viernes. 19.07.2024
BARCELONA

Booket Fest, el festival de lectura en formato bolsillo

Un festival que facilita un encuentro entre escritores y lectores y que prima la proximidad, la pasión por la lectura y el fenómeno cada vez más creciente de los bookstagrammers.

Booket Fest
Fotos: Mónica Grau Seto

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Seto | @monmislilith

Elisabeth Baiget Vila | elisabeth_ginger_


Este lunes 1 de julio se ha celebrado la segunda edición del Booket Fest en Barcelona, un festival que facilita un encuentro entre escritores y lectores, organizado por el sello booket de la división Editorial del Grupo Planeta. El formato prima la proximidad, la pasión por la lectura y el fenómeno cada vez más creciente de los bookstagrammers.

El año pasado los autores que inauguraron este evento literario fueron María Oruña, Blue Jeans, Alice Kellen y Megan Maxwell, y este año han pasado el relevo a Carme Chaparro, Andrea Longarela, Manel Loureiro y Alina Not, lamentablemente un incidente con horarios de vuelo impidió que Carmen Chaparro pudiera asistir y hablar de su thriller Delito publicado por Booket.

Los amantes del género negro y el terror pudieron conectar con Manel Loureiro, el gallego se ganó el público con su simpatía y dotes de orador (tal vez por su pasado como abogado), además de ser el reciente ganador del Premio de Novela Fernández Lara 2024 con su libro Cuando la tormenta pase. Loureiro tiene numerosos títulos con booket, entre ellos La ladrona de huesos, un thriller vinculado con un robo en la catedral de Santiago.

En contraste con el suspense, el evento contó con la presencia de dos grandes referentes de novela de romance juvenil, ambas mueven miles de seguidores que esperan sus títulos, por un lado, Andrea Longarela con El faro de los amores dormidos demostrando que hay amores de verano que duran toda la eternidad y Alina Alot con la saga Bad Ash, con historias que atrapan y apasionan. Ambas se sinceraron sobre sus inicios y demostraron la gratitud ante unos lectores cada vez más jóvenes.

Autores booketfest
Autores en el Booket Fest.

Los autores opinan que un festival de estas características es una celebración que demuestra que la literatura llega a todos y une al mundo editorial, autores y lectores. El formato booket permite que las historias lleguen a todos los bolsillos, y como comentaba Alina Not ella se apasionó a la lectura gracias a los libros de Daniel Steel y la colección bolsillo de Agatha Christie de su madre.

Loureiro valoraba que todo movimiento literario y cultural es positivo, pero además el formato booket conecta con los inicios de muchos escritores como él, que fueron adolescentes y se iniciaron en el mundo de la lectura con este formato. Una situación en la  que cualquier lector joven se identificar, por un lado, una oferta y cantidad de libros casi infinita y por otro un presupuesto finito. Por lo que estas ediciones en rústico, en tapa blanda y en bolsillo son la entrada a este mundo literario para muchos y el punto de entrada a esos libros que uno quiere leer. Él se considera animal de biblioteca por acumular libros, y en ella tiene especial aprecio por los libros que más ha releído, que justamente son los de bolsillo.Respecto a la aparición de los libros en formato digital, aunque al inicio parecía una especie de Revolución Industrial al final el formato clásico de papel no ha desaparecido, sino que aún sigue siendo el más vendido.

Andrea Longarela recordó sus lecturas de infancia como Manolito Gafotas, Momo, la Historia Interminable, el pequeño Nicolas o las Crónicas de Narnia, mientras que Loureiro dividía sus libros de juventud en dos categorías, los que compraba nuevos en librerías y los de segunda mano que eran clásicos, además de la fascinación por Stephen King con 13 años y recuerda la lectura de todos sus libros en formato bolsillo.

La presencia de muchos jóvenes lectores, que utilizan sus redes sociales para hablar y difundir títulos o autores que les fascinan, se han convertido en referentes de promoción

booketfest

Uno de los análisis más interesantes fue acerca del fenómeno de los bookstagrammers, ya que hasta hace apenas unos años el mundo editorial tenía la última palabra en que se promocionaba o sería un éxito y era un funcionamiento totalmente vertical. Actualmente la presencia de muchos jóvenes lectores, que utilizan sus redes sociales para hablar, difundir y títulos o autores que les fascinan, se han convertido en referentes de promoción. Un hecho que empezó de una forma natural, como el boca a boca y ha crecido de forma exponencial. Los bookstagrammers transmiten sus emociones tras las lecturas y son prescriptores a través de estas redes, y ahora se ha convertido en un sistema de difusión totalmente horizontal. De hecho, la mayoría de las revistas sobre libros han ido desapareciendo y ahora estas personas han ocupado ese nicho para recomendar y se ha democratizado el sistema. Pero como todo fenómeno hay fases: nacimiento, explosión, saturación y pronto llegará al reajuste, donde los auténticos referentes y enamorados de la literatura mantendrán su viabilidad en el futuro.

Longarela remarcó que es un movimiento importante, porque ayuda a crear comunidad, ya que hasta hace poco el joven lector se veía como alguien más solitario y ahora muchos de ellos van juntos a ferias literarias, clubs de lectura…

El fomento la lectura desde jóvenes debe ser de forma natural y orgánica, desde la escuela o otros ámbitos no se puede hacer lectores obligando a leer ciertas novelas a las que no se sienten afines con 12 o 13 años, por lo que si los alumnos encuentran un sitio amable como puede ser la literatura juvenil, como puede ser el misterio, aventuras y ahora la romántica juvenil y el fantasy son dos géneros que ganan muchos adeptos. Estos jóvenes que empiezan con estos géneros potencialmente serán adultos lectores que abrirán a nuevas temáticas.

Para los escritores las expectativas para conocer a sus seguidores son altísimas, con muchas ganas de estar cara a cara y de forma muy cercana con estos lectores

También se analizó los nuevos subgéneros o etiquetas que se utilizan actualmente, como son el “romantasy”, “Cozy crime”, “grimdark”, “Spicyromance”, y aunque el mestizaje siempre ha funcionado y ha existido, ahora los géneros se fusionan y se aplican estos términos tal vez por el momento de la inmediatez, ya que el público lector busca libros muy similares a alguno que les ha gustado y se rigen con esas etiquetas o hashtags.

Para estos tres escritores las expectativas para conocer a sus seguidores son altísimas, con muchas ganas de este encuentro tan próximo de estar cara a cara y de forma muy cercana con estos lectores, de hacer talleres y poder hablar de forma distendida. Destacando lo especial al ser un encuentro abierto y cercano, alejado de las clásicas conferencias.

El libro de bolsillo es la lectura accesible para todos, por el formato fácil de llevar a todas partes (tren, playa, cafetería...) y un precio asequible para todo el mundo, este formato además se asocia a momentos importantes como pueden ser lecturas de hospital, vacaciones, viajes de trabajo...

Manuel Loureiro además desveló dos grandes proyectos detrás del papel, ya que su saga de terror Apocalipsis Z traspasará la pantalla a través de Amazon Prime Video, y además con la Ladrona de Huesos también hay un proyecto a nivel internacional con nombres muy importantes que participaran en esta historia que se convertirá en serie, por lo que siente que está viviendo el “Sueño Americano”, aunque no pudo desvelar nombres ni hacer spoiler de quien está detrás de ambos proyectos.

El festival celebró en el emblemático espacio de la Fábrica Estrella Damm, con charlas, divertidos photocall, aperitivos, música, encuentro y talleres con los autores y sobre todo, con muchos libros. Una primera parte con un grupo de lectores fieles y luego abierto gratuitamente al resto de asistentes. El Booket Fest ha venido para quedarse y convertirse ya en un festival literario imprescindible.

Booket Fest, el festival de lectura en formato bolsillo