domingo 22.09.2019
CULTURA | FERIA DEL LIBRO

La Cueva del Erizo, otra forma de promocionar libros y autores

La Cueva del Erizo es un nuevo portal de información literaria que, además de generar puestos de trabajo, está despertando un enorme interés en el sector editorial, que vive los días más importantes del año en la Feria del Libro de Madrid.

La Cueva del Erizo, otra forma de promocionar libros y autores

Tras una larga trayectoria como profesional de televisión (Antena 3, Telecinco -corresponsal en Nueva York- y La Sexta), la periodista Luisa Cabello vive embarcada desde hace un año -con el arrojo que requiere el emprendimiento personal en este tiempo que vivimos- en la puesta en marcha y desarrollo de La Cueva del Erizo. Nos citamos con ella en plena vorágine de la Feria del Libro de Madrid.

PREGUNTA: ¿Qué es La Cueva del Erizo?

RESPUESTA: Ante todo, un lugar de encuentro en el que aspiramos a poner en contacto a los lectores con los escritores. Somos un portal de información literaria en el que ofrecemos entrevistas, recomendaciones cualificadas, agenda de eventos, y, lo más novedoso, un servicio de productora de vídeo con difusión como agencia de información para que editoriales y autores puedan dar a conocer su trabajo.

P: ¿Cuándo y cómo surgió la idea?

R: Todo empezó en el verano de 2013, cuando leí que el autor argelino Yasmina Khadra, uno de mis favoritos, venía a presentar su última novela a Madrid. Unos días después, me di cuenta de que había estado en la ciudad y no me había enterado. Detecté que nadie ofrecía una agenda de eventos literarios. A partir de ese nicho, empecé a desarrollar ideas con el apoyo del escritor Jesús Ferrero, quien me animó a poner en marcha un sitio web con recomendaciones de lecturas. Era una gran oportunidad para compartir nuestra pasión por la buena literatura. Y sin pensarlo mucho me puse en marcha, no están las cosas para perder el tiempo.



P: Pero La Cueva del Erizo es mucho más... 

R: Un alto porcentaje de los contenidos que se consumen en internet es audiovisual. En La Cueva del Erizo elegimos autores que nos parecen interesantes, y en una entrevista se desnudan, exponen su trabajo. Ofrecemos la entrevista en nuestra web, y esa entrevista es a su vez es un contenido que las editoriales pueden utilizar para la comunicación y difusión de autores y obras. En cuanto a las recomendaciones, son opiniones formadas y libres, sin servilismos editoriales. Combinamos recomendaciones de referentes literarios con las de nuevos creadores de opinión, como blogueros y lectores. Contamos, por ejemplo, con Sergio Sancor, muy seguido en internet y que escribe de una forma directa, adaptada al medio. Tenemos una sección de corresponsales literarios que nos cuentan que pasa por el mundo, una importante sección juvenil... En las últimas semanas hemos añadido la venta de libros posibilitando a los lectores a través de plataformas de otros y estamos preparando una importante sección de poesía que saldrá pronto. 

P: ¿Qué receptividad ha encontrado en el sector editorial?

R: La mayor parte del sector nos ha recibido con entusiasmo. Una propuesta como La Cueva del Erizo no existía en España. El problema que encontramos es el de siempre, la crisis. Las empresas viven en la incertidumbre, no arriesgan, reorganizan plantillas, buscan superventas que resuelvan cada ejercicio anual. Sin embargo, aunque es mal momento, no están comunicando y vendiendo bien su producto. La receptividad es mayor por parte de las pequeñas editoriales. Lo ven más claro. Saben que les es difícil llegar a grandes medios de comunicación. Nosotros damos servicio de productora a aquellos que creen en un escritor o en una obra que creen que merece la pena, los ponemos en el mismo rango de los grandes, y trabajamos con ellos en la difusión a través de las redes y la web.

 «Hay que desafiar a la situación, al mercado, y buscar formas de reavivar la industria del libro»

P: Este nuevo modelo de negocio... ¿es un desafío a la forma convencional de vender libros y de difundir las obras literarias?

R: ¿Desafío? Claro que hay que desafiar a la situación, al mercado, y buscar formas de reavivar la industria. Somos conscientes de que con publicidad no se sostiene un medio de comunicación. Podríamos regalar carritos plegables para llevar libros, pero aún no nos ha dado por ahí. Las grandes editoriales son reticentes, bien, y muchos medios tienen servidumbres editoriales. Bueno, pues hagamos lo que mejor sabemos hacer, dar un servicio de productora de video con buenas entrevistas, y ofrecerlas en un portal especializado. Me gusta compararlo con la energía eólica. Hay grandes editoriales, con autores reconocidos, que generan mucho movimiento, pero no gastan en medios de comunicación emergentes. La Cueva del Erizo es el molino que aprovecha ese movimiento que generan, y, utilizando las nuevas tecnologías, las redes y la web ofrecemos un servicio que puede recoger toda este energía, y dar una oportunidad a las editoriales pequeñas, para que puedan jugar en la liga de campeones.

«Ayudamos a las pequeñas editoriales para que puedan jugar la liga de campeones»

P: La Cueva del Erizo se ha dado a conocer en la Feria del Libro de Madrid. ¿Cómo ha sido la experiencia?

R:  Ha sido nuestra apuesta para darnos a conocer, tenemos solo cuatro meses de vida. Ha sido la prueba de fuego para el equipo, y esto es lo mejor. Crear un equipo y descubrir que, cuando la gente hace algo con pasión y profesionalidad, el trabajo resulta deslumbrante. En la primera semana hicimos veinticinco entrevistas en un set instalado en la Biblioteca Eugenio Trías, cuya dirección pone la cultura a disposición del ciudadano, tiene un apreciable sentido de servicio a la sociedad. Para cuando la Feria acabe serán más de cincuenta, y creo que este esfuerzo marcará un hito. La Cueva del Erizo ha nacido para quedarse. Está siendo muy emocionante.

La Cueva del Erizo, otra forma de promocionar libros y autores