#TEMP
martes. 09.08.2022

Neumáticos de invierno: Características y recomendaciones

El neumático, producto de alta tecnología, constituye el único punto de unión entre el vehículo y el suelo. Por ello, en invierno se ha de tener especial precaución a la hora de elegir el tipo de neumático para el vehículo.

ruedas

Los neumáticos de invierno se han diseñado para afrontar todo tipo de condiciones climáticas adversas. No sólo la nieve, sino también para proporcionar mayor tracción y agarre en carreteras cubiertas de barro, aguanieve y hielo. Sus compuestos de goma se han creado especialmente para ofrecer un rendimiento superior en carreteras mojadas que, en invierno, no son precisamente pocas.

El portal de neumáticos Cooper Tires nos ofrece una gran variedad de neumáticos, tanto de verano como de invierno, especificando en todo momento las prestaciones que nos puede ofrecer cada tipo de neumático y en qué condiciones es óptimo su uso.

Frente al neumático convencional, el de invierno está especialmente diseñado para rodar en condiciones de extrema dureza, bajas temperaturas y carreteras llenas de hielo o nieve. Para ello presenta diferencias principalmente en la banda de rodadura, incorporando un mayor número de aristas, así como laminillas autoblocantes, capaces de aumentar la adherencia en condiciones extremas. Igualmente los compuestos de goma que se emplean en su fabricación también son diferentes, y de mayor adherencia respecto al neumático de verano ya que estos pierden eficacia a temperaturas de menos de 7 °C.

En España, la legislación española contempla los neumáticos de invierno como una alternativa válida a las cadenas de nieve, tal y como recoge el Reglamento General de Vehículos.

"Cuando sea obligatorio o recomendado el uso de cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberá, bien colocar sobre, al menos, una rueda motriz a cada lado del vehículo dichas cadenas o dispositivos antideslizantes, bien utilizar neumáticos especiales, [...]

Si los neumáticos presentasen clavos, como los usados en pavimento con hielo, éstos serán de cantos redondeados y no sobresaldrán de la superficie más de dos milímetros.

Como los neumáticos de invierno Cooper también se han diseñado para ofrecer un buen rendimiento sobre firmes secos, no olvide probarlos este invierno, independientemente de donde resida. Ya que nunca se sabe dónde puede sorprendernos el mal tiempo, con los neumáticos de invierno Cooper estará perfectamente preparado para cualquier eventualidad.

Es mejor montar juegos completos

Monte juegos de 4 neumáticos de invierno, denominados también M+S. No los combine nunca con neumáticos normales de carretera. Los neumáticos de invierno con tacos también deben montarse en juegos completos. Mezclar este tipo de neumáticos con otros sin tacos puede provocar frenado irregular y respuesta deficiente a la dirección.

Cuidado con la velocidad

Los neumáticos sin tacos deben utilizarse a velocidades reducidas durante los primeros 100 km. Los neumáticos con tacos tardan más en "asentarse"; no circule a velocidades elevadas durante los primeros 300 km.

Índices de velocidad

Los índices de velocidad de los neumáticos de invierno son distintos de los de los neumáticos normales de carretera y, muy a menudo, deberá circular a velocidad reducida. Asegúrese de que conoce el índice máximo de velocidad de seguridad de sus neumáticos de invierno y actúe en consecuencia.

Tacos en carretera

Fuera de la nieve y el hielo, condiciones para las que se han diseñado específicamente, los tacos reducen la adherencia a la carretera y la capacidad de frenado. Por ello, cuando conduzca por carreteras sin nieve o hielo, no rebase los 100 km/h

Mantenga los tacos en "dirección"

Después de un período de uso, los tacos sufren un tipo de desgaste que les hace ser más efectivos en la dirección en la que han rodado. Cuando quite los neumáticos con tacos al final del período invernal, márquelos para que cuando los monte de nuevo pueda colocarlos en la dirección "correcta".

Neumáticos de invierno: Características y recomendaciones