miércoles 23/9/20
LIBROS | EDITORES ANTE LA CRISIS

De la Quintana, editor de Amargord: "La edición, un ejercicio de resistencia civil continuada"

"Las editoriales pequeñas pasamos dificultades inconcebibles", afirma José María de la Quintana, editor de la polifacética y creativa editorial Amargord. Nueva Tribuna lo ha entrevistado para dar continuidad al recorrido por el sector de las editoriales independientes y los efectos que en esllas está teniendo la crisis económica
J. M. de la Quintana. Foto de Federico Romero
J. M. de la Quintana. Foto de Federico Romero

José María de la Quintana nació en Madrid, en 1955. Ha ejercido de empresario desde los 20 años en diversos campos, como la informática, la alimentación, el arte y la edición. Creador, guionista y productor de ballets como Van Gogh (estrenado en Rímini en 1992) o Wallada (estrenada en Córdoba, en 2004). En 1990 abrió la galería de arte Amargord, editó la revista Guía de la noche desde 1993 hasta 1998. En 2004 puso en marcha la editorial Amargord. Ha publicado, entre otros libtos,los poemarios, Una mariposa en la página (1990), El bosque elegido (2003), y Todas direcciones (1999), y las novelas Los pasos de la noche (1992) y Buenos días, Inés (2004. También es autor del libro de relatos Blanca doble (los cuentos de la cocaína) (2007) y de los ensayos Guía del perfecto noctámbulo (1996), y El idioma de los sentimientos (Escuela de educación sentimental), en 1999.

José María de la Quintana: "Estamos ante una crisis de valores y sobre todo, de educación con respecto a la poesía".

Nueva Tribuna: ¿Cómo nace la editorial y con qué objetivos?

José María de la Quintana: Nace en el 2004, de una idea muy antigua, que tenía desde finales de los ochenta, crear un espacio donde la creación (pintura, poesía, música),fuera posible. El objetivo actual ha variado, en función de las circunstancias, adversas claro, de la cultura y el trato que se le da. Ahora, nos enfocamos básicamente en la literatura, y lo que deseamos es agrupar las diferentes inspiraciones de creación, en este caso, lingüística, en colecciones autónomas, que respiren por su cuenta.


NT: ¿Con qué colecciones cuenta Amargord?

JMQ: En poesía contamos con ocho colecciones: Transatlántica-Port-bou, dirigida por Juan Soros, que trabaja el área de la poesía americana (hispano-americana)y poetas españoles de alto nivel técnico y filosófico. (30 títulos);Fragmentaria, dirigida por Luis Luna, recoge con amplitud sectores de la poesía más técnicos, haciendo especial hincapié en el cuidado trabajo de la lengua, sin descuidar voces internacionales. (30 títulos); Hecho en Lavapiés, dirigida por Hipólito García Fernández, “bolo”, recoge la poesía más urbana y viva, que baja a la calle y se desenvuelve en un territorio nocturno. (25 títulos); Once, dirigida por Víktor Gómez, es una colección cerrada de 15 títulos, con autores elegidos por Víktor y que cubren un espectro esencial de su visión de la poesía;Poesía con matemáticas, dirigida por Jesús Malia, cuenta con tres títulos y es exigente y comprometida. Diseñada por Julio Reija; Candela, poesía escrita por mujeres, cuenta con 17 títulos y la Poesía completa de Emily Dickinson. Personalmente, me gustaría ofrecer una voz femenina clara y rotunda de cómo se trabaja hoy la poesía, siendo mujer, en una sociedad como la nuestra; Helado de mamey, nuestra antigua colección, cuenta con 50 títulos, fue dirigida por Paco Sevilla, actualmente, quieta; Avena loca, dirigida por Jesús Urceloy, agrupa a nuevos creadores (10 títulos; Disponemos de otra colección para voces nuevas, que quieran apuntarse, y nos guste su calidad.

NT: ¿De qué títulos se siente la editorial especialmente "orgullosa"? ¿Ha contado con algún "éxito de ventas"?

JMQ: Cada libro es diferente y personalmente me gustan todos, bajo diferentes criterios.El libro, Tokonoma, de José Kozer, me causó un gran impacto, así como la obra que acabamos de sacar de Haroldo de Campos, “entremilenios”, en traducción de Andrés Fisher. La Poesía completa de Emily Dickinson, me parece un logro extraordinario de su traductor, Enrique Goicolea, tras diez años de esfuerzos por traducir a una autora tan difícil como extraordinaria. Personalmente, haberla editado y seguir haciéndolo, es un pequeño placer difícil de igualar. El libro de Pioetas, de poesía con matemáticas, ha sido el libro más vendido por nosotros el año pasado. Estamos hablando de 500 ejemplares.

NT: ¿Cómo ves el panorama editorial con la crisis como telón de fondo?

JMQ: Las editoriales de poesía, pequeñas como la nuestra, pasamos dificultades inconcebibles, que no permiten siquiera planteamientos tan globales; lo nuestro, es un ejercicio de resistencia civil continuada ante la desaparición de un mercado que quieren ocupar los tecnólogos y el pensamiento único.

NT: ¿Estamos ante una* crisis de lectores *o ante una *crisis de poder adquisitivo de los lectores*?

JMQ: Estamos ante una crisis de valores y sobre todo, de educación con respecto a la poesía. Hay mucho que cambiar, o darle la vuelta a la tortilla del todo. El desconocimiento de la poesía es la realidad imperante. Apenas, unas minorías trabajan y luchan porque eso no ocurra.

NT: ¿La librería sigue siendo un instrumento imprescindible en el circuito editor-lector o es inevitable rendirse al dominio de las grandes superficies?

JMQ:La librería está cambiando, creando espacios más humanos, ampliando servicios, acogiendo a personas que empiezan y tratando de crear conocimiento más allá del imperio de los grandes. No creo que la palabra rendirse sea adecuada, o está viciada por la comodidad de quien no sale a la calle.

NT: ¿En qué medida está afrontando la editorial el "horizonte digital"? ¿Tu editorial se ha lanzado a la edición de e-book?

JMQ: Me gusta el objeto tridimensional dinámico que es un libro, la complicidad del objeto con su lector. Hablamos de poesía. Leer a Rilke en digital o a Hölderlin es como someter la belleza y profundidad de nuestra cultura a un desapasionado orden tecnológico virtual que no me gusta.

NT; ¿Consideras necesaria una política de ayudas y subvenciones de las Administraciones? ¿Cuál es vuestra experiencia?

JMQ: No creo en la Administración, ni pediré una subvención nunca. Nosotros  no tenemos seguro nunca llegar a fin de mes. Sin embargo, creo que debería ocuparse en realizar una labor con los autores, de la que carece en el mundo joven, y que es adocenante y perjudicial para el conocimiento de la poesía española en el mundo. Se quedan en lo trivial y endogámico, y eso no funciona y devalúa la maravilla de lo que está ocurriendo, de lo que prácticamente, ni se enteran.

NT: ¿Con qué perspectivas y con qué objetivos estáis trabajando a corto y medio plazo?

Resistir, salir vivos de la quema. Montar el sello en América este año es nuestro proyecto más querido, así como hemos comenzado una colaboración con la India, a título particular, claro, llevando cuatro poetas españoles que están siendo traducidos al bengalí y traduciendo a dos poetas indios que publicaremos este año, aquí en España. Conseguir cierta gracia en los diferentes poemarios que editamos, ese es nuestro máximo objetivo.

De la Quintana, editor de Amargord: "La edición, un ejercicio de resistencia civil...
Comentarios