domingo 20/9/20
UNA FACETA INéDITA DEL GRAN POETA PORTUGUéS

La desconocida conexión entre Pessoa y España, en la Biblioteca Nacional

El autor del Libro del desasosiego y uno de los más grandes escritores universales en lengua portuguesa, Fernando Pessoa, es objeto de una muy sugestiva exposición sobre su presencia en España. En la Biblioteca Nacional, en su sede en Madrid, hasta el 24 de agosto.

Vista de la muestra
Vista de la muestra

Durante sus 47 años de vida, Fernando Pessoa, el genial poeta portugués, apenas viajó a España. Es más, lo hizo sólo en una ocasión, cuando visitó las Islas Canarias en 1902, cuando era adolescente. Sin embargo, el poeta guardó una estrecha relación con su país vecino, tanto en sus contactos periódicos con varios escritores como en las diversas referencias que cabe encontrar en sus obras a nuestro país.

Desde mediados de junio, la Biblioteca Nacional de España ha prestado una especial atención a esos vínculos mediante una atrativa exposición titulada Pessoa en España, que puede ser visitada  en su sede desde hasta el próximo 24 de agosto. Una exposición de especial interés para lectores de Pessoa y para curiosos de toda índole que organizan la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro, la Biblioteca Nacional de Portugal, el Instituto Camoes, Mostra Espanha y la propia Biblioteca Nacional.

Los comisarios de la muestra, el profesor español de la portuguesa Universidad de Évora (Portugal) Antonio Sáez Delgado, y el profesor de la Universidad de los Andes (Colombia) Jerónimo Pizarro, explicaron en la presentación a los medios que la primera obra que muestra la presencia de la obra de Pessoa en España fue la traducción de algunos de sus poemas en 1923, en el diario La provincia.

No obstante, su presencia literaria cobró una importnacia más que relevante en los años 50 y 60 del siglo XX, a partir de la muerte del poeta, gracias a las traducciones de Ángel Crespo, a una de la antología histórica publicada por el Nobel Octavio Paz, y a las ediciones de los años 70 y posteriores, que hicieron de Pessoa uno de los poetas no españoles más leídos hasta el fin de siglo.

Precisamente, en los años 80 tuvo lugar un auténtico "boom" de publicaciones y en esa década se celebró la primera exposición en España acerca de la figura del poeta, una exposición histórica que tuvo lugar en la Fundación Juan March de Madrid.

Es preciso destacar que Fernando Pessoa (Lisboa, 1888-1935) mantuvo una fluida relación epistolar con algunas figuras literarias españolas, unas más conocidas que otras, pero sin duda todas importante: ahí están los nombres de Iván de Nogales, Miguel de Unamuno, Rogelio Buendía, Isaac del Vando-Villar. También es de destacar la relación que mantuvo con uno de nuestros genios literarios, al que conoció en un café de Lisboa, Ramón Gómez de la Serna.

EL MITO DE IBERIA EN PESSOA

En sus textos, Pessoa también hizo referencia al mito de Iberia, una confederación soñada que se plasma en varios escritos originales que se incluyen en esta exposición. "Se diría que los dos países se han dado cuenta por fin del hecho aparentemente evidente de que una frontera, si separa, también une, y que si dos naciones vecinas son dos por ser dos, pueden moralmente ser casi una por ser vecinas", llegó a escribir el poeta.

Precisamente, con Unamuno mantuvo algún que otro debate, del que cabe destacar aquel en el que Pessoa señalaba, de manera paradójica con las tensiones en favor de la unidad ibérica, una tensión centrífuga. Escribió que "ya que la desintegración de España es un hecho definitivo", la reacción lógica y "civilizadora" sería "fraccionar Iberia en naciones separadas, excepto en una alianza ofensiva y defensiva, una alianza cultura y una abolición de fronteras y aduanas".

Tampoco fue ajeno Fernando Pessoa a la situación idiomática de la península. Escribió: "El problema de la lengua no importa, porque si a un catalán le gusta escribir en castellano lo hará como lo hace ahora",y añadió en su texto: "Unamuno ha propuesto ¿por qué no escribir en castellano? Si se trata de eso, prefiero escribir en inglés, que me proporciona un público más amplio que el castellano".

La muestra también se hace eco de una de sus pasiones menos conocidas del poeta portugués: el esoterismo y la astrología. Según ha indicó en la presentación de la exposición la directora de la BNE, Ana Santos Aramburu, Pessoa escribía cartas astrales "casi de manera compulsiva". En una de ellas, Carta astrológica de la Segunda República Española nos muestra su visión de la evolución previsible de España en los años treinta.

La exposición se complementa con una mesa redonda titulada "La recepción de Fernando Pessoa en España", en la que participan  Jesús Munárriz, Pilar Gómez Bedate y uno de los comisarios de la muestra, Antonio Sáez Delgado.

La desconocida conexión entre Pessoa y España, en la Biblioteca Nacional
Comentarios