viernes 06.12.2019
¿ME ACOMPAÑAN A CONOCERLA?

Bratislava, una capital tranquila

Bratislava, una capital tranquila

Bratislava capital de Eslovaquia es una ciudad muy tranquila ideal para pasear y perderse por sus calles y sentarse y tomar un café o una cerveza. Ciudad tradicional con muchos comercios locales y sin el agobio de las grandes ciudades.

¿Me acompaña a callejear por Bratislava y ver sus principales atracciones?


El castillo de Bratislava 

Se sitúa en el centro histórico de la ciudad. El castillo se empezó a construir en el siglo X, en lo alto de una colina rocosa, en una posición dominante sobre el río Danubio. Desde él se ofrece una excelente vista de Bratislava. Actualmente el castillo alberga el Museo Nacional Eslovaco. 

Dentro de los límites del castillo se encuentra también el edificio que alberga actualmente la residencia oficial del presidente de la República Eslovaca. Sus cuatro torres laterales están consideradas como el símbolo de la ciudad.

f10

Ya en el siglo XIX aparecieron los afanes de salvación de las ruinas del castillo, la mayoría de las veces, sin embargo, aislados. Después de la propuesta para usar el palacio del castillo como archivo de la administración o para las facultades de la Universidad de Komenský.

Apareció el interés por demoler el castillo en los años 1936 y 1937, y en su lugar construir el edificio de la administración de la región política de Eslovaquia. Todas esas actividades se frustraron con la desintegración de la república Checoslovaca en el año 1939.

Los habitantes de la ciudad tenían miedo de la destrucción del castillo, que habría significado la ruina de trazo característico del panorama de la ciudad. La presión de los eslovacos por fin desembocó en el año 1942 a una convocatoria internacional arquitectónica. La mayoría de los arquitectos estuvo de acuerdo con la idea de apartar la ruina y su sustitución con la copia abierta o arquitectura nueva.

Todos los diseños se quedaron sólo en el papel y la mayoría aplastante de las discusiones especializadas se inclinaron por salvar el castillo. A pesar de los numerosos esfuerzos que diferían cualitativamente de la simple salvación de las ruinas del castillo, un paso tan serio no se pudo acometer hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. Las estáticas ruinas contrastaban fuertemente con la viva y vibrante ciudad bajo de ellas.

El estudio de la acrópolis del castillo la emprendió en el año 1953. Los trabajos se concentraron en principio en la eliminación de los derrumbamientos, la limpieza del área y la clasificación del material. El arquitecto Piffl averiguó que la mampostería continuaba en buen estado y presentó una proposición para su corrección. Hizo un proyecto de reconstrucción pero imponerlo no era fácil. Finalmente lo consiguió con ayuda del pintor Janko Alexy.

Se decidió completar la reconstrucción del castillo. Tenía ser el parecido al de la época en que fue reconstruido por última vez en el siglo XVIII. En el año 1956, Alfred Piffl, Dusan Martincek y sus colegas, se adhirieron al proyecto de reconstrucción, junto a la investigación arqueológica y arquitectónica. El objetivo principal de las obras se concentró en el palacio, que sería utilizado para la exposición del Museo Nacional Eslovaco. Decisión que se tomó en el año 1964.

La reconstrucción del palacio terminó en el año 1968. Su estética vino de su primera reconstrucción teresiana en el siglo XVIII, junto con adiciones de elementos antiguos y modernos. Los trabajos se prolongaron hasta los años 80 en el siglo XX.

Actualmente, el castillo se utiliza para las exposiciones del departamento de historia del Museo Nacional Eslovaco. Los habitantes y visitantes de Bratislava aprovechan el espacio del área del castillo para pasear, con posibilidad de tener bonitas vistas del centro de la ciudad histórica, del Danubio y parte de la ciudad Petržalka. El castillo de Bratislava fue por su indiscutible aporte histórico-arquitectónico, uno de los primeros monumentos históricos en Eslovaquia, declarado en 1961 monumento nacional cultural número uno.

f8

El Castillo de Devin

Es un castillo situado en Devín situado cerca de la ciudad de Bratislava. Destaca su posición estratégica, teniendo una altitud de 212 metros en la confluencia de los ríos Danubio y Morava, hace que constituya un lugar ideal para una fortaleza.

Su dueño puede controlar la importante carretera comercial a lo largo del Danubio. Desde el Neolítico haya estado habitado, fortaleciéndose su construcción en la Edad del Bronce y en la Edad de Hierro. Más tarde, celtas y romanos construyeron su fortaleza en este lugar. Entre las ruinas de origen romano se encontraron las que constituyen la primera iglesia cristiana al norte del Danubio.

f7

El castillo eslavo fue fundado en el siglo VIII y desempeñó un papel crucial durante las frecuentes guerras entre Moravia y Francia. Después de su construcción, se añadió una iglesia, inspirada en  modelos bizantinos de Macedonia. La iglesia fue también decorada por pintores italianos

Se erigió un castillo medieval de piedra en el siglo XIII para proteger la frontera occidental del reino de Hungría y llegó a ser propiedad de familias de gran linaje. Se le agregó un palacio al castillo en el siglo XV, y sus fortificaciones fueron reforzadas durante las guerras contra el Imperio Otomano. El castillo fue destruido por Napoleón Bonaparte en el año 1809.

f6

A partir del siglo XX, Devín se convirtió en un símbolo nacional para los eslovacos, considerado como el punto más occidental del Reino de Hungría. Su historia ha inspirado a muchos poetas del romanticismo, como el poeta húngaro Endre Ady utilizado como símbolo de la modernidad y la occidentalización en su poema “Góg y Magóg”.

Algunas partes del castillo se reconstruyeron en el siglo XX, de manera que hoy en día el castillo alberga un museo. 

Para entrar en el castillo lo hacemos por la puerta de Moravia, que está construida en piedra, que cuenta además con dos bastiones semicirculares. Esta puerta data del siglo XV y formó parte de la muralla de la época de la Gran Moravia.

Cerca de esta puerta se encontraron numerosas tumbas y también restos de viviendas de los siglos XI y XII. También cabe mencionar que en el siglo XV se construyó en la zona un palacio gótico y un siglo más tarde se le añadió un palacio renacentista. De hecho, aún se conservan zonas abovedadas que albergan en la actualidad algunas exposiciones.

Hay una torre con una almena conocida como “torre de la Virgen”. Una leyenda cuenta que una novia, al enterarse de que su familia mató a su novio y de que querían encerrarla en un convento, decidió saltar desde esa torre para quitarse la vida.

f5

En el puente que hay sobre el foso del castillo encontraremos unas escaleras que llegan a los restos de una antigua torre de vigilancia. Esta torre data del siglo XIII pero fue reconstruida dos siglos más tarde. Desde la explanada en la que se ubica esta torre, tendremos la oportunidad de contemplar una panorámica maravillosa.

La Catedral de San Martín 

Está situada en la frontera occidental del centro histórico de la ciudad debajo del castillo de Bratislava. Es la mayor y  una de las iglesias más antiguas de Bratislava, conocida sobre todo por ser la iglesia de la coronación del reino de Hungría entre los años 1563 y 1830. 

f4La catedral era una simple parroquia en sus inicios y sus orígenes se remontan al año 1100 y con el  transcurrir del tiempo el templo fue sucesivamente ampliado y remodelado.

La catedral de San Martín se erigió a finales del siglo XIII en el lugar donde había una iglesia románica y un cementerio. El presbiterio se amplió en el siglo XIV y luego se agregaron las capillas de Santa Ana y de la reina Sofía. 

Durante la primera mitad del siglo XVIII fue remodelado el interior en estilo barroco. Se le encargó al escultor vienés Georg Raphael Donner la construcción de la capilla dedicada a Juan el Limosnero, que duró entre los años de 1729 a 1732. Es la capilla más apreciada de la catedral por su valor artístico y por su gran decoración  Se hizo en plomo una estatua de San Martín de Tours en el año 1739, que formaba parte del altar mayor pero que hoy está en una nave lateral.

Cayó un rayo en la torre y tuvo que ser reparada en el año 1760. Un incendio la destruyó, en el año 1835 por lo que fue reconstruida en el año 1847. Entre 1869 y 1877 se retiraron los elementos barrocos y el edificio recobró su estilo gótico original.

A partir del año 1563 se coronaron en esta catedral los monarcas del Reino de Hungría, reemplazando a la basílica de Székesfehervar, pues esta ciudad había caído veinte años antes en manos del Imperio Otomano. Maximiliano II de Hausburgo fue el primer rey húngaro en ser coronado aquí el ocho de septiembre del año 1563. En total fueron coronados once reyes y ocho reinas hasta el año 1830.

Se construyó cerca de la catedral una sinagoga en el año 1893, que fue demolida por el régimen comunista en el año 1967 para construir un acceso al Puente Nuevo. Hoy en día una autovía urbana pasa a pocos metros de la catedral.

La catedral tiene 69,37 m de longitud, 22,85 m de anchura y 16,02 m de altura. Consta de una nave central y dos laterales. La torre de la catedral mide 85 m de altura y antiguamente formaba parte de las murallas medievales.

f3

La punta de la torre no ostenta una cruz, sino una réplica de la Corona de San Esteban para recordar que en esta iglesia eran coronados los reyes. La corona dorada sobre un cojín tiene un metro aproximadamente de diámetro y pesa más de 300 kg. No olvides fijarte en el órgano de la catedral.

El interior del edificio está decorado con coloridas vidrieras que le dan una luminosidad especial. Dado que la catedral se construyó encima de un cementerio, debajo hay catacumbas con hasta seis metros de profundidad, que contienen sepulturas de numerosas personalidades y autoridades eclesiásticas, miembros de la familia Pálffy o jerarquías del antiguo Condado de Presburgo. Desde el año 1895 no se han producido más enterramientos.

El altar principal es de estilo barroco realizado por Rafael Donner y que reemplazo al anterior que era de estilo gótico. A finales del siglo XIX este altar barroco fue reemplazo también por uno neogótico. En uno de sus rincones podemos contemplar la  gran cruz barroca que presidía anteriormente el altar

EL PUENTE NUEVO

Es un puente de carretera sobre el río Danubio. Es el puente más largo del mundo que tiene un pilón y un avión atirantado.

Es un puente atirantado asimétrico con una longitud de tramo principal de 303 m, una longitud total de 430.8 m, un ancho de 21 m y un peso de 537 t. Su construcción de acero está suspendida de cables de acero, conectados en el lado de Petrzalka a dos pilares. Hay cuatro carriles para el tráfico motorizado en el nivel superior y carriles para bicicletas y peatones en el nivel inferior.

Desde su construcción en el año 1972, el puente se llamó Most SNP “Puente del Levantamiento Nacional Eslovaco”, aunque localmente se llamó Puente Nuevo. En el año 1993, el Ayuntamiento de Bratislava cambió su nombre a Nový Most o “Puente Nuevo” para unificar su nombre oficial con el realmente utilizado por la gente. 

El puente fue construido entre los años 1967 y 1972. Se inauguró oficialmente el veintiséis de agosto del año 1972, como el segundo puente sobre el Danubio en Bratislava. Una sección importante del casco antiguo debajo del castillo de Bratislava, que incluía casi todo el barrio judío, fue demolida para crear la carretera que conducía a ella. El puente mejoró el acceso entre Petrzalka y el resto de la ciudad. Partes de las murallas históricas de la ciudad fueron desenterradas durante la construcción.

Una atracción especial es la estructura en forma de platillo volador sobre el pilón de 84,6 m del puente, que alberga una plataforma de observación y un restaurante, que desde el año 2005 se llama OVNI. El restaurante sirve cocina tradicional eslovaca e internacional.

Tanto el restaurante como la plataforma de observación ofrecen vistas panorámicas de Bratislava. Se llega a ellos mediante ascensores ubicados en el pilar este, a los que se accede desde los senderos para caminar y andar en bicicleta a ambos lados del puente. El pilar oeste de la torre del puente alberga una escalera de emergencia con 430 escaleras.

La iglesia azul

Este templo católico está diseñado en el estilo Art Nouveau y es un regalo visual, destacando la pintura de la fachada que adquieres distintas tonalidades en su fachada y que se extiende por su tejado y su elevada torre campanario.

Esta iglesia tiene como patrona a Santa Isabel de Hungría, que vivió en el castillo de Bratislava. Esta iglesia fue construida inicialmente para servir como capilla de un instituto cercano.

Este espectacular templo fue inaugurado en el año 1913, en un tiempo en el que Eslovaquía formaba parte del Reino de Hungría, de ahí que su arquitecto sea el célebre Edmund Lechner, una de las grandes figuras del conocido como Movimiento de la Secesión Húngara y que muchos apodan como el Gaudí de Hungría.

f2

El templo se construyó entre los años 1909 y 1913. Está dedicado a Santa Isabel de Hungría, hija del rey Ondrej II de la familia Arpad, que nació en el Castillo de Bratislava en el año 1207.

El color azul tuvo un significado especial en los años del Modernismo europeo e hispanoamericano. Precisamente el estilo art nouveau coincide con esos años, así que no es de extrañar que el azul sea el color predominante en tantas obras artísticas de la época.

La Puerta de San Miguel 

f1Es una de las cuatro puertas que se conservan para acceder a la antigua ciudad amurallada. Es una puerta-torre originaria del siglo XIV de planta cuadrada a la que posteriormente se le añadiría un cuerpo octogonal en lo alto.

La torre cuenta con cuatro plantas que albergan en su interior una sección del Museo de la Ciudad en donde se expone al público la historia de las fortificaciones de Bratislava. Además desde ella puede contemplarse un magnífico panorama de la calle Michalska con sus cafeterías y terrazas.

Formaba parte del sistema de murallas que rodeaba la ciudad y era una de las entradas a ella. Se construyó hacía el año 1300, pero su actual aspecto es barroco y se remonta al año 1758, cuando la estatua de San Miguel y el  Dragón se sitúo en su cúspide.

La puerta de San Miguel formaba parte de la ruta de coronación de los reyes húngaros por esto fue preservada durante cientos de años. Actualmente se encuentra en ella el museo de armas históricas.

Comentarios