Martes 25.06.2019
el alquiler en madrid aumentó en 2016 un 10%

La gentrificación y el papel de la tecnología (Generación AirBnb)

Vivimos tiempos de cambios, las nuevas tecnologías están haciendo que modifiquemos nuestros hábitos de alquiler vacacional.

Vivimos tiempos de cambios, las nuevas tecnologías están haciendo que modifiquemos nuestros hábitos de alquiler vacacional. ¿Hasta qué punto están cambiado los nuevos portales online de alquiler vacacional el modelo de ciudad?, ¿Se está poniendo en peligro los alquileres tradicionales?

De un tiempo a esta parte estamos viendo como aumentan los casos de turistas que alquilan los apartamentos para pernoctar a través de plataformas online que ponen en contacto al cliente directamente con el propietario. En muchas ciudades con alta densidad de población esta forma de turismo ha llegado a convertirse en un problema vecinal y de convivencia, sobretodo, en ciertos centros de ciudades que atraen un gran número de turistas.

Pongamos cómo ejemplo Madrid, donde en el último año ha aumentado el precio del alquiler un 10,4% (Fuente: Enalquiler.com)

Vemos como la evolución del modelo de pernoctación turístico, hace unos años eran mayoritariamente turistas que reservaban habitación en un hotel o albergue, esto está cambiando al modelo de alquilar habitaciones o casas particulares por unos días.

Sin título
Posicionamiento de los alquileres turísticos privados en Madrid (Fuente: AirDNA.com)

3
Evolución del número de oferta de alquileres de AirBnb en Madrid (Fuente: AirDNA.com)

La irrupción de estas plataformas digitales ha cambiado el hábito de consumo y ha hecho que los propietarios vean un filón y otra forma de ganar dinero, en la mayoría de los casos consiguen una rentabilidad mayor alquilándolo por días que con un alquiler tradicional.  

¿El problema lo crea la plataforma online?, ¿su modelo de negocio? o ¿la ciudad está permitiendo ese modelo?

No se sabe muy bien cuál o cuáles factores son los que nos están llevando a esta situación, pero estamos llegando a una situación límite en el que hay barrios de Madrid o Barcelona donde hay más pisos ofertados en alquiler turístico que pisos en alquiler tradicional. Esto está aumentando de forma exponencial el precio de los alquileres tradicionales, hay mucha menos oferta y la demanda sigue siendo muy alta, por lo que sólo pueden acceder a alquilar una vivienda las rentas más altas, acelerando fuertemente el problema de la gentrificación. Los centros de las ciudades se vacían y se convierten en parques temáticos para visitantes, las familias trabajadoras se van al extrarradio o a ciudades dormitorio, aumenta el tráfico rodado, los atascos, la contaminación, etc. El modelo de ciudad al que avanzamos no es sostenible.

¿Y qué pueden hacer las ciudades para frenarlo?

Barcelona ya empezó en verano a perseguir a los propietarios que arrendaban sus pisos de forma ilegal sin tener permiso de alojamiento turístico, Y Madrid también ha empezado a perseguir los alojamientos fraudulentos. Pero esto no es suficiente.

El problema también está en nuestro tejado, como ciudadanos, deberíamos recapacitar y pensar si este modelo es el que queremos en un medio-largo plazo, dejar a nuestras ciudades sin vida, con precios inasumibles de alquiler para que unos pocos puedan venir a vivir nuestro día a día un par de semanas al año.

Comentarios