<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022
INFORME DE LA FEDERACIóN DE GREMIOS DE EDITORES

En 2013, descendieron las ventas del libro en papel y aumentaron en e-book

Aunque lentamente, el libro digital va ganando espacio en el mercado editorial. De manera poco significativa, pero constante, va aumentando sus ventas en detrimento del libro en papel. ¿Es la crisis o el cambio tecnológico?

Librerías 5

La venta de libros disminuyó un 9,7 por ciento durante 2013 en España, hasta alcanzar un total de 2.708 millones de euros durante ese periodo, por lo que esta caída se traduce en una pérdida de 291 millones, según muestra el Análisis del Comercio del Libro en España, presentado este lunes por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

Según explicó a los medios el presidente de la FGEE, Xavier Mallafré, estas cifras se suman a las pérdidas de los últimos años y, tal y como refleja este estudio, el sector editorial acumula una caída del 19 por ciento en la última década.

Entre los motivos que explican el descenso respecto a 2012, los editores destacan los efectos globales de la crisis económica, así como el "descenso" y en algunos casos "supresión" de las ayudas a las familias para la adquisición de libros de texto (de 300 millones del curso 2008-2009 a 80 en el curso 2013-2014). Es otra evidencia más de cómo actúan los recortes en educación sobre la industria del libro.

Por otro lado, para la Federación de Gremios la caída del precio de los libros, una reducción del 2,4 por ciento respecto a 2012, junto  a la piratería (con pérdidas de alrededor de 302 millones de euros, según datos del Observatorio de la Piratería y Hábitos de Consumo culturales de 2013) han desempeñado un papel decisivo en ese proceso. Si a ello se añade el brutal descenso de las inversiones en fondos para dotar a las bibliotecas públicas, que se ha reducido en 30 millones de euros desde 2009 en los presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Mallafré hizo también autocrítica reconociendo que el sector precisa impulsar iniciativas dirigidas a "seducir" a todos los lectores potenciales y a adaptar al sector a las nuevas demandas del mercado, para lo que, a su juicio, no han sido lo suficientemente ágiles.

Aunque aún no hay datos definitivos, durante la primera parte de 2014 el descenso es menor y se sitúa entre el cinco y el diez por ciento. Sin embargo, a pesar de la mejoría (muy precaria)  señala que se trata de una pérdida que se acumula a las de años anteriores.

"El descenso de los fondos públicos destinados a bibliotecas está tienendo un efecto más que significativo en los niveles de venta de las editoriales."

En cuanto a los datos del mercado interior, el análisis muestra que el conjunto de las editoriales españolas facturaron un 11,7 por ciento menos que en 2012.

LENTO CRECIMIENTO DEL MERCADO DEL LIBRO DIGITAL

En cuanto al libro digital, el estudio pone de relieve un incremento del 8,1 por ciento, tras alcanzar un total de 80,26 millones de euros de facturación en 2013. A pesar de esta mejora, este modelo de negocio aún supone solo el 3,7 por ciento del total de la facturación del sector, según Mallafré.

Para la FGEE, el libro electrónico aún es un "mercado embrionario". En España, la distribución de este tipo de libros y el modelo de negocio aún se está desarrollando. Respecto a 2012,  el pasado año aumentó la facturación de libros digitales en el campo de la literatura infantil y juvenil, así como en el campo del texto no universitario (docencia de colegios e institutos), que pasó de 21,7 a 23,4 millones de euros.

Otro de los campos en los que aumenta la facturación de los libros digitales es en derecho y ciencias económica. Sin embargo, es en la literatura general en formato digital donde se producen los mayores niveles de piratería, con un descenso de ingresos de 2,5 millones de euros respecto a 2012.

"Es en la literatura general en formato digital donde se producen los mayores niveles de piratería."

A este respecto, el director ejecutivo de la FGEE, Antonio María Ávila, ha señalado que a pesar del pequeño porcentaje que supone en el total del sector, España es el segundo país de Europa, por detrás de Reino Unido, en el que más se factura en este ámbito por delante de países como Francia y Alemania.

En cuanto a los libros de bolsillo, la facturación total sufrió una reducción del 17,5 por ciento respecto a la obtenida en 2012, vendiéndose un 19,9 por ciento menos de ejemplares en ese formato que en 2012.

En relación con el IVA del 21 % que se aplica a los libros electrónicos, a diferencia del cuatro por ciento del resto de libros, la Federación de Gremios de Editores destaca que este es uno de los elementos que bloquea el incremento de las ventas, pero puntualizan que es una medida que viene determinada desde Bruselas y que España no es el único país que aplica un tipo impositivo alto.

En 2013, descendieron las ventas del libro en papel y aumentaron en e-book
Comentarios