#TEMP
martes 24/5/22
MUJERES ECONOMISTAS

Clara Elizabeth Collet (1860-1948) investigadora de las condiciones laborales de la mujer

La economía política y la estadística social centraron sus más importantes investigaciones

Clara Elizabeth Collet nació en el seno de una familia de clase media alta. Su padre era editor de revistas, autor de varios libros y decidido defensor de las causas públicas.Fue amiga en su infancia de Eleanor Marx, hija de Carlos Marx y recibió una excelente educación en idiomas, arte, psicología, matemáticas y economía. Obtuvo la graduación en Economía en 1880 y alcanzó un máster en Economía Política en 1885 siendo la primera mujer en conseguirlo.

Comenzó a trabajar al tiempo que estudiaba y eso le permitió independencia económica, poco habitual en las mujeres de aquella época. La economía política y la estadística social centraron sus más importantes tareas de investigación. Disponía de datos e informaciones precisas gracias a su trabajo en la administración pública inglesa a la que se incorporó en su juventud.Colaboró en la implantación de las oficinas de empleo y en las reformas del sistema de pensiones.

La mayor parte de su trabajo se volcó en el estudio de las condiciones laborales y sociales de las mujeres, la desigualdad de las mismas con los trabajadores hombres y las diferencias dentro de las propias mujeres dependiendo de su edad, actividad o lugar geográfico. De fuertes convicciones reformistas y feministas participó de forma decidida en las luchas por el sufragio universal y la firme defensa de los derechos de la mujer.

Vinculada por amistades familiares con la India, aprendió el indostaní y apadrinó a alumnos destacados de la entonces colonia inglesa como Prasanta Chandra Mahalanobis experto estadístico que formó parte de la Royal Statistical society en 1948, creador de la medida de distancia estadística que lleva su nombre. Influida por los principales economistas de la época, Adam Smith, Stuart Mill y Ruskin, los primeros trabajos de Collet  las realizó durante seis años en el equipo de investigación de Charles Booth que estudiaba las condiciones de laborales y sociales de los trabajadores londinenses.

Su libro Educated Working Women (London: P.S. King and Son, 1902) es un compendio de seis artículos, cinco de ellos publicados en diferentes revistas desde 1891 que parten de los trabajos con Booth y se continúan con la información que manejó Collet desde su puesto en el Ministerio de Comercio.

En estos trabajos muestra su especial preocupación al observar las diferencias salariales entre hombres y mujeres y en general, por las condiciones laborales de las mujeres en el mercado de trabajo de la Inglaterra de final del siglo XIX.

De los ensayos publicados con anterioridad al compendio cabe destacar su artículo titulado The Expediture of Middle Class Working Women publicado en The Economic Journal (vol. 8, nº 32, 1898). Todos sus trabajos posteriores, parten de una análisis profundo de la información que maneja desde la administración pública y fueron publicados en prestigiosas revistas del campo de la economía y la estadística.

Siguiendo la descripción bibliográfica que hace en su trabajo biográfico María Dolores Grandal Martín, se pueden distinguir varias perspectivas en el análisis que hizo Collet de la mujer trabajadora. En primer lugar, desde la perspectiva geográfica que va desde sus primeros trabajos junto a Booth en la zona industrial de Londres y el East End, hasta posteriores  que analizaban el desplazamiento hacia nuevas zonas industriales como Leeds, al norte de Inglaterra. Estudia igualmente las diferencias salariales entre las mujeres jóvenes y las adultas hecho novedoso en la investigación laboral.

Analiza los cambios en el papel de la mujer en la sociedad como consecuencia de la necesidad de mano de obra en las fábricas al marchar los hombres a la primera guerra mundial. No es casualidad que esta incorporación masiva de la mujer al trabajo traiga como consecuencia el reconocimiento del derecho de voto de las mujeres en 1918. La participación masiva de la mujer en el mercado de trabajo supuso un impulso decisivo a sus derechos sociales y ciudadanos. Collet no deja de denunciar las peores condiciones laborales de la mujer sobre la de los hombres también en los momentos de excepcionalidad provocados por la guerra.

A partir del análisis estadístico de información pública analiza la evolución histórica del trabajo femenino en la industria textil del estado de Massachusetts (EE.UU) y en su propio. Demostró los errores de los sistemas de recopilación de información que perjudicaban el conocimiento real de las condiciones de trabajo de las mujeres. Estudió asimismo desde el punto de vista jurídico, el tratamiento laboral discriminatorio con las mujeres casadas en lo referido al reconocimiento de sus derechos.

En otra perspectiva estudia las remuneraciones de la mujer trabajadora, en base a los datos de las estadísticas públicas oficiales contemplando igualmente el destino de su salario, la parte dedicada a manutención familiar y la gastada en otras actividades sociales o culturales que influían en la independencia económica de la mujer.

Escribió igualmente sobre aspectos como las obras de caridad y la filantropía, debates en boga por la creación de organizaciones caritativas que compensaran las enormes desigualdades sociales que generó el capitalismo del siglo XIX y ha tenido su continuidad en el siglo XX en el que se han ahondado las diferencias entre las clases privilegiadas y los más desfavorecidos. Autora de numerosas recensiones de libros de otros economistas merece la pena destacar la referencia a la obra de Harriet Martineau sobre los obreros de las fábricas de algodón de Massachusetts o la del sumario presentado por W.P. Reeves acerca de los salarios de los trabajadores en la colonia británica de Victoria en Australia.

Para concluir cabe destacar la gran importancia que la autora daba a los datos numéricos, a la precisión en los mismos, e la busqueda del acercamiento científico de la realidad social y a su rigor intelectual que respetaba los resultados de su investigación aunque estos no corroboraran sus propias ideas. Fue una defensora acérrima de no tergiversar los datos e interpretarlos de forma rigurosa sin ningún tipo de sesgo ni tergiversación.

Referencias

Maria Dolores Grandal Martín (2007): Clara Elizabeth Collet (1860-1948) y los primeros intentos de cuantificar los salarios de las mujeres trabajadoras. En Perdices de Blas, L. y Gallego Abaroa, E. (Coord.). Mujeres economistas: las aportaciones de las mujeres a la ciencia económica y a su divulgación durante los siglos XIX y XX. Ecobook-Editorial del Economista: Madrid (pp. 259-277).

Para una bibliografía completa. “A bibliografhy of female economic thought up to 1940” Kirsten K. Madden, Janet A. Seiz and Michèle Pujol Routledge 2004.  (páginas 117-120)

Clara Elizabeth Collet (1860-1948) investigadora de las condiciones laborales de la mujer