miércoles 28/7/21
LA FOTóGRAFA DE LA GAUCHE DIVINE BARCELONESA

Exposición antológica de Colita: medio siglo de cultura en Barcelona

Con esta exposición, comisariada por Laura Terré, la Fundació Catalunya-La Pedrera presenta la primera retrospectiva dedicada a la fotógrafa barcelonesa.

Colita 0
Colita emulando al García Márquez de su propia fotografía

El pasado 9 de marzo, La Pedrera rindió homenaje a la fotógrafa Colita inaugurando la exposición antológica de su obra titulada Colita ¡perquè sí!.  Colita fue el sobrenombre elegido por Isabel Steva Hernández (Barcelona, 1940), fotógrafa y apasionada del mundo de la cultura, coetánea de los más jóvenes escritores de generación del 68.

Con la exposición Colita, ¡porque sí!, comisariada por Laura Terré, la Fundació Catalunya-La Pedrera presenta la primera retrospectiva dedicada a Colita con un amplio recorrido por su trayectoria vital y creativa. En ella revisa los diversos itinerarios que se pueden advertir en su voluminoso, casi infinito archivo: del flamenco a la lucha feminista, el cine, la Nova Cançó, la Gauche Divine, el mundo del espectáculo o la vida de su ciudad, Barcelona. Todo ello a través de una mirada siempre cargada de intención y de humor.

La exposición reúne un centenar de obras a las que cabe añadir una serie de proyecciones y murales. Se trata de piezas que inmortalizan a grandes figuras de la cultura, como la bailaora Carmen Amaya y Gabriel García Márquez, entre otros muchos, y momentos cruciales del último medio siglo en España y Barcelona.

La directora de Cultura de La Pedrera, Marga Viza, destacó en la inauguración que a pesar de que la fotógrafa ha expuesto en distintas ocasiones, nunca se le había hecho "el homenaje que se merece", mientras Laura Terré, la comisaria de la exposición, añadió que la selección de las obras había sido difícil, pues se habían visto obligados a que descartar muchas piezas, algunas tan valiosas artística y documentalmente como las que se exponen.

La muestra, que se puede visitar y ver en La Pedrera barcelonesa hasta el próximo 13 de julio, se inicia con murales de sus negativos, lo que permite comprender mejor la forma de trabajar de la autora, que, a su vez, rodean una pared con fotografías personales que Colita tenía colgadas en casa en las que aparecen sus amigos y conocidos más próximos.

En la exposición también se muestran las cámaras que ha utilizado a lo largo de su carrera, y en su presentación la mítica fotógrafa aclaró la primera que utilizó fue una Baquelita que le regaló su padre, un ingeniero que en vez de regalarle muñecas, le regalaba máquinas de escribir, cámaras y guitarras, por lo que le dio las gracias por criarla "como si no fuera una imbécil".

LOS RETRATOS

Colita destacó  que nunca asumió encargos que no quisiera hacer, y que como le interesaba la cultura y el periodismo, hizo muchos retratos de personas especialmente significativas del mundo de la cultura como Salvador Dalí, Jaime Gil de Biedma y los diversos integrantes del grupo que se dio en llamar de la Gauche Divine y que llenó la Barcelona nocturna de los años previos a la transición política, entre otros.De la escritora recientemente fallecida Ana Maria Moix, que también formaba parte del grupo, se incluyen en la muestra dos fotografías suyas. Respecto a ello, Colita explicó que no se trata de un homenaje póstumo, sino que, por el contrario, la Moix tenía plena conciencia de que serían expuestas. Hasta tal punto fue así que incluso tenía el encargo, asumido personalmente, de escribir un texto “ad hoc”. "Pero no pudo ser", afirmó Colita.

EL CINE Y LA HISTORIA

Su primer encargo profesional fue como fotógrafa del rodaje de la película Los  Tarantos, cuando tuvo oportunidad de fotografiar a la bailaora Carmen Amaya, que quedó maravillada con sus fotografías y le compró retratos, lo que la convirtió en su primera clienta. A partir de entonces, encontró trabajo durante mucho tiempo en la realización de fotografías de distintos momentos del rodaje de numerosas películas, una labor en la que aprendió a entender la luz, según aclaró la comisaria.

Por otra parte, Colita realizó también trabajos periodísticos para varias publicaciones y documentó hechos irrepetibles de la historia contemporánea. En la exposición de La Pedrera están la Barcelona olímpica del 92, momento trascendentes de la transición y realidades hasta entonces vetadas para el mundo del periodismo y de la fotografía como el trato deficiente a los enfermos mentales en los institutos psiquiátricos, las manifestaciones, la muerte de Franco o las autolesiones que se causaron los presos pertenecientes al movimiento Copel en la Modelo en el 78 en su demanda de amnistía general y de unas mejores condiciones en las cárceles.

ACTIVA Y DECLARADA FEMINISTA

La fotógrafa se ha autoproclamado feminista en numerosas ocasiones: ese extremo también es visible en la muestra presentando retratos en los que se muestra la mujer ejerciendo roles distintos, en los que no se la toma como víctima o como ser que sólo puede aspirar a ser bello, sino que se integra dentro de la sociedad como trabajadora, como ser humano igual y activo.

NOTA BIOGRÁFICA

Colita es el sobrenombre con el que se conoce a la fotógrafa Isabel Steva Hernández (Barcelona, 1940), quién ha trabajado con otras figuras de la imagen como Xavier Miserachs y que formó parte del grupo de artistas e intelectuales denominado Gauche Divine.

Comenzó su labor como fotógrafa en los años sesenta hasta convertirse en uno de los referentes indiscutibles de la fotografía catalana (y española) contemporánea. Directa, inteligente, sensible, comprometida, crítica y sin prejuicios, su producción se puede definir, más allá de la estética, por su implicación en el tiempo que le ha tocado vivir. Su obra, alejada del artificio y de toda pretensión “artística”, no es sólo un documento de la realidad, sino la proyección de sus experiencias y opiniones, y conforma un corpus visual que recoge medio siglo de nuestra historia reciente.

Exposición antológica de Colita: medio siglo de cultura en Barcelona
Comentarios