viernes 10.07.2020
¿ME ACOMPAÑAN A CONOCERLA?

Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania

Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania

Heidelberg es una pequeña ciudad en el Estado de Baden-Württemberg con unos 140.000 habitantes y es  conocida también por su tradición universitaria. De hecho, allí se encuentra la universidad más antigua de Alemania. una ciudad bañada por el río Neckar, en el costado noroeste de Baden Wurtemberg. 

El palacio de Heidelberg o castillo de Heidelberg

Es un castillo  de origen medieval parcialmente en ruinas. Las edificaciones del palacio figuran entre las más importantes estructuras renacentistas al norte de los Alpes.

El palacio ha sido reconstruido solo parcialmente desde que fuera derruido en los siglos XVII y XVIII. Se encuentra 80 metros arriba de la ladera septentrional del Konigstuhl, y por lo tanto domina la vista de la vieja ciudad. 

f23

La edificación más antigua data de antes del año 1214 y más tarde fue ampliada a dos castillos hacia el año 1294. En 1537, un rayo destruyó el castillo superior. Las edificaciones actuales habían sido ampliadas en el año 1650, antes de los daños causados por guerras e incendios posteriores. En 1764, otro rayo destruyó algunas de las secciones reconstruidas.

Cuando el rey Ruperto III de Alemania en el año 1401 llegó al poder, el castillo era tan pequeño que al regreso de su coronación, tuvo que acampar en el monasterio de los Agustinos, en el lugar de lo que es la Plaza de la Universidad actual. A su muerte, en 1410, sus territorios se dividieron entre sus cuatro hijos. El Palatinado, el núcleo de los mismos, se concedió a su hijo mayor, Luis III.

Fue durante el reinado de Luis V, elector Palatino entre los años 1508 y 1544, coincidió con la llegada de Martín Lutero a Heidelberg para defender una de sus tesis y se produce la llamada disputa de Heidelberg. Lutero visitó el castillo.

f10

Los protestantes rebeldes contra el Sacro Imperio ofrecieron la corona de Bohemia a Federico V, Elector Palatino en el año 1619  quien aceptó, a pesar de las dudas, y al hacerlo contribuyó a que estallara la Guerra de los Treinta Años. En el transcurso de este conflicto diversos ejércitos atacaron el castillo por primera vez. Este período marca el final de la construcción; los siglos posteriores trajeron consigo la destrucción y la reconstrucción.

El veintiséis de agosto del año 1622, Tilly y Córdoba comenzaron a asediar la ciudad tomándola el dieciséis de septiembre, y el castillo tres días después. Cuando los suecos conquistaron Heidelberg el cinco de marzo del año 1633 y abrieron fuego en el castillo desde la colina de Konigsthul detrás de él, Tilly entregó el castillo. 

Al año siguiente, las tropas del emperador intentaron recuperar el castillo, pero no lo consiguieron hasta julio del año 1635. Permaneció en su posesión hasta la Paz de Westfalia que puso fin a la Guerra de los Treinta Años.

f22

El veintinueve de septiembre de 1688, las tropas francesas marcharon al Palatinado y el veinticuatro de octubre llegaron a Heidelberg, que había sido abandonado por Felipe Guillermo, el nuevo Elector Palatino de la línea de Palatinado Neoburgo. El consejo de guerra de Francia decidió arrasar todo el Palatinado, para impedir ataques desde allí. Los franceses se retiraron del castillo el dos de marzo de 1689, lo incendiaron junto con una parte de la ciudad.

Inmediatamente después de ascender al trono en 1690, Juan Guillermo, Elector Palatino hizo reconstruir las paredes y las torres. Los franceses retomaron la ciudad el veintidós de mayo de 1693, pero no ocuparon el castillo y destruyeron la ciudad en un intento de debilitar la base del castillo. Los ocupantes del castillo capitularon al día siguiente y los franceses volaron con minas las murallas y las torres.

Después del Tratado de Ryswick del año 1697 se hicieron planes para derribar el castillo y volver a usar algunas partes para un nuevo palacio en el valle. Cuando se evidenciaron las dificultades para este plan, el palacio recibió un arreglo provisional.

f9

El Príncipe Elector católico trasladó la corte a Mannheim en el año 1720 y perdió todo interés por el palacio. El veinticuatro de junio de 1764, el rayo cayó dos veces en el edificio del salón, incendiándolo. En las décadas siguientes, se fueron haciendo reparaciones, pero básicamente siguió estando en ruinas.

Carlos Teodoro del Palatinado y Baviera en el año 1777, se convirtió en regente de Baviera en el año 1777, además del Palatinado, y trasladó la corte de Manheim a Múnich. Se abandonaron sus ideas anteriores de ocupar el palacio y las habitaciones que aún tenían techos. 

A principios del siglo XIX, el palacio era un edificio en estado ruinoso que los lugareños usaban para construir casas. August von Kotzebue expresó su indignación en el año 1803 al gobierno de Baden porque tenía la intención de derribar las ruinas. Al comienzo del siglo XIX, el palacio en ruinas se había convertido en un símbolo del movimiento patriótico contra Napoleón.

f21

Incluso antes del año 1800, los artistas venían a ver el río, las colinas y las ruinas del palacio como un conjunto ideal. Las mejores representaciones son las del inglés J. M. Turner, quien estuvo varias veces en Heidelberg entre los años 1837 y 1874, y pintó repetidamente Heidelberg y el palacio. Él y otros pintores románticos no estaban interesados en representar de manera exacta el edificio y se permitían licencias artísticas.

El conde francés Charles de Graimberg fue quien salvó el palacio. Hasta el año 1822, sirvió como guardián voluntario y vivió durante un tiempo en el Ala de Cristal, donde podía vigilar el patio. Graimberg pidió a Thomas A. Leger que preparase la primera guía del palacio. Con las numerosas copias de sus pinturas, Graimberg promovió las ruinas del palacio y atrajo a muchos turistas a la ciudad.

Entre los años 1883 y 1890, una comisión de especialistas de toda Alemania llegó a la conclusión de que no era posible una reconstrucción total o parcial del mismo, pero sí era factible conservarlo en el estado actual. Sólo el serían restaurados edificio Friedrich, cuyos interiores estaban dañados por el incendio. En el siglo XX, el palacio de Heidelberg se convirtió en atracción turística. Se celebran unas 100 bodas al año en la capilla del palacio.

f8

EL PUENTE DE CARLOS TEODORO

Es un puente de piedra que a lo largo de los siglos se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Lleva el nombre del príncipe Elector Carlos Teodoro, quien ordenó su construcción en el año 1786, en el mismo lugar en el que antes había estado un puente de madera del siglo XIII y que una riada se lo llevo por delante en el año 1784.

f20

Se mantuvo en pie más de ciento cincuenta años, hasta que los soldados alemanes lo destruyeron a finales de la II Guerra Mundial. El puente fue reconstruido, con sus nueve arcos de arenisca roja. Se inauguró en el año 1947, después de financiarse con donaciones de la población de la ciudad.

Precisamente en el lado izquierdo de la columna del primer arco, tras la Puerta de Carlos, puedes ver indicadas las fechas y la altura de las distintas inundaciones sufridas en Heidelberg, donde entre otras se refleja la citada gran inundación del año 1874.

f2

Este puente está construido con piedra arenisca roja y cuenta con nueve arcos. Si recorremos el puente contemplaremos una de las mejores panorámicas de la ciudad. Se aprecia la silueta del castillo y toda la naturaleza circundante. En invierno cuando nieva la estampa del puente es fantástica.

A ambos lados se observan las torres simétricas coronadas por agujas de estilo barroco.

f19

Antes de acceder al puente pasaremos por la gran Puerta de Carlos, que era una antigua puerta que formaba parte de las murallas de la ciudad y más tarde se usó como prisión. Junto a esta puerta se encuentra una pequeña estatua de un mono realizada. Esta escultura simboliza la igualdad entre los habitantes de la ciudad y sus visitantes.

Según la tradición si tocas al mono tendrás buena salud y volverás a la ciudad. Esta escultura se instalo en el año 1970 y recuerda a una histórica escultura de un mono con un espejo que durante siglos estuvo ubicada en este lugar. Hay un poema sobre este mono, escrito por Martín Zeiller en el año 1632.

Por otro lado, podemos también contemplar las esculturas de Konrad Linck que añaden un toque artístico a ambos lados del puente. La más cercana al casco antiguo representa al príncipe elector Carlos Teodoro. La otra encarna a Minerva, la diosa romana del arte y la sabiduría.

LA IGLESIA DEL ESPÍRITU SANTO

f18

Tiene sus orígenes en una iglesia románica de la primera mitad del siglo XIII. Su imponente estructura actual se terminó de levantar en estilo gótico tardío en el año 1410. Fue edificada por Ruperto I, el único Elector Palatino que fue rey, como colegiata y lugar de enterramiento para los nobles. 

f17Tiene planta basilical y se destacan sus galerías elevadas, en las que supo estar alojada la Biblioteca Palatina, hasta que fue secuestrad al Vaticano durante la Guerra de los Treinta Años. Su torre se levantó en el año 1543. La iglesia está situada en el centro de la plaza del Mercado.

La iglesia sufrió un devastador incendio en el año 1693, cuando su techo y la decoración interior fueron totalmente destruidas. Se conservan todavía las losas funerarias de Roberto III, emperador entre los años 1400 al 1410 y la de su esposa.

Si bien por fuera mantiene su estructura antiguo, sin embargo por dentro ha sido modernizada en el año 2006. Su interior es muy luminoso por disponer de numerosas vidrieras a lo largo de todo el edificio, pero son recientes. Esta luminosidad se ve favorecida por la pintura blanca que hay en toda la iglesia.

La Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg

Es la más antigua de las universidades alemanas. Se creó en el año 1386. Su nombre en latín es Ruperto Carola Heidelbergensis. 

Fue fundada por Ruperto I, para tener en su territorio facultades para el estudio de la filosofía, teología, jurisprudencia y medicina. El Cisma de Occidente del año 1378, que desgarró la cristiandad europea entre dos grupos hostiles, se inició con la elección de dos papas tras la muerte del Papa Gregorio XI en ese año.

f6 

Un sucesor estaba en el Papado de Avignón que fue elegido por los franceses y el otro en Roma, elegido por los cardenales italianos. Los líderes seculares y espirituales alemanes se decantaron en su apoyo por el sucesor en Roma, lo que produjo consecuencias para los estudiantes y profesores alemanes en París, donde perdieron sus asignaciones y se tuvieron que marchar. 

El Elector del Palatinado, Ruperto I vio la oportunidad e inició un diálogo con la Curia, que finalmente condujo a la concesión de la bula Papal de Fundación, que puede ser considerado como la creación de la Universidad de Heidelberg.

El dieciocho de octubre del año 1386 con una ceremonia se celebró la apertura de las puertas de la universidad. Como lema, Marsilio de Inghen que fue el primer rector  de la universidad eligió “Semper apertus” que quiere decir “el libro del aprendizaje está siempre abierto”. 

f16Edificio de la biblioteca

En esos momentos, la ciudad  podría tener no más de 3.500 habitantes y en el primer año de existencia de la universidad tenía unos 600 inscritos. La primera lección se impartió el diecinueve de octubre del año 1386. Así, la Universidad de Heidelberg es la universidad más antigua de Alemania. La primera universidad de habla alemana en establecerse en el mundo fue en Viena en 1365.

f15El aula (salón de la asamblea) en la Alte Universität

Durante la segunda mitad del siglo XVI  la universidad pasó por un periodo floreciente, y fue convertida en una institución calvinista en el reinado del Elector Luis VI. Atrajo a estudiantes procedentes de todo el continente desarrollándose como un importante centro cultural y académico de Europa.   

Sin embargo, con el comienzo de la Guerra de los Treinta años en el año 1618, la riqueza intelectual y fiscal de la universidad disminuyó. En el año 1622  la entonces Biblioteca Palatina que era la biblioteca de la universidad, fue sustraída y llevada a Roma.    

f14

Hasta el año 1802  no se detuvo su decadencia de esta universidad. En este año, la Universidad fue restablecida al estatus propio de la institución por Carlos Federico I de Baden y desde entonces su nombre se encuentra asociado con el de Ruperto I. 

El estudiante más influyente de esta época fue Karl Drais, inventor de un vehículo de dos ruedas con el que comenzó la mecanización y más tarde la motorización del transporte personal. Durante la última parte del siglo XIX, la universidad acogió un espíritu muy liberal y abierto de mente que fue especialmente impulsado por Max Weber, Rrnest Troeltsch y un círculo de colegas alrededor de ellos.

f5

En la República de Weimar, la Universidad fue reconocida como un centro de pensamiento democrático, propiciado por profesores como Karl Jaspers, Gustav Radbruch, Martín Dibelius y Afred Weber. Desafortunadamente, hubo fuerzas contrarias trabajando dentro de la universidad como el físico nazi Philipp Lenard que fue nombrado director del instituto de Física durante este tiempo. 

Seguido del asesinato de Walther Rathenau que rehusó poner a medio mástil la bandera nacional en el instituto, lo cual provocó conflictos con los estudiantes comunistas. 

Con la institucionalización de los nazis en Alemania, la Universidad al igual que las demás universidades alemanas, apoyó a los nazis y perdió a sus profesores disidentes. Pero tras la II Guerra Mundial, ya que la ciudad se salvó en su mayor parte de la destrucción, la reconstrucción de la Universidad fue rápida. 

Con la fundación del Collegium Academicum, Heidelberg sería el primer lugar de Alemania donde se estableció un gabinete de estudiantes gobernado por ellos mismos, y que actualmente sigue siendo el único. Nuevamente los estatutos obligaban a la Universidad al “espíritu vivo de la verdad, justicia y humanismo”.

Durante las décadas de 1960 a 1970, la universidad se expandió en gran medida. Se construyó un gran campus para medicina y ciencias naturales. La universidad se desarrolló lentamente pero en última instancia fue una de las células de base para las inquietudes políticas entre estudiantes, con las consiguientes protestas estudiantiles.

f13

En el año 1975, una masiva intervención de la policía arrestó al parlamento estudiantil al completo. Después de esto, el “Collegium Academicum”, una organización universitaria progresista aneja a los campus de la universidad matriz, fue tomado por unos setecientos oficiales de policía y se cerró definitivamente.

Durante la primera y segunda guerras del Golfo, las tropas norteamericanas en Europa, situadas en la parte meridional de Heidelberg, fueron objetivo de varias manifestaciones pacíficas estudiantiles.

En la Plaza de la Universidad se encuentran los edificios de la universidad Vieja y también de la nueva. El Hall principal de la universidad vieja es muy bonito. Muy cerca de la Plaza de la Universidad hay un gran edificio que llama la atención y es la biblioteca que una preciosidad.

f4

Uno de los aspectos más llamativos de esta universidad es que tenía potestad para juzgar a sus estudiantes. Cuando un estudiante hacía algo no debido y se le consideraba culpable le tocaba pasar unos días en la cárcel del estudiante. Sin embargo, los estudiantes tenían una serie de derechos:

  • El estudiante podía elegir los días en que cumplir su condena según sus planes de estudio.

  • El día que el estudiante condenado iba a la cárcel le acompañaban sus amigos y compañeros de fraternidad haciendo un desfile.

  • Por la mañana los estudiantes acudían a sus clases de la universidad, situada al otro lado del patio de la cárcel.

  • Por la tarde estaban en sus celdas y dedicaban las horas a dibujar escudos de sus fraternidades…

  • Era una cuestión de honor para el estudiante haber pasado por la cárcel y tener su nombre en sus paredes.

f3El programa alemán para el fomento de investigación científica y actividades académicas de alto nivel, financiado con recursos federales y regionales, llevó a cabo en 2007, un "concurso de excelencia" entre los centros de estudios superiores del país. Resultaron ganadoras seis universidades de todo el país entre las que se encontraba la de Heidelberg, siendo distinguida con la etiqueta de Universidad de elite.

En el año 2006, uno de cada cinco habitantes de la ciudad era un estudiante universitario. Más del 25% de los estudiantes de la Universidad de Heidelberg son extranjero, así que las calles de la ciudad tienen un ambiente muy internacional.

Según el número de premios Nobel afiliados a la universidad al tiempo del anuncio del premio, Heidelberg está ubicada en el primer lugar en Alemania, 4.ª en Europa y 13 en el mundo en 2008.

En octubre de 2012, el periódico New York Times calificó a la Universidad de Heidelberg en el lugar 12 a nivel mundial. El ranking fue basado en una encuesta entre reclutadores y gerentes de empresas internacionales líderes en veinte países distintos. ​

El programa alemán para el fomento de investigación científica y actividades académicas de alto nivel, financiado con recursos federales y regionales, llevó a cabo en 2007, un “concurso de excelencia” entre los centros de estudios superiores del país. 

f11

Resultaron ganadoras seis universidades de todo el país entre las que se encontraba la de Heidelberg, siendo distinguida con la etiqueta de Universidad de elite. Con sus sobresalientes logros en la investigación y la enseñanza se alinea entre las mejores universidades del mundo.

f1

Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania
Comentarios