#TEMP
martes. 28.06.2022

El Barça monopoliza la Liga

José Luis Egido | NT
El diccionario describe la voracidad como una cualidad que se aplica a persona o animal que come con ansia, con avidez. Es una buena definición para reflejar al Barcelona que se sigue comiendo uno tras otro a cuantos equipos se le enfrentan en la liga...
nuevatribuna.es | 07.02.2011


... El Atlético de Madrid no fue una excepción con el agravante de hurtarnos uno de aquellos partidos imborrables y recuperar la emoción de la lucha por el primer puesto. No es menos voraz un CR7 magnífico empeñado en capitanear al Madrid en una lucha casi personal con el inalcanzable Messi.

Del partido del sábado entre culés y atléticos se pueden escribir muchas cosas. Yo me quiero fijar solo en una que retrata perfectamente la diferencia abismal entre uno y otro equipo, sobre todo en el estado de ánimo. Esa jugada fallida del ataque barcelonista que acaba en otro ataque del Atlético con el balón en los pies del Kun Agüero y la cabalgada tremenda de Messi recorriendo cincuenta o sesenta metros para recuperar el balón limpiamente. Una vergüenza para el Kun y una medalla más para Messi. En mi memoria futbolística no recuerdo algo semejante de cualquier número uno del Mundo. Respecto al Kun, si yo fuera el entrenador del Atleti le pondría veinte veces el vídeo para después sentarle en el banquillo dos o tres jornadas y que tenga tiempo de obnubilarse con las ofertas de pagar esas mareantes cifras de su cláusula de rescisión.

Esa jugada refleja a la perfección en el Barça el concepto de defender la pelota, algo que no se reconoce lo suficientemente al analizar su fútbol, hechizados como estamos por su fútbol de toque y ataque. En cuanto al enfrentamiento entre los dos gigantes, ha pasado una jornada más y la diferencia de siete puntos sigue intacta. Así que ahora es el momento de las valdanadas, esas cortinas de humo mediáticas para nublar la vista y las entendederas de la afición y tapar una desventaja que a juicio de los más sensatos parece insalvable. De momento ya ha empezado Mourinho afirmando que si el Madrid queda segundo no pasa nada, no sin antes agarrarse al consabido recurso de que matemáticamente es posible ganar la liga. Eso mismo argumentaban Schuster, Juande y Pellegrini y los echaron. La política futbolera no puede tapar una cómoda victoria del Madrid ante una débil Real Sociedad a la que se encargó de parar Iker Casillas, él solito, con más protagonismo en los partidos del que le regalan los focos enamorados por los personajes más mediáticos. Un dato de este partido es significativo: las rotaciones bien administradas. En una plantilla de superclases se ha demostrado que con ellas el Madrid puede ganar igual o mejor. La cuestión está en si las han sacado demasiado tarde.

Muniain, Asenjo y el Rayo

A estas alturas del campeonato ya resuena otro de los tópicos del fútbol. El de los equipos revelación. A saber, el Español y el Athletic. En diferentes crónicas vengo llamando la atención de que el Bilbao es algo más que Llorente y otros diez.. Este fin de semana ahí está Muniain para iluminarnos con sus regates y su juego eléctrico propios de un jugador que está llamando a la puerta de los grandes y de la selección. La cara contraria la ha vuelto a dar Asenjo, el actual portero del Málaga, al que un mal fario parece haberse cebado con su rodilla como si de una malaventura se tratara.

En la parte de arriba de la tabla el Villarreal nos ha dado la sorpresa y se ha dejado en su casa tres puntos que le han venido de maravilla al Levante para meter un poco de presión en la parte baja de la tabla. Entre el duodécimo y el vigésimo sólo hay cinco puntos de diferencia. Queda mucho y ya veremos los que descienden.

Me hubiera gustado escribir algo sobre los árbitros y esa terrible entrada de Alves al Kun, pero no me queda espacio. No veo los ríos de tinta ni las portadas que tuvo que sufrir Ujfalusi. ¡Qué cosas tienes!, pensaran algunos. Parece que te has caído de un guindo, pensarán otros. Bueno…en otro momento.

Para terminar, merece la pena dedicarle unas líneas a los jugadores y al entrenador del Rayo que sobrevolando por encima del ojo del huracán de la crisis que está viviendo el club de Vallecas han sido capaces de colocar a su equipo al frente de la segunda división. Mi pequeño homenaje. En fin, lo dejo aquí. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol.

El Barça monopoliza la Liga
Comentarios