Lunes 17.06.2019

El impacto del efecto Amazon

Las grandes superficies arruinaron años atrás  ciertos negocios tradicionales, en esta nueva era, las grandes superficies online están hundiendo las pequeñas tiendas online. Esto a quién beneficia realmente, al empresario o al consumidor.

En la última década, los portales de compra online se han incrementado progresivamente, hasta el punto de que ya no hace falta salir de casa para obtener cualquier bien que necesitemos. Amazon destaca como uno de los líderes del mercado, ofreciendo todo tipo de productos con diferentes ofertas. El poder comprar lo que deseamos desde nuestro hogar y a un precio más asequible, ha cambiado por completo la mecánica de la venta al por mayor tradicional, que ahora nota pérdida de beneficios notables.

Por un lado, algunos establecimientos físicos se han visto obligados a abrir una plataforma web desde la que el usuario pueda comprar sin necesidad de ir a su tienda. No obstante, los gastos de envío suelen ser mucho más altos que en Amazon, que en múltiples ocasiones ni siquiera cobra por ello. Esto ha ocasionado que incluso algunos portales online de renombre hayan perdido ventas, pues resulta complicado igualar el modelo de negocio que plantea el grande de Seattle.

Volumen de ventas y margen de beneficios

Amazon tiene un volumen tan inmenso de ventas que puede permitirse reducir precios y obtener ganancias más altas, lo cual resulta un problema para el resto de los vendedores. Para las empresas, sobre todo las de menor tamaño, es complejo reducir su margen de beneficios hasta alcanzar al líder de ventas, puesto que de esa manera no obtendrían lo suficiente para seguir adelante con su negocio.

Otro punto positivo de Amazon es su sección de comentarios, que junto a su efectiva y económica opción de envío rápido (con la que se reciben los paquetes en uno o dos días aproximadamente), ha cambiado el modo de comprar que conocíamos. Si por ejemplo deseamos un dispositivo electrónico, no solo dispondremos de la información del vendedor, sino que tendremos a nuestro alcance una serie de puntuaciones y reseñas de parte del resto de clientes que han adquirido el producto. Así, podremos decidir si parece cumplir con nuestras expectativas y necesidades antes de adquirirlo.  

Las consecuencias del efecto Amazon en bolsa

Este suceso no ha pasado desapercibido en la cotización del Ibex 35, dado que las empresas que lo componen se han visto afectadas por el auge del portal online. Las acciones de Amazon suben como la espuma, rompiendo récords por encima de las expectativas puestas en ellas, por lo que cada vez son más los inversores que deciden retirar sus fondos de empresas españolas y apostar por la plataforma online. El efecto de dicho portal en las finanzas es todavía más visible en Estados Unidos, sobre todo desde que compró la cadera de supermercados Whole Foods el año pasado. Amazon bajó el precio de sus productos drásticamente, convirtiéndose en una pesadilla para los mercados rivales.

Aunque en estos momentos la plataforma domina el mercado, su futuro aún no está decidido. Varias empresas como Ebay o Aliexpress cuentan con un sistema similar al de Amazon que puede mejorar, y los comerciantes más pequeños estudian distintas estrategias para poder hacerle frente. De todos modos, si no se deja superar y sigue ofreciendo ofertas inigualables, continuará estando en lo más alto durante los próximos años.