#TEMP
martes. 05.07.2022
MEMORIA DEMOCRÁTICA

50 años de la caída de los sindicalistas de CC.OO. que fueron juzgados en el Proceso 1001

Con motivo del 50 aniversario de dicha detención, Comisiones Obreras junto con el Consejo Económico y Social, la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y el Gobierno de España celebra un acto de recuerdo y homenaje a los detenidos
1001bbb
Manifestación de trabajadores contra el Estado de Excepción, contra el fascismo y a favor de la democracia

El 24 de junio de 1972 fueron detenidos los miembros de la Coordinadora General de CCOO, cuando trataban de celebrar una reunión en el convento de los Padres Oblatos de Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Los detenidos fueron: Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Francisco García Salve, Juan Muñiz Zapico, Francisco Acosta, Fernando Soto, Eduardo Saborido, Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban y Luis Fernández Costilla.

Tras ser interrogados en la Dirección General de Seguridad y pasar por el Juzgado de Orden Público ingresaron en la cárcel de Carabanchel.

Se inició así el Proceso 1001 contra las Comisiones Obreras. La detención tuvo lugar en el declive final de la dictadura; en un contexto marcado por el ascenso de las movilizaciones obreras, a las que se habían sumado las de otros movimientos y sectores sociales, como estudiantes, movimiento vecinal o distintos profesionales, como los abogados.

La respuesta a la creciente movilización no fue otra que el recrudecimiento de la represión, de manera que desde 1970 habían muerto varios trabajadores a manos de la fuerza represora, con motivo de otros tantos conflictos laborales en Granada, Madrid, Barcelona o Ferrol.

Convento de los Padres Oblatos en Pozuelo de Alarcón (Madrid)

El 20 de diciembre de 1973, la dictadura franquista, a través del Tribunal de Orden Publico, inició la vista oral del Proceso 1001 contra las Comisiones Obreras,  que no era otra cosa que el intento de condenar a quienes luchaban por la libertad, la democracia y los derechos de los trabajadores y las trabajadoras en nuestro país.

Aunque se produjeron miles de arrestos y procesamientos en el Tribunal de Orden Público de activistas de las Comisiones Obreras, la detención y procesamiento de los compañeros del 1001 pretendían ser un escarmiento ejemplar con el fin de amedrentar a CCOO, al movimiento obrero y al antifranquismo en general.

La petición del fiscal de 162 años de condena, corroborada por el TOP el 20 de diciembre de 1973 así lo prueban.

Sin embargo, la intensa campaña de solidaridad con los del 1001 hizo que el Proceso se volviese en contra de la dictadura. Los encausados, que el régimen trataba como delincuentes “de mala conducta social”, se convirtieron en un símbolo de la lucha por las libertades. La movilización aumentó. Y en el plano internacional el descrédito de la dictadura se hizo imparable. En ningún país democrático era concebible que se condenase a unas personas por ejercer los derechos fundamentales de reunión y libre sindicación.

Con motivo del 50 aniversario de dicha detención, Comisiones Obreras, junto con el Consejo Económico y Social, la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y el Gobierno de España celebra un acto de recuerdo de aquel hecho y de homenaje a los detenidos.

Se celebrará en la sede del Consejo Económico y Social de España sito en la Calle Huertas 73 de Madrid el 24 de Junio a las 11 horas y contará con la presencia del Ministro de la Presidencia, relaciones con las cortes y memoria democrática Felix Bolaños en representación del Gobierno de España. Contará con las intervenciones del Presidente del CES, Antón Costas, del secretario general de Comisiones Obreras Unai Sordo, de las abogadas laboralistas Cristina Almeida y Francisca Sauquillo y de Nicolás Sartorius en nombre de la dirección de Comisiones Obreras detenida en 1972

50 años de la caída de los sindicalistas de CC.OO. que fueron juzgados en el Proceso 1001