miércoles. 21.02.2024
coobys

En estas fechas navideñas, de salida y entrada de un año nuevo lleno de esperanzas e ilusiones renovadas, todos los que disfrutamos de unos días de vacaciones buscamos vuelos baratos para poder ir a conocer nuevos lugares, hacer las compras familiares en sitios de moda o más económicos y cambiar de aires para cargar las pilas cerebrales y poder afrontar 2019 en mejores condiciones físicas y anímicas.

Viajar es vivir. Es disfrutar del presente y acumular recuerdos para toda la vida. Viajar se ha convertido en estas primeras décadas del siglo veintiuno en uno de los objetivos vitales más deseados por los ciudadanos que una vez cubiertas sus necesidades básicas de alimentación, techo y salud, tienen posibilidad de ahorrar lo suficiente para conocer otras culturas, otros paisajes y sobre todo otras gentes con formas de vida y de pensar diferentes.

Según los informes de las autoridades aéreas mundiales el incremento del uso del avión en las últimas décadas le está convirtiendo en el principal medio de transporte entre países y continentes. Se producen al año más de treinta millones de vuelos que transportan a más de tres mil millones de pasajeros alrededor del mundo. La mayor parte de esos vuelos se concentran en Europa, Estados Unidos y China-Japón, obviamente las zonas más desarrolladas del planeta y con mayor poder adquisitivo de sus habitantes.

oobys

Un tema que está sobre la mesa en la actualidad es como se puede disminuir la elevada contaminación ambiental que los vuelos generan debido a las calidades de los combustibles usados por los aviones comerciales que generan altas emisiones de CO2. Los gramos que emite a la atmosfera este sistema de transporte son 285 por pasajero y kilómetro, muy superior a los 68 gramos de un autobús o a los 14 de un tren eléctrico. Estas cifras le convierten en el medio de transporte más contaminante.

Sin duda en el transcurso del tiempo los precios de los vuelos tenderán a encarecerse si se incluyen los costes medioambientales, de los que hasta ahora se han librado las compañías aéreas, en el coste del billete.  Por otra parte estas empresas dependen en sus cuentas de resultados de una manera muy directa de las fluctuaciones de los precios del petróleo y de los combustibles por lo que un encarecimiento previsible de los mismos, incide directamente en los precios de los vuelos. Los esfuerzos de la industria aeronáutica por conseguir aparatos más livianos de peso y con motores que necesiten menos combustible y sean menos contaminantes es el principal reto con el que se enfrentan en la actualidad.

Por todo ello si tenéis oportunidad de viajar en la actualidad conviene aprovechar la situación de precios razonables y ofertas de vuelos que realizan las diferentes compañías aéreas sobre todo en los días y temporadas de menor actividad. La generalización de buscadores y alternativas en internet no debe hacernos ignorar que lo mejor sigue siendo acudir a agencias de viajes especializadas que con su experiencia y conocimiento del sector nos podrán ayudar y orientar en la mejor propuesta de acuerdo con nuestras expectativas e ilusiones. Estas compañías además preparan para fechas señaladas como estas ofertas de paquetes turísticos que además de los vuelos, incluyen alojamientos, restauración,  transportes, guías, etc. que solucionaran todas tus necesidades del viaje, ahorrando tiempo y dinero.

Viajar es vivir. Empieza el nuevo año disfrutando