martes 14.07.2020

Llegar a casa y desconectar: La domótica del silencio

No hace muchos años se realizó un estudio en España en el que se consultó a la gente qué era lo que más le molestaba.

Llegar a casa y desconectar: La domótica del silencio

No hace muchos años se realizó un estudio en España en el que se consultó a la gente qué era lo que más le molestaba. Quizás no nos extrañe descubrir que la respuesta más habitual acusaba a los vecinos como la principal fuente de estorbo.

Podemos tomarnos de muchas maneras que los del quinto nos den la lata. Por ejemplo, tenemos la de un súbdito de la China imperial que decidió que lo mejor era dar de su propia medicina a los del piso de arriba. Harto de sus fiestas, su música alta y de que le ignoraran cuando les pedía un poquito de por favor, acopló al techo una máquina de agitar edificios y la dejó en marcha un fin de semana entero.

Estamos hablando de un aparato que suena como un martillo demoledor taladrando el suelo.

Evidentemente, tuvo que intervenir la policía, aunque poco pudo hacer. Nuestro héroe se había ausentado de casa (posiblemente porque el ruido y la vibración eran insoportables) y nadie les abrió la puerta. Además, en fin de semana no hay juez que trabaje, por lo que no lograron obtener autorización para entrar en la vivienda.

La historia tiene un final feliz, ya que los vecinos de arriba cedieron y empezaron a ser más cuidadosos con sus hábitos.

Como técnica negociadora reconocemos que puede ser muy efectiva, pero nosotros apostamos por tomarnos las cosas con filosofía.

Por eso presentamos una serie de innovaciones tecnológicas que están pensadas para que podamos desconectar del mundanal ruido en casa. Y, bueno, de paso, dejar de dar la lata a nuestros vecinos, que tienen el mismo derecho que nosotros a descansar.

Cancelación de sonido

Al mercado han llegado varios productos interesantes y que dan ganas de probarlos inmediatamente.

Muzo, Sono o Quiet On prometen darte una experiencia silenciosa estés donde estés. Se trata de aparatos que logran crear espacios libres de ruido gracias a su sistema que cancela el sonido. Puedes engancharlos a la ventana o llevarlos contigo donde vayas.

Alarma silenciosa

Bien, la intención de esta aplicación no se centra en tu comodidad, sino en tu seguridad. Aunque a nadie le gusta hablar de ello, a veces se dan casos de intrusiones en el hogar o en el negocio con gente dentro.

Tal vez no queramos poner nerviosos a los ladrones y para eso se han inventado las alarmas silenciosas. Fingimos desactivarlas, pero en realidad estamos enviando un mensaje de ayuda y nadie se pondrá nervioso por ello.

En este caso, ha sido Prosegur, líder en seguridad, quien ha desarrollado esta tecnología, pensando en todas las situaciones posibles.

Control de cortinas

En mi opinión, Sonesse no está diseñado porque seamos seres delicados que no soportemos ningún ruido. Más bien se trata de dejar la cortina en el punto que deseamos y, para ser una solución motorizada, es bastante silenciosa.

Asistentes de voz

Y para acabar, un contrapunto. Es verdad que deseamos el silencio al llegar a nuestra casa. Desconectar tal vez no sea un derecho reconocido, pero es una necesidad universal en nuestro mundo estresante.

Los asistentes de voz, como Alexa (Echo), permiten gestionar aplicaciones de organización, productividad y ocio con la palabra. Sirve para añadir algún recordatorio a nuestra lista de tareas, pedirle canciones que se escucharán a través de Spotify o configurar una alarma despertador. Quienes lo compren lo utilizarán mientras estén cocinando o realizando cualquier otra actividad que les impida manejar los controles habituales.

Llegar a casa y desconectar: La domótica del silencio