miércoles 17.07.2019

El ‘machine learning’ permite ahorrar hasta un 30% en las facturas de móvil e internet

Gracias a un software predictivo se pueden analizar más de 2.000 variables hasta encontrar la tarifa más barata para cada usuario.

Actualmente, cada español invierte una media de más de 370€ al año en sus servicios de teléfono fijo, móvil e internet. A priori, esta cifra puede parecer dentro de lo esperado, ¿pero es una cifra justa? ¿Pagamos realmente por lo que necesitamos?

Lo cierto es que, habitualmente, no. Elegir la tarifa de móvil e internet correcta entre el gran mar de opciones que se presenta en el mercado puede convertirse en una tarea titánica. Entonces, ¿no es posible ahorrar en las facturas de telefonía?

‘Lo normal es que un usuario contrate una tarifa de móvil y no la cambie durante los siguientes dos años. Puede que incluso la conserve durante más tiempo’ , afirma David Ortega, Director Técnico de Roams.  Y, como es lógico, seguro que sus necesidades han cambiado durante ese periodo. ‘En Roams tratamos esta realidad en primera persona y damos al usuario la oportunidad de encontrar la tarifa que se ajusta realmente a lo que necesita’, incide.

Roams.es se ha convertido en uno de los comparadores de telefonía de referencia en España. Y esto ha sido posible gracias a la tecnología machine learning implementada en su sistema. ‘Lo revolucionario de nuestro comparador es que utiliza un sistema de aprendizaje que le permite obtener la mejor tarifa para cada usuario en función de sus necesidades’, explica Ortega. ‘Gracias a nuestro sistema de comparación muchos usuarios ahorran hasta un 30% en sus facturas mensuales’, asegura.

Y es que si tenemos en cuenta la cantidad de servicios que se pueden contratar y el gran número de compañías de telefonía que hay en España, no es de extrañar que se puedan encontrar mejores opciones de las que tenemos.

Crear sistemas 360 para ayudar al usuario

El comparador de Roams ha llevado un gran desarrollo tecnológico por parte de esta compañía con sello español. ‘Desde el principio supimos que el usuario lo que necesita es una herramienta que encuentre el producto más ventajoso para él, por lo que era imprescindible que este entendiera cuáles son sus necesidades’, confiesa Ortega.

Sin duda, la gran baza de su herramienta es la personalización. Según él mismo, el comparador de Roams es capaz de determinar cuál es la tarifa de telefonía que más le conviene al usuario en función de su consumo. Todo ello con independencia del tipo de servicio que requiera cada cliente: móvil, fijo, internet, televisión de pago o cualquier combinación de ellos. ‘Además, es posible generar un patrón de consumo basado en el consumo estimado del cliente para potenciar la mejor opción de ahorro’, asevera.

Actualmente, este comparador rastrea más de 3.000 tarifas en 1 segundo hasta encontrar las mejores opciones para el usuario. ‘La herramienta las busca por el usuario, se las propone, y luego es él quien elige cuál prefiere, bien sea porque prefiere una compañía a otra o bien porque le convencen más unas condiciones de contratación que otras’, nos informa Ortega. Aún así, son más de dos mil variables las que tiene en cuenta y contabiliza, ya que la casuística es enorme si entramos a comparar las ofertas de móvil, internet, televisión e, incluso, el internet portátil o 4G, con todas sus posibilidades combinadas, que pueden tener operadores como Yoigo en su web.

Tecnología al servicio del ahorro

‘Si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que nos hallamos inmersos en plena revolución post tecnológica’, asegura Ortega. ‘Y digo post tecnológica porque al fin y al cabo los sistemas están ahí. Ahora nuestra labor es mejorar la tecnología, potenciarla y aplicarla como solución a los problemas que enfrentan los usuarios día tras día’, añade.

En alusión al sistema de Roams, lo tiene claro: ‘nuestro objetivo es que el software de Roams sea escalable para poder utilizarlo independientemente del tipo de elementos con los que trabaje’. Y es esto precisamente lo que les permite adaptarlo a otros mercados y sectores en tan solo cuestión de días. ‘Solo hay que adaptarlo a nuevos parámetros de comparación, pero la estructura sigue siendo la misma. Esta es la parte más ventajosa del machine learning, que es capaz de procesar todos los datos con independencia de cuáles sean y seguir siendo operativo, dando en cualquier caso la mejor opción para el consumidor’.

Gracias a la tecnología desarrollada por el equipo de técnicos de Roams, su comparador es igualmente capaz de comparar tarifas de telefonía y cualquier otro tipo de producto o servicio. Al fin y al cabo, la clave radica en entender qué es lo que necesita el usuario y darle la mejor respuesta. Así se abre la puerta a que sea posible ahorrar en multitud de servicios de este tipo, ya sea telefonía, suministros del hogar, seguros o lo que sea.

Comparadores como el de Roams son cada vez más utilizados por los consumidores. De hecho, estos están experimentando un gran crecimiento dentro del mundo digital.  Los usuarios acuden cada vez más a internet para encontrar la respuesta a sus preguntas; Google y el resto de buscadores online se han convertido en una herramienta propia del día a día para las nuevas generaciones; y la compra y contratación de servicios online es cada vez más frecuente.

Envueltos en este nuevo paradigma, el abanico de opciones entre las que elegir es cada vez más accesible para los consumidores. Por lo tanto, el ahorro está más alcance de todos que nunca. ¿Cómo no sucumbir a la comparación para encontrar siempre el producto más barato o con mejores condiciones?

Con técnicas como el machine learning y el big data precisamente lo que se consigue es conocer al usuario para darle un producto ajustado a sus necesidades. ¿Podemos afirmar que, más que nunca, el camino pasa por ofrecer el mejor producto posible y no el que más beneficios reporta a una marca?

‘No acompañar esta nueva realidad solo hará que muchas compañías se queden atrás. Las inquietudes del usuario ahora son diferentes, y nosotros trabajamos para cubrirlas de la mejor forma posible, con transparencia y de forma imparcial, siempre enfocados en la personalización del producto’, sentencia Ortega.