viernes 25/9/20

Glazz: una novela sonora de jazz, funk y flamenco

NUEVATRIBUNA.ES | ANTONIO SANTO 08.03.10

Glazz es un jazz fresco, diferente, que se agarra de la mano a un funk enloquecido para bailar por bulerías. Glazz es una novela sonora, la sugerente historia de un músico recién llegado a la gran ciudad, contada a través de acordes, compases y los textos de la poetisa Lara Moreno (autora de, entre otros, los libros Casi todas las tijeras y La herida costumbre). Glazz son Javi Ruibal (batería y percusiones), Daniel Escortell (bajo) y Jose Recacha (guitarras), tres jóvenes músicos de un talento arrollador que se han convertido en uno de los grupos más prometedores y originales del panorama musical español.

Los tres miembros de Glazz, nacidos en el Puerto de Santa María (Cádiz), empezaron a tocar juntos hace 10 años, pero fue hace 3 que decidieron hacer oficial su colaboración y empezaron a trabajar en un repertorio diferente, que juntara las distintas influencias de cada uno. Casi por casualidad, el proyecto acabó definiéndose como un grupo instrumental en el que se mezclaran ritmos y melodías de todas clases, sobre una base de jazz y funk. Se encerraron en casa y, con sus propios medios, grabaron su primer disco: una obra instrumental que cuenta, a través de la música y los textos, leídos por dos actores, la historia de un músico que emigra desde su pequeña ciudad costera hasta una gran capital para lucharse allí un hueco en los escenarios.

Desde entonces todo han sido éxitos. Han girado su música por bares y salas de conciertos de toda España; medios de prensa escrita y radio los han reseñado, elogiado y recomendado; músicos de reconocido prestigio como Miguel Ríos, Colin Bass e Iñaqui Salvador se han quitado el sombrero ante el talento de estos tres chavales. El año pasado tocaron en el Festival de Jazz de la Habana; durante el mes de Marzo estarán de gira por Londres, y en Julio formarán parte del cartel del Festival de Jazz de Manchester.

Su directo no es sólo un espectáculo musical; también es (siempre que el entorno y los medios lo permiten) un show de videoarte, danza y poesía. Y sobre todo, frescura e improvisación; como nos cuenta Escortell, "una vez hemos compuesto una canción, no la ensayamos. Si estamos en directo y uno va por un lado, los demás vamos también por ahí". Actualmente preparan su segundo disco, aún sin título pero también con una estructura conceptual, siguiendo una historia. Aún no quieren desvelar todo el argumento, pero, según nos adelantan, estará ambientado en el mundo del circo.

En definitiva, Glazz es un grupo al que conviene no perder de vista; son un verdadero soplo de aire fresco para la música joven española, tan saturada de otros estilos que copan las radiofórmulas y salas de concierto.

Glazz: una novela sonora de jazz, funk y flamenco
Comentarios