sábado 07.12.2019
MEMORIA HISTÓRICA

Una ‘Cápsula del Tiempo’ para el exilio español en Méjico

Está previsto que la Cápsula del Tiempo quede depositada en la Biblioteca Daniel Cosío Villegas de El Colegio de México 
Presidente de México. Lázaro Cárdenas
Presidente de México. Lázaro Cárdenas

La Comisión Organizadora de los actos para conmemorar los ochenta años del exilio español en México y el Ateneo Español de México han puesto en marcha una hermosa iniciativa consistente en convocar a asociados, instituciones, estudiosos y personalidades de todo tipo a depositar un testimonio documental en una ‘Cápsula del Tiempo’ que será abierta cuando se cumplan los cien años del éxodo, es decir, en 2039.

La cápsula consiste en una caja metálica que va a contener testimonios escritos en los que las personas e instituciones participantes expresarán su opinión sobre el significado histórico del exilio español. El objetivo principal es transmitir a las nuevas generaciones la relevancia que tuvo el exilio para México, por la fructífera integración de los refugiados y sus grandes aportaciones en todos los ámbitos laborales, del conocimiento y de la cultura de aquel país; asimismo, se pretende dejar constancia del ejemplo internacional brindado por el Gobierno del Presidente Lázaro Cárdenas al dar asilo a miles de republicanos y sus familias, y enviar un mensaje al futuro sobre la importancia de mantener viva la memoria de aquel doloroso éxodo masivo.

La iniciativa coincide con el setenta aniversario de la fundación del Ateneo Español de México, que me cursó invitación formal y que acepté con gusto. He tenido el honor de haber participado en esta ‘Cápsula del Tiempo’ como también lo han hecho, según me ha informado el Ateneo, el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, el jurista y presidente de FIBGAR, Baltasar Garzón, el presidente de AMESDE, Jaime Ruiz Reig, y representantes del Ateneo de Madrid, la Fundación Francisco Largo Caballero, la Asociación Española de Investigación para la Paz, entre otros.

Del lado mejicano han participado decenas de personas, entre las que destacan el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas (hijo de Lázaro Cárdenas), el senador Martí Batres, el diplomático y diputado Porfirio Muñoz Ledo, directivos del Instituto Politécnico Nacional, de la UNAM, de El Colegio de México y de colegios del exilio español, como el Colegio Madrid.

Las instituciones podían entregar un sobre con objetos, como paquetes colectivos de cartas, archivos digitales de cualquier formato, etc. En el caso de participaciones individuales, se trataba de dejar un mensaje manuscrito con extensión de tres a diez renglones y firma autógrafa, con transcripción tipográfica. En mi texto he rendido homenaje a los más de dos mil españoles que se embarcaron en el vapor Mexique el 13 de julio de 1939 en Burdeos; dos mil patriotas forzados a empezar de cero en una tierra lejana; heroicos combatientes, cargos públicos, maestros, obreros, periodistas y otros muchos profesionales que habían defendido la legalidad republicana frente al golpe de Estado fascista, que habían escapado de la represión y que, desde su desembarco en Veracruz, el 27 de julio, fueron embajada de trabajo y dieron lo mejor de sí mismos en la tierra que les acogió. Sobre aquellos quince días de viaje a través del Atlántico y sobre algunos de los pasajeros insignes del buque versa mi libro “Madrecita: Pasajera del Mexique”, que verá la luz el año que viene.

MEXIQUE. Colección Arturo Paniagua Mazorra.

Está previsto que la Cápsula del Tiempo quede depositada en la Biblioteca Daniel Cosío Villegas de El Colegio de México en una ceremonia que tendrá lugar el viernes 29 de noviembre. La caja quedará sellada hasta su apertura en 2039, como parte de los actos conmemorativos del centenario del exilio español, en la fecha que estimen conveniente tanto la Mesa Directiva del Ateneo Español de México como las autoridades de la institución depositaria.