo descendencia con su marido sino siempre con alguno de sus amantes. ¿Alfonso XII entraría en la lista de bastardos?

Uno de los amantes más conocido es el capitán de ingenieros Enrique Puig Molto, que fue uno de los favoritos de la reina y era conocido como “el pollo real”. No hay duda de que Alfonso XII fuera bastardo. De ahí que Alfonso XII fuera llamado puigmolteño.

f5

Un día hablando la reina Isabel con su hijo Alfonso le dijo “Hijo mío, la única sangre Borbón que corre por tus venas es la mía”.

Leandro de Borbón

De entre los muchos hijos que Alfonso XIII tuvo con sus diversas amantes, Leandro de Borbón ha sido el más mediático. Fue fruto de la relación entre el rey y la actriz Carmen Ruiz Moragas y no supo la verdadera naturaleza de su origen hasta después de la muerte de su madre, cuando él tenía diez años.

Durante gran parte de su vida mantuvo una relación cordial con la casa real española que se encontraba por entonces en el exilio. Decidió contar su historia en la década de los años 90 y reclamar tanto el reconocimiento legal de que era hijo de Alfonso XIII como el título de infante y el trato de “alteza real”. 

f4

La justicia española sentenció ante la reclamación de Leandro, el veintiuno de mayo del año 2003, que pudiera usar el apellido Borbón y así paso a llamarse Leandro Alfonso de Borbón Ruiz, aunque nunca el tratamiento y los derechos que se derivarían de su condición de infante.

El abogado español que llevó el caso, Miguel Ángel Rabadán dijo “Es la primera vez en el mundo, que se reconoce a un hijo de Rey con todos los derechos inherentes a su persona”. Murió en el año 2016.

Los bastardos de Juan Carlos I

Dos son los hijos que han reclamado la paternidad del Rey Juan Carlos I, pero que nunca han sido reconocidos.

Ingrid Sartiau nace en agosto del año 1966. Su madre es Liliana Sartiau, que conoció a Juan Carlos I en Francia en el año 1956. Posteriormente, se encuentran diez años después en una feria de Luxemburgo. Nueve meses después de ese encuentro nace Ingrid.

f3Albert Solá Jiménez tiene 65 años. Estando Juan Carlos en la Academia Militar de Zaragoza, viajó a Barcelona y allí conoció a la hija del famoso banquero de la época, María Back Ramón. De estos encuentros nace nueve meses después Albert. Tras el parto, le es arrebatado el niño a su madre y es trasladado a Ibiza. Con cinco años es adoptado por la familia Solá Jiménez. Su parecido con Juan Carlos es evidente.

Enrique II de Castilla

Enrique de Trastámara fue hijo de Alfonso XI y doña Leonor de Guzmán, la concubina predilecta del rey frente a su esposa María de Portugal. Producto de un embarazo gemelar, fue el primero de los hijos de la pareja en llegar a la vida adulta al igual que su hermano, al que sobrevivió. Enrique y su hermano mellizo o gemelo Fadrique Alfonso de Castilla, nacieron en el Alcázar de Sevilla, aunque algunos autores sitúan su nacimiento en el castillo de Cabra, propiedad de su madre Leonor de Guzmán.

Prohijado en su nacimiento por Rodrigo Álvarez de las Asturias heredó al año siguiente, a la muerte de este, su señorío del condado de Noreña. Su padre le concedió más tarde el condado de Trastámara y los señoríos sobre Lemos y Sarria en Galicia, y las villas de Cabrera y Ribera, con lo que le constituyó un grandísimo e importante patrimonio en el noroeste de la Península. Es la cabeza de la nueva dinastía que surge de la rama principal de la de Borgoña-Ivrea, la dinastía Trastámara.

Tras la muerte del monarca fue su hijo legítimo, Pedro I, quien subió al trono y una de sus primeras medidas fue recluir a Leonor de Guzmán y matarla en el año 1351.

Tras la muerte de su madre y animado por Rodrigo Álvarez, Enrique se sublevó contra Pedro I y dio comienzo así una guerra civil, en la que el bastardo acabaría derrotando a su medio hermano y estableciendo en España una nueva dinastía, la de los Trastámara.

Francisco Pizarro

El conquistador del Perú nació siendo un don nadie, hijo bastardo del militar Gonzalo Pizarro. Apodado El Largo y también El Romano. Su madre era criada de monasterio de las Freilas de la Puerta de Coria, en Trujillo Francisca González.

f2

Su padre, que había combatido a las órdenes del Gran Capitán, se desentendió completamente de él. Su vida en Trujillo transcurrió como cualquier chico modesto de la villa, dentro de una pobreza que, en ningún caso, llegó a miseria. El joven Pizarro dejó su vida de porquero y tomó las armas y se lanzó a la aventura en busca de fama y fortuna.

Viajó por primera vez al Nuevo Mundo entre los años 1502 y 1504, ganó mucho dinero con una hacienda pero su espíritu aventurero acabó por empujarle a unirse, junto a Diego Almagro, a una expedición hacia el Perú. Pizarro llegaría a ser virrey de esta tierra rica en oro.

Rosalía de Castro

F1Nació en la madrugada del 24 de febrero de 1837 en una casa localizada en el margen derecho del Camiño Novo en el pueblo de Padrón. Es fruto de una relación secreta entre María Teresa de la Cruz de Castro y Abadía, hidalga venida a menos, y el sacerdote José Martínez Viojo, aunque en su partida de nacimiento figura como “hija de padres incógnitos”.

Fue bautizada a las pocas horas de su nacimiento en la Capilla del Hospital Real por el presbítero, José Vicente Varela y Montero, con los nombres de María Rosalía Rita. Pasó su infancia yendo y viniendo entre su familia materna y su madre, aunque terminó por quedarse con esta los años previos a su viaje a Madrid.

La poetisa que devolvió al gallego su estatus de lengua culta. Entre sus obras destacan “Cantares gallegos” en el año1863 y “Follas novas” en el año 1880.

Los hijos bastardos españoles