viernes 22.11.2019

Kumon, la franquicia para emprendedores con vocación educativa

Toru Kumon, profesor de instituto en Osaka (Japón), su ciudad natal, observó que su hijo Takeshi, no desarrollaba todo su potencial en el colegio, comenzó a ponerle una seire de ejercicios diarios para mejorar su rendimiento...

Kumon, la franquicia para emprendedores con vocación educativa

Con este método, millones de niños en todo el mundo, desde 1954 han mejorado su rendimiento escolar

Kumon, ofrece programas de estudios de Matemáticas y Lectura, dirigidos a niños de todas las edades y capacidades, potenciando los hábitos de estudio, la concentración y el autodidactismo. 

Toru Kumon, profesor de instituto en Osaka (Japón), su ciudad natal, observó que su hijo Takeshi, no desarrollaba todo su potencial en el colegio, comenzó a ponerle una seire de ejercicios diarios para mejorar su rendimiento. De ahí pasó a definir su método mediante la repetición de ejercicios básicos de matemáticas tales como la suma, la resta, la multiplicación y la división hasta que se adquiere destreza. Kumon definió destreza como la capacidad de obtener una alta puntuación en una materia en un tiempo definido.

Con este método, millones de niños en todo el mundo, desde 1954 han mejorado su rendimiento escolar.

En la actualidad más de cuatro millones de alumnos siguen estos cursos en los cinco continentes.En España se imparte en más de 230 centros franquiciados y la experiencia de sus alumnos es muy positiva en prácticamente todos los casos.

En nuestro país, más del 30% de los estudiantes no consiguen alcanzar el título de la ESO, el mínimo que existe. Es muy importante abordar el problema en los primeros compases de la enseñanza, es decir antes de los 12 años. Todos los expertos coinciden que el fracaso escolar se combate en primaria. Es imprescindible, la prevención a muy temprana edad de forma que se aborde cuanto antes, cualquier laguna o incomprensión que se produzca en la enseñanza los primeros años.

El objetivo de este sistema de aprendizaje es conseguir que cada niño se convierta en estudiante autónomo

El objetivo de este sistema de aprendizaje es conseguir que cada niño se convierta en estudiante autónomo, capaz de abordar contenidos por encima de los que le requieren en su nivel escolar y construir una actitud positiva ante el estudio.

No hay dos niños iguales. La programación de sus estudios tampoco debe serlo. Los programas son individualizados y permite a cada niño progresar hasta un nivel avanzado a su propio ritmo y desarrollar su potencial de aprendizaje de manera satisfactoria.

Emprender una franquicia abriendo un centro educativo es una iniciativa que contribuye a la mejora de los resultados de los alumnos, tanto en la escuela cara a superar las diferentes pruebas, como posteriormente en la universidad y el trabajo.

Las facilidades y ayudas para poner en marcha una franquicia Kumon son muy importantes. Se facilita asesoramiento, seguimiento del proceso de constitución y continuo apoyo en la gestión, así como garantías de aprendizaje del método y su desarrollo. La inversión inicial que debe realizar la persona que quiera ser franquiciado es muy reducida, del orden de los 400 € más Iva. Todo ello hace que invertir en esta iniciativa sea un éxito seguro. Si estás interesado/a en conocer más a fondo la propuesta pincha aqui.

Los niños reciben formación específica en matemáticas y lectura, pero también construyen otro tipo de habilidades, que les permitirán desarrollarse como personas en el futuro y convertirse en jóvenes responsables, capaces de razonar y con confianza en si mismos.

Sesenta años de experiencia en el sector educativo avalan el método y en la actualidad Kumon es una de las empresas franquiciadoras más exitosas del mundo.

Pasión para trabajar con niños, vocación por la enseñanza y disponer de titulación universitaria son los requisitos que se plantean como necesarios para impulsar un centro educativo.

Kumon, la franquicia para emprendedores con vocación educativa