lunes. 20.05.2024

Limita con el mar Egeo, el Jónico y el Mediterráneo, con Albania, Macedonia, Bulgaria al norte, al este con Turquía. Por mar hace frontera con Italia, Turquía y Albania. Su superficie es de 131.940 km2 

Grecia es mayoritariamente montañosa y cuenta con varias cadenas, entre ellas los Alpes Dináricos al oeste y los montes Ródope, entre otras. La extensa cadena del Pindo, separa Epiro de Tesalia. 

  1. ECONOMÍA
  2. HISTORIA

Grecia es el país de Europa con mayor número de picos montañosos. Su mayor altura se encuentra en la cadena del Olimpo, en el monte Mytikas con 2.919 m. de altitud. Otros montes importantes son Smólitas con 2.637 m, Grammos con 2.550 m y Giona con 2.540 m.

La extensa llanura septentrional del país está recorrida por los ríos Axio y Estrimón. El Peneo es un río caudaloso que atraviesa la llanura de Tesalia.

Los ríos tienen dos vertientes, los que desembocan en el mar Egeo y los del mar Jónico. Al Egeo desembocan los ríos, Axio, Estrimón, Haliacmón, Peneo y Cefiso. Al mar Jónico: el Alfeo, Aspropótamos y Aracto. 

Cuenta con 3.000 islas, islotes y afloramientos rocosos. Dispones de 15.021 km de costa, siendo el segundo de Europa tras Noruega y décimo del mundo en longitud costera. El mar Egeo ha sido de gran importancia en la historia y desarrollo de la cultura y civilización helénica.

Las principales islas en el mar Jónico son las islas Jónicas; en el mar Mediterráneo, Creta y en el mar Egeo, el Dodecaneso y las Cícladas. Algunas de estas islas son continuación del continente, como las áridas Cícladas, de origen volcánico.

Esperemos que los griegos hayan aprendido las lecciones de su historia y avancen en una sociedad más justa e igualitaria

Los principales golfos de su litoral son: el de Salónica, el de Corintio, el de Patras, el Estrimónico, el de Volos y el de Eubea. El istmo de Corinto une la Grecia central con el Peloponeso. 

Grecia tiene un clima típicamente mediterráneo, geográfica y climáticamente el territorio griego es muy variado, el clima de Grecia se divide en tres clases:

  • El clima mediterráneo tiene inviernos húmedos y templados, y veranos calurosos y secos. Algunas nevadas ocurren ocasionalmente en Atenas, en la isla de Creta o en las islas Cícladas en el invierno. 

La costa oeste es la más húmeda de Grecia. Los inviernos son fríos y el viento del mar suaviza las temperaturas en verano. La costa este es la menos húmeda del país en invierno. Los inviernos son muy secos. En verano, el calor es canicular, en particular sobre el continente.

En la isla de Creta y en el mar Egeo llueve relativamente a menudo en invierno, un día de cada tres en Creta. De ahí que los inviernos sean muy suaves y la temperatura del mar pueda llegar a los 15 °C. El verano puede ser muy cálido, a menos que los vientos etesios del norte soplen y hagan que las temperaturas bajen de nuevo.

  • El clima alpino se encuentra primordialmente en Grecia Occidental en las zonas de Epiro, Grecia central, Tesalia y Macedonia occidental, así como en partes céntricas del Peloponeso como Acaya, Arcadia y partes de Laconia donde el rango alpino tiene influencia.
  • El clima templado se encuentra en La Macedonia central oriental, así como en Tracia en lugares como Komotini, Xanthi y Evros septentrional; con inviernos húmedos y fríos, y veranos cálidos y secos. 

El norte y el interior del país están entre las regiones más frías en invierno y son igualmente las más secas. Las montañas quedan cubiertas de nieve. El verano es muy cálido y tempestuoso y el viento limita la subida de las temperaturas.

Los barrios meridionales de Atenas están en la zona mediterránea, mientras que los barrios del norte tienen clima templado. El año puede dividirse en dos estaciones principales: un primer período relativamente frío y lluvioso a partir del noviembre hasta finales de marzo, y la estación caliente y seca a partir del abril hasta septiembre.

El 50% de Grecia está cubierta por bosques con vegetación varias, desde coníferas alpinas a la vegetación mediterránea. Tiene 16 parques nacionales, destacando entre ellos el del lago Prespa, el del Parnaso, el de Samaria, el de Sunión y el de Vikos-Aoos. 

El principal riesgo natural de Grecia son severos terremotos. Sus problemas ecológicos incluyen contaminación del aire y agua.

Grecia tiene1 0,64 millones de habitantes en el año 2021. La población es griega en un 93%, otros ciudadanos extranjeros representan el 7%. Los porcentajes representan ciudadanía, puesto que Grecia no recoge datos sobre las etnias. La religión predominante es la ortodoxa griega con el 98%; hay un 1,3% de musulmanes y otros 0,7%. El idioma oficial es el griego con el 99%, pero se hablan otros idiomas en un 1%.

Las principales ciudades son Atenas con 1.500.000 habitantes, Salónica con 1.000.000 de h., Patrás con 167.000 h y El Pireo con 157.000 h.

La esperanza de vida de los griegos es de 79 años. El 99,9% de la población esta alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 1,35 una de las tasas más bajas del mundo occidental.

Aunque la población de Grecia sigue creciendo, el país se enfrenta a un serio problema demográfico. El año 2002 fue el primer año en que el número de muertes superaba el número de nacimientos.

Es uno de los pocos países europeos en tener una religión oficial. La vinculación tan fuerte entre la religión ortodoxa y la identidad étnica griega tanto dentro de Grecia como en la diáspora ha llevado a algunos expertos a concluir que los griegos representarían un grupo etno-religiosos similar a los judíos, sijs y tibetanos, en donde etnia y religión están fuertemente relacionadas.

Si bien en Grecia también existen minorías religiosas de judíos y musulmanes, así como una importante minoría de neopaganos que buscan revivir la antigua religión griega precristiana. Además, hay minorías de católicos, protestantes, testigos de Jehová, budistas, hare krishnas y cienciólogos.

La Iglesia ortodoxa de Grecia es seguida por la vasta mayoría de la población, aproximadamente entre 95% y 98% de la población según fuentes del gobierno griego, aunque cálculos más moderados señalan que el número podría oscilar en el 81%.

Debido a la importancia que tuvo la Iglesia Ortodoxa en la formación de la identidad griega y en las luchas patrióticas por la independencia, su popularidad entre la población y su posición en la sociedad griega es de mucha importancia. 

Además, no es inusual en Europa oriental que exista una fuerte relación entre identidad étnica y religión como sucede, por ejemplo, con serbios, croatas y húngaros. 

El salario y las pensiones de los sacerdotes ortodoxos son pagados por el Estado, además de que en la escuela primaria y secundaria se enseñan clases de religión como parte del currículum educativo, aun así el estudiante puede ser eximido de recibir dichas clases si sus padres lo solicitan.

Desde la caída del Muro de Berlín y el colapso del Bloque del Este, Grecia se convirtió en un destino preferente para miles de inmigrantes del Este debido a su cercanía geográfica. Así, durante la década que media entre los años 1991 y 2001, Grecia fue el país con el mayor porcentaje de incremento relativo de la población inmigrante del mundo.

Hoy en día los inmigrantes suponen 11% de la población de Grecia, de los que algo más de la mitad proviene de Albania. La migración masiva de albaneses a Grecia desde la caída del comunismo en Albania ha supuesto una fuente de conflictos en Grecia. 

Hay comunidades más pequeñas de inmigrantes, especialmente provenientes de países de alrededor, así como de países asiáticos y africanos más lejanos como Pakistán, Irán o China. Se desconoce el número exacto, ya que gran parte de los inmigrantes que viven en Grecia lo hacen de forma ilegal. 

Además de permanecer en Grecia de forma ilegal, parte de estos inmigrantes se dedican al robo o pertenecen a las mafias, especialmente en Atenas y Salónica.

Existen también numerosos grupos minoritarios lingüísticos, religiosos o culturales, como por ejemplo los aromunes o valacos, los arvanitas que son cristianos ortodoxos que hablan un dialecto del albanés, los dopios que son cristianos ortodoxos que hablan un dialecto serbio, los turcos, los pomacos que son de religión musulmana y lengua búlgara y los gitanos. 

ECONOMÍA

Una cuarta parte de la población activa de Grecia trabaja en la agricultura, que constituye el 15% del (PIB). Su productividad es inferior a la que cabría esperar de este sector de la economía. 

Las explotaciones son pequeñas, debido al minifundio creado con unas 3,4 ha de media, como consecuencia de la subdivisión hereditaria, lo cual dificulta el uso eficaz de equipos mecánicos. 

El rendimiento es bajo a causa de la sequía y la erosión de los suelos en este lugar. El tabaco es el principal cultivo principal y aporta cerca del 3% de los ingresos por exportación. 

La cabaña totaliza unos 10,8 millones de cabezas de ganado ovino, 3,5 millones de caprino, 800.000 cabezas de vacuno, 31 millones de aves de corral y 2,1 millones de porcino. El gobierno griego ha tomado medidas para replantar los árboles que fueron destruidos durante la II Guerra Mundial. 

Cerca de 2,9 millones de m³ de madera se cortaban al año a finales de la década de 1980. El 75% procedían de los bosques de coníferas. La pesca es limitada. A finales de la década de 1980 la captura anual ascendía a unas 135.000 toneladas, la mayor parte de las cuales se consumía en el país. 

Aunque la minería tiene escasa importancia para la economía griega, se explota una gran variedad de recursos minerales. Destaca la producción anual a mediados de lignito, bauxita, mineral de hierro y magnesio. 

Alrededor de una quinta parte de la población activa trabaja en este sector, que produce un 18% del PIB anual. Sus principales artículos son los metales básicos y los productos metálicos, alimentos, bebidas, tabaco, textiles y confección, productos químicos, cemento y vino. Atenas es el centro industrial de Grecia.

Debemos destacar el sector servicios donde el turismo presenta un lugar preferente en su economía no sólo por el importante número de divisas sino por el número de trabajadores que da empleo.

HISTORIA

Los registros más antiguos de la historia de Grecia datan del año 800 a. C, pero se hallaron herramientas de cultivo anteriores al año 6000 a. C. 

Durante el tercer mileno a. C. se gestó la civilización minoica en Creta. Por su intensa actividad comercial ultramarina, el nivel de desarrollo de sus centros urbanos y su genialidad paras las artes La cultura minoica fue considerada la primera civilización de Europa.

En el año 1600 a. C., los aqueos de Tesalia invadieron a los minoicos, originarios de Oriente Medio. La mezcla de esas dos culturas, una pacífica, de adoración a lo femenino, y otra, guerrera cuya divinidad principal era Diao, configuro la civilización micénica.

Micenas dominó Atenas, Tebas, Pilos y Tirinto, entre otras ciudades. Según la épica griega, Agamenón, rey de Micenas, conquistó la ciudad de Troya en el siglo XII a. C, tras una larga guerra que habría arrastrado a los micenos a su fin.

El declive de Micenas comenzó en ese siglo con la invasión de los dorios. También los indo-europeos, éstos destruyeron cuanto encontraron en Creta y sus dependencias y subyugaron a la población con armas de hierro desconocidas en Grecia.

Los tres siglos posteriores a la invasión doria fueron catalogados como la era oscura de Grecia, por la militarización a que fue sometida la sociedad. Producto de esta época de terror fue la creación de ciudades-Estado autónomas y amuralladas, en Atenas, Esparta, Tebas, Corintia y Argos.

Dorios y micenos gestaron una religión y una lengua comunes. Los poemas épicos de Homero que fueron escritos durante el siglo IX a. C, incorporaron divinidades de distintas localidades a un relato coherente, cuyo escenario fue la cima del monte Olimpo.

En los episodios que protagonizaban dioses y héroes del pasado, se explicaban las leyes cósmicas que regían la vida en la Tierra. Los griegos reconocían asimismo, poderes oscuros, ocultos en un mundo subterráneo, que se activaban en casos de culpabilidad.

El culto a cada dios, dueño de una fuerza de la naturaleza o de un mandato social, tenía lugar, tanto en privado como en festivales multitudinarios, donde se teatralizaban pasajes de la Iliada, la Odisea y otros poemas homéricos. Los torneos deportivos organizados en Olimpia a partir del año 776 a. C. para homenajear al dios Zeus y a la diosa Hera fueron el primer acontecimiento registrado de la historia de Grecia y la inauguración del periodo arcaico.

Con el correr del año 700 a. C. y de los dos siglos siguientes, se produce una explosión demográfica que empujó a los griegos a navegar, en busca de tierras, desde el norte de África, hasta Asia menor.

El arte griego, influenciado por Asia menor y Egipto, recobró el empleo de las curvas, que las formas geométricas rectilíneas impuestas por los dorios que habían sido borradas desde la época micénica. Atenas con su estilo ático, desplazó a los fenicios del comercio de la cerámica y la pintura.

Hacia finales del siglo VII a. C, el comercio fue revolucionado por la utilización de la moneda que aprendieron los griegos de los lidios. Esto aceleró el ascenso al poder político de una clase comerciante que se apoyo en el campesinado para desplazar a la nobleza. Se democratizó el sistema de gobierno que en las ciudades excepto en Esparta, que se mantuvo oligárquica.

En el curso del siglo VI a. C., filósofos de Troya comenzaron a desarrollar una crítica racional de las creencias y las prácticas religiosas. Esta línea de pensamiento escéptico fue continuada por los sofistas y por dramaturgos como Eurípides y Aristófanes.

La poesía lírica de Lesbos de los siglos VII y VI a. C. conmocionó a los griegos. Algunos trabajos matemáticos de Pitágoras del siglo VI a. C. jamás fueron superados.

El comienzo del periodo clásico del 499 al 323 a. C. estuvo marcado por la devastación de dos invasiones persas y por la victoria y encumbramiento de la cultura ateniense. El triunfo de las ciudades confederadas sobre un invasor más poderoso como eran los persas, otorgó a los atenienses bríos de gloria para emprender la reconstrucción de su ciudad y la expansión de un imperio propio.

Tras apropiarse del tesoro del monasterio de Delfos en el año 445 a. C., símbolo de la unión de las ciudades-estado griegas contra el enemigo persa, Atenas impuso el pago de tributos a todas las ciudades griegas confederadas en la Liga de Delfos en el año 476 a. C.

Pericles, gobernante de Atenas entre los años 443 y 429 a. C, perfeccionó el sistema que más tarde sería catalogado como de una democracia esclavista, debido a als restricciones del status de ciudadanos. Las primeras definiciones de ciudadanía y del pluralismo político con derechos y obligaciones articuladas por escrito fueron redactadas por el estadista Solón en el año 558 a. C.

Las obras e ideas de los maestros eran expuestas y debatidas en espacios abiertos. Sócrates del 470 al 399 a. C ideó el pensamiento dialéctico y aplicó y lo aplico a la introspección.

Platón del año 427 al 348 a. C. profundizó en los postulados éticos y metodológicos del primero y creó y creó una escuela espiritualista. Herodoto utilizó por primera vez, un método objetivo de investigación histórica.

Los escultores y pintores griegos estudiaron el cuerpo humano, motivo central de sus obras. La escultura era el arte más difundido y la práctica del deporte constituí un signo de grandeza espiritual. El hombre, considerado el parámetro de todas las cosas, era escrutado en todas sus dimensiones.

La ciudad de Esparta, un estado totalmente militarizado, fundado en el siglo IX a. C., disputó a Atenas la hegemonía sobre Atenas en reiterados enfrentamientos entre los años 431 al 404 a. C., que determinaron la caída del imperio ateniense en el año 404.

A la primacía de Esparta siguió la de Tebas. Las luchas permanentes debilitaron a los griegos y facilitaron el avance de Filipo II de Macedonia, quien terminó de de ocupar el territorio en el año 338 a. C., con la intención de incorporar en una segunda etapa, al imperio persa.

El rey Filipo II tenía por principal consejero a Demóstenes, un maestro ateniense de la retórica. Asimismo, eligió a Aristóteles, fundador de la lógica formal y autor de tratados de política, metafísica y física, y fue preceptor de su hijo Alejandro Magno.

Tras la muerte de Filipo II en el año 340 a.C., Alejandro prosiguió el proyecto de su padre. Amplió la zona de influencia de la cultura griega al conquistar territorios al este del mar Mediterráneo, de la península Arábiga, de Mesopotamia y de la India. El intercambio de conocimientos y costumbres entre ambas culturas fue el denominado helenismo.

Los centros políticos y culturales del mundo helénico fueron Alejandría en Egipto, Babilonia en Mesopotamia. Al morir Alejandro Magno en el año 323 a. C., el imperio se dividió y Grecia quedó en manos de los reyes de Macedonia.

Los romanos establecieron su control efectivo sobre Grecia en el año 146 a. C.: tras vencer al ejército macedonio y a la liga aquea, luego de cincuenta años de combates. Aunque sometieron a Grecia en lo político y económicos, los romanos a fin de consolidar y extender su imperio, debieron asimilar la cultura griega. Poe ese motivo, Atenas adquirió beneficios especiales y fue sede de la principal universidad del Imperio romano.

En el paganismo greco romano, el campo de la ética pertenecía a los filósofos. Doctrinas opuestas como la estoica o la epicúrea orientaban la vida de los ciudadanos cultos. Tras la oficialización del cristianismo algunas de estas doctrinas, originadas en Grecia, operaron hasta el siglo VI, como contracultura, al tiempo que otras, como el neoplatonismo, contribuyeron a la afirmación del que sería el nuevo paradigma de Occidente.

Las predicaciones cristianas tuvieron buena acogida entre los esclavos griegos. Mayoritariamente agricultores, éstos esperaban que alguna autoridad matizara la diferencia entre la abundancia de los centros urbanos y el abandono del medio rural. A partir del siglo IV, los monasterios cumplirían, aunque parcialmente esta función.

Constantino I coronado emperador por derecho divino en el año 313, trasladó la capital del Imperio romano a Bizancio, colonizada por los griegos en el siglo VII a. C. Allí fundó Constantinopla entre los años 324 y 330, para evitar la irrupción de los persas y controlar la frontera del Danubio, por donde afluían los invasores bárbaros.

Entre los siglos III y XI, Grecia fue escenario de incursiones devastadoras por parte de tribus germanas, asiáticas, normandas, así como de búlgaros y árabes. 

Las escuelas de Atenas declinaron durante el siglo IV, al tiempo que el paganismo abandonó la mitología. En el año 394, se dispuso la interdicción de los Juegos Olímpicos. Asimismo, en el siglo VI, el emperador Justiniano prohibió a los filósofos paganos el ejercicio de la docencia y limitó la elite de Constantinopla el acceso a los textos de los grandes pensadores griegos.

Aunque algunos comerciantes griegos se enriquecieron bajo el dominio de Bizancio, la economía de Grecia se deprimió. Bizancio fue capital del Imperio romano de Oriente entre los años 394 y 1054, del imperio Greco-Oriental, tras el cisma de la iglesia del año 1054, en que Grecia reconoció obediencia a la iglesia ortodoxa, y del Imperio Latino de Oriente, bajo la ocupación depredadora de la cuarta cruzada entre los años 204 al 1261.

Los venecianos desalojaron a los cruzados y controlaron amplias zonas terrestres y marítimas del antiguo imperio Latino, aún después de la toma de Constantinopla por el Imperio Turco-Otomano en el año 1454. Sólo en el año 1718 tras la firma de la Paz de Passarowitz, Venecia prometió retirarse de Grecia.

Durante el periodo bizantino tardío entre los años 1204 al año 1553, además de los venecianos, turcos-otomanos, serbios, catalanes, sicilianos, franceses y compañías de mercenarios ocuparon territorios de Grecia.

La debilidad política de Bizancio produjo un resurgimiento del helenismo en Grecia, que volvió a erigirse en centro cultural.

Con el correr de los primeros tres siglos de ocupación turco-otomana, Grecia no opuso mayor resistencia. Los primeros sultanes permitieron a los griegos comerciar y practicar su lengua y su religión.

Durante el levantamiento religioso del año 1770. Se produjo una victoria parcial sobre los turcos, lo que alentó junto a las noticias de las revoluciones norteamericanas del año 1776 y de la revolución francesa del año 1789, a saciar su apetito de libertad que los griegos no lograban definir con un criterio unificado.

Su falta de unidad nacional y su vulnerabilidad frente a las fuerzas turco-egipcias habilitó la intervención de Rusia, Inglaterra y Francia, en la revolución independentista entre los años 1821 y 1832.

La revolución anti turca tuvo su primera fase de levantamientos locales entre los años 1821 al 1825, a la que siguieron, a partir del año 1826, enfrentamientos armados entre turcos-egipcios y las tres potencias europeas que firmaron, en el año 1827, el tratado de Londres, por el que declaraban la independencia de una Grecia bajo su protección.

Durante la Conferencia de Londres del año 1832, Otto de Bavaria, que tenía diecisiete años, fue elegido rey de Grecia. La permisividad de Otto frente a los excesos de una camarilla bávara en Grecia provocó múltiples insurrecciones entre los años de 1833 al 1843, año en que las fuerzas rebeldes independentistas rodearon el palacio real exigiendo la renuncia de Otto y el establecimiento de una Constitución, que fue promulgada en el año 1844.

En el año 1863, desacreditado, tanto por las rivalidades entre las potencias de ocupación, como por las amenazas de Turquía, Otto fue remplazado por Guillermo de Dinamarca, por la firma, en Londres, de un protocolo similar al del año 1832, que estipulaba, además del retiro de Inglaterra de las islas de Troya.

Jorge I que era Guillermo de Dinamarca, reinó en Grecia entre los años 1863 y 1913, estableció un gobierno electivo y definió la posición del rey como un instrumento pasivo de la voluntad del pueblo que fue definido como democracia monárquica.

Tras ganar popularidad durante la lucha anti turca de la isla de Creta, y obtener la reanexión a Grecia en el año 1908, Eleuterio Venizelos alteró la Constitución para acceder al cargo de primer ministro en el año 1910 con el 80% de los votos.

Tras conseguir la aprobación de una nueva Constitución en el año 1911, Venizelos creó la Liga de los Balcanes y declaró la guerra a Turquía, junto a Bulgaria y Serbia en noviembre del año 1912, a fin de recuperar el territorio de Salónica perdido como consecuencia del Tratado de Londres del año 1827.

Una segunda guerra de los Balcanes estalló un mes después, cuando los búlgaros atacaron a sus dos aliados a quienes se sumó Rumania. Ambas guerras finalizadas en agosto del año 1913, permitieron a Grecia ampliar su territorio.

La I Guerra Mundial entre los años 1914 y 1918, desencadenó un enfrentamiento entre el rey Constantino y Venizelos que dividió a la población griega. El rey se declaró neutral, pero Venizelos denunció su connivencia con Alemania, por lo que fue expulsado del gobierno en el año 1915. En el año 1916, tras instalar un gobierno republicano paralelo en Salónica, Venizelos colaboró con las tropas aliadas.

El periodo entre guerras fue sacudido por un conflicto bélico con Turquía entre los años 1922 y 1923, con un saldo de más de un millón de damnificados y otro fronterizo con Albania, que provocó un bombardeo de Italia en el año 1923. Ambos motivaron la intervención de la Liga de Naciones. Venizelos fue desplazado de la escena política en el año 1935.

Grecia permaneció ocupada por las tropas nazis entre los años de 1941 a 1944. En el año 949, los Estados Unidos intervinieron de manera directa para eliminar la guerrilla comunista y, en lo sucesivo controló la economía de Grecia, donde reclutó un contingente de hombres para la guerra de Corea entre los años 1950 a 1953. Asimismo, auspicio su ingreso en el Consejo de Europa en el año 1949 y en la OTAN en el año 1951.

En el año 1952, se aprobó una nueva Constitución. Las mujeres griegas participaron por primera vez en las elecciones presidenciales del año 1956, cuando resulto elegido Konstantinos Karamanlis de la Unión Radical Social, quien debió renunciar en el año 1963 tras denuncias de fraudes.

Al perfilarse una posible victoria de la izquierda, un grupo de coroneles dio un golpe de Estado en abril del año 1967. Se instauró la ley marcial y se suspendió la Constitución. Los movimientos democráticos fueron reprimidos y el líder socialista Andreas Papandreu fue encarcelado.

El régimen de los coroneles continuó recibiendo ayuda de Estados Unidos y de grandes empresarios griegos como Onassis. A pesar de un intento de enmascarar la dictadura mediante la creación en el año 1968 de un Parlamento unicameral, la junta militar gobernaba pro decreto.

Entre los años 1973 y 1974, el gobierno militar sufrió un gran desgaste. En julio del año 1974, la junta militar griega promovió un golpe de Estado en Chipre, en colaboración con la Guardia Nacional de ese país. El golpe depuso al arzobispo Vaneziz Makarios y nombró primer ministro partidario de la anexión a Grecia.

El ejército turco invadió la isla de Chipre con el pretexto de defender a la minoría turca de ese país. El desprestigio de los militares griegos creció y ante la condena internacional y las perspectivas de una guerra con Turquía, abandonaron el poder inmediatamente.

Karamanlis, regresó de su exilio y asumió el gobierno. En las elecciones del año 1974, su partido ganó la mayoría parlamentaria. En un posterior referéndum se consagró la abolición de la monarquía. En el año 1975, el parlamento adoptó una nueva Constitución y Constantito Tsattos, fiel a Karamanlis fue elegido primer presidente de la República.

En las elecciones parlamentarias del año 1981, el Pasok (socialista) encabezado por Papandreu, obtuvo una amplia victoria. Ese año Grecia ingresó en la Unión Europea. El gobierno de Papandreu reconoció a la OLP y lideró una campaña mundial por la restitución de los objetos robados durante la dominación colonial.

El Pasok volvió a triunfar en las elecciones del año 1984. En el año 1986, sucesivos planes de austeridad y de congelación de salarios aplicados desde el año 1983, generaron protestas y huelgas. En junio del año 1989, el Partido Griego de la Izquierda y el Partido Comunista crearon la coalición de izquierdas.

En las elecciones del año 1989, el Pasok perdió la mayoría y el conservador Nueva Democracia fue el partido más votado. Sin mayoría parlamentaria y sin acuerdo para constituir un gobierno, la presidencia quedó en manos de coalición de izquierdas, quien formó un gobierno transitorio con Nueva Democracia, con la intención de investigar los escándalos financieros. En noviembre, se conformó un nuevo gobierno de coalición.

Entre los años 1983 y 1989, Grecia y Estados Unidos firmaron varios acuerdos de mantenimiento de cuatro bases militares norteamericanas en el país, a cambio de asistencia económica y militar, así como de apoyo diplomático, en las disputas territoriales de Grecia con Turquía.

Tras el triunfo de Karamanlis en las elecciones presidenciales del año 1990, se formó un nuevo gobierno conservador encabezado por Constantino Mitsotakis, quien impulsó una política de reducción del gasto público, liberalización de precios y privatizaciones. El coste social de estas medidas fue una de las causas de la derrota del gobierno conservador en las elecciones legislativas del año 1993.

La historia de los últimos años de Grecia es por todos conocida. Esperemos que los griegos hayan aprendido las lecciones de su historia y avancen en una sociedad más justa e igualitaria.

Grecia, la cultura clásica