domingo. 14.07.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Ángel Tomás Monedo López

Dj shadow ofreció una magistral demostración de habilidades en los platos y efectos sonoros en la sala Ochoymedio. Con una sala llena y entregada, se creó una gran sinergia entre un público que conocía bien sus obras musicales y otra parte que las desconocía, pero que sin duda se llevó una grata sorpresa al descubrir a un artista único.

Este maestro de la mezcla y la creación musical, que incorpora hip hop, drum and bass, soul, jazz y la electrónica más sintética, continúa marcando la pauta musical veinticinco años después de su primera visita a Madrid. Lo recordó en sus breves interacciones con el público, agradeciendo el apoyo que ha recibido de su audiencia madrileña durante estos 25 años.

Este maestro de la mezcla y la creación musical, continúa marcando la pauta musical veinticinco años después de su primera visita a Madrid

Un ejemplo de su polifacética capacidad musical fue la utilización de baquetas en una batería electrónica, añadiendo una sintonía y ritmo únicos a las bases ya creadas. Fueron dos horas de excelencia y creatividad por parte de un músico instrumental que se presentó en Madrid como siempre, con la estética americana, la gorra de un equipo de fútbol americano y con un deseo ferviente de sorprender a la audiencia.

Cabe destacar las magníficas visuales que acompañaron cada uno de sus temas, creando una atmósfera que recordaba al cine, videoclips, películas y documentales, transportando al público a otro lugar por momentos. El espectáculo comenzó con "Nature Always Wins", seguido de “Slingblade”, encadenado de manera magistral por un artista que domina como pocos los sonidos y mezclas de diversos estilos musicales.

Otro ejemplo de su versatilidad y eclecticismo fue “Mountain Will Fall”, que presentó por primera vez en el Festival de Jazz de Montreux en 2016. “Blood on the Motorway” evocó el estilo de vida americano que tanto influye en la obra del artista californiano.

Para cerrar el concierto, nos deleitó con su gran tema “Organ Donor” del disco "Endtroducing" de 1996, una obra maestra de la música de todos los tiempos, que debería preservarse en todas las discotecas. 

DJ Shadow ofreció una magistral demostración de habilidades en los platos y efectos...