martes 1/12/20
ANÁLISIS HISTÓRICO PSICOLÓGICO

Complejo de Pinocho o del Pseudólogo

En la mitología griega los Pseudólogos eran la personificación de las mentiras y las falsedades. Eran los hijos perversos de Eris, diosa de la discordia.

La leyenda más famosa protagonizada por Eris cuenta cómo inició la Guerra de Troya. Tanto los dioses y diosas como diversos mortales fueron invitados a la boda de Peleo y Tetis (que luego recibieron padres de Aquiles). Sólo la diosa Eris no fue invitada debido a su naturaleza problemática. Así que Eris (en un fragmento de la Cipria, como parte de un plan urdido por Zeus y Temis) apareció en la fiesta con la Manzana de la Discordia, una manzana dorada con la palabra kallisti ('para la más hermosa' o 'para la más bella ') inscrita, que arrojó entre las diosas provocando que Afrodita, Hera y Atenea la reclamaron para sí, iniciándose una riña. Zeus, para no tener que elegir entre las diosas, puesto que una era su esposa y las otras dos eran sus hijas, encargó ser juez a Paris. Entonces Hermes le transmitió al desventurado Paris, príncipe de Troya, que debería que elegir a la más hermosa (ver Juicio de Paris).

Aproximadamente el 60% de las personas mienten entre dos y tres veces en una conversación de diez minutos

Siendo como era la moralidad mitológica griega, cada una de las tres diosas intentó sobornarlo para que la eligiera: Hera le ofreció poder político, Atenea le prometió destreza militar y Afrodita le tentó con la mujer más hermosa de la tierra, Helena, esposa de Menelao de Esparta. Siendo Paris un joven apasionado, y aunque no se sabe cuánto tiempo meditó sobre la cuestión, terminó por conceder la manzana a Afrodita, raptando luego a Helena y provocando así la Guerra de Troya. 

En Psicología de denomina Pseudología fantástica o mitomanía, a un trastorno en el que la persona afecta miente de forma compulsiva sobre el más mínimo aspecto de su vida con la mayor naturalidad. Hasta no hace mucho se consideraba una entidad clínica independiente, en la actualidad se considera parte de otros trastornos psicológicos, en especial de trastornos de personalidad del cluster B (trastorno de personalidad histriónico, narcisista, límite y antisocial).

A nivel epidemiológico se da aproximadamente en el un por mil de la población infantil y en el uno por ciento de la población adulta y principalmente en varones. Aproximadamente el 60% de las personas mienten entre dos y tres veces en una conversación de diez minutos según una investigación en la Universidad de Massachusetts. Todos los seres humanos mienten durante la infancia para enfrentarse al poder omnipotente del adulto, pero en el pseudólogo adulto esto persiste hasta convertirlo en una forma de vivir.

Que hay debajo de ese complejo de Pinocho o de Pseudólogo?. Generalmente el pseudólogo no acepta su realidad personal, con sentimientos de inferioridad o con una frustración afectiva, que intenta compensar con la mentira, que le proporciona un mundo falso, pero más aceptable a nivel inconsciente que el suyo propio, asumiendo un rol que no le corresponde.

Existen mitómanos muy conocidos como Enric Marco, un sindicalista español, que ejerció como Secretario General de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y como Presidente de la Amicale de Mauthausen de España. En 2005 alcanzó fama internacional, tras descubrirse que había falseado datos de su biografía para aparecer como superviviente de los campos de concentración nazis de la Segunda Guerra Mundial, o el caso de Alicia Esteve, quien cambió su personalidad en el 2003 y se convirtió en Tania Head. Hizo correr que se había suicidado, pero reapareció en Nueva York en el 2011 y dijo estar en las torres gemelas, llegando a representar a una asociación de víctimas de los atentados del 11 de septiembre. También es famoso el caso de quien se hizo pasar por médico e investigador de la Organización Mundial de la salud, Jean-Claude Romand, que tuvo un triste final pues cuando la familia parecía a punto de descubrir la verdad se convirtió en el asesino de su mujer, sus dos hijos y sus propios padres.

Por último, compartir esta reflexión de Mark Twain:” Hay tres tipos de mentiras, la mentira, la maldita mentira y las estadísticas”.

Complejo de Pinocho o del Pseudólogo