#TEMP
jueves 19/5/22

Fuentetaja se multiplica x 3

La librería de la calle San Bernardo de Madrid inicia una nueva etapa. Quiere seguir siendo la librería que durante medio siglo ha acompañado a la historia cultural de este país pero, junto a ello, quiere ser más cosas.
NUEVATRIBUNA.ES - 10.12.2009

La librería Fuentetaja cumple 50 años. Medio siglo de historia ligado a la vida cultural de este país en el que uno de los momentos más aciagos se produjo sin duda hace dos años, cuando tuvo que cerrar sus puertas debido a que el edificio del siglo XIX situado en el número 48 de la calle San Bernardo, donde su ubicaba, tuvo que ser desalojado por la inminente ruina que presentaba. Desde marzo de ese año hasta el 24 de septiembre la librería se vio forzada, no solo al cierre, sino a la búsqueda de un nuevo local. La suerte quiso que en la misma calle, en el número 35, sus propietarios encontraran un local idóneo para la nueva situación de la librería.

Ahora, dos años después, Fuentetaja inicia una nueva etapa en la que, junto a la librería de siempre, se podrá disfrutar de un espacio de debate y exposiciones y de un café literario, el Café Bistró Max Estrella, para disfrutar de una oferta gastronómica asequible rodeados de libros.

Este viernes se inaugura el triple espacio, a las 19.00, con la participación de Juan Cruz
Nativel Preciado, Julio Llamazares
y Javier Reverte.

En la siguiente carta se explican detalladamente los objetivos y lo que los amigos de Fuentetaja van a encontrar a partir de ahora en su librería de siempre:

Queridos todos,

Fuentetaja siempre ha sido un organismo vivo, biodegradable, que se muta permanentemente, para adaptarse a las exigencias de los nuevos tiempos. Pero hace más de un año ese organismo presentaba un cuadro clínico de gravedad extrema, con claro riesgo de fenecer.

Entonces, decidimos cambiar. Un nuevo equipo gestor se hizo cargo de los destinos de Fuentetaja para, respetando toda su historia, encontrarle un espacio estable en el futuro.

Hoy se relanza con los ropajes de la modernidad: por fuera, es como un museo de arte moderno, que capta del pasado unos ritmos literarios e industriales para mostrarnos un futuro alentador dentro de este desorden actual. Por dentro, como organismo vivo, rellena sus arterias con la vitalidad de los libros que dan consistencia a lo que siempre ha sido y continúa siendo: una librería y un punto de encuentro.

Es un espacio con suficiente capacidad y estética, que, como un invisible velo, envuelve al lector, al curioso y al buscador de lo diferente.

Está dividida en tres espacios. Abajo, los sótanos arman su caparazón industrial con unas cuevas que reflejan un pasado de vigorosos recuerdos, donde nuestros antiguos guardaban entre sus muros sus viandas, como nevera conservadora, y hoy se mutan a una sala de exposiciones, club literario, presentación de libros y sala multiusos, que como terapia experimental de nuestro estrés darán refugio a la cordialidad y alguna que otra añoranza.

La zona alta, es un espacio de fusión gastronómica, café literario, y lugar imaginativo, donde el placer del ocio escrito pueda compensarse con la realidad del viaje proyectado.

Todo esto es posible por quienes han arriesgado su trabajo, creatividad y dineros y, que, como sanos profetas, son captadores de esperanzas para todos, dando así respuesta a las demandas de hoy.

Es muy de agradecer a los autores que hoy presentan este acto su presencia, porque con sus palabras están sembrando futuro, dando de este modo valor a esta fuerte apuesta renovadora de Fuentetaja. Ellos, los autores, son el gen creativo, que hacen posible la obra escrita o en soporte electrónico.

Del mismo modo, participan de esta empresa editores, distribuidores y toda la madeja logística, que ayuda a que el libro llegue al lector. Están los libreros, consejeros inmediatos del lector, y, ¡cómo no!, los lectores, amigos de todos. Fuentetaja os da las gracias por creer y participar con nuestros proyectos mientras llenáis con vuestra presencia los renovados alientos a la esperanza.

Como comprenderéis, ya no nos pesan los recuerdos, sino la aventura de estar permanentemente renovándose.

Y como toda carta clásica, pondríamos una post data: recibir un fuerte abrazo de esta librería que os quiere.

D. Jesús Ayuso
Presidente

Dña. Pilar Calabia
Consejera Delegada


Fuentetaja se multiplica x 3
Comentarios